domingo, 9 de octubre de 2011

Todo sobre el cabello

¿Qué hace un buen show? ¿Es el guión, la creatividad en el proyecto, la producción? No siempre los buenos programas tienen rating y hasta las serie más absurdas gozan de popularidad entre la gente. ¿Entonces?... Definitivamente, gran parte de la presión está en las figuras principales porque nadie se sienta frente al televisor para ver a alguien que no le gusta, es por eso que se tiene que aprovechar al máximo las virtudes de los protagonistas. Desde el carisma hasta la reputación, cualquier cosa que llame a la atención debe ser resaltada… aunque muchas veces, el elemento menos pensado es el que se robe la atención, dejando a la historia un “pelo” más atrás.

Raíces grises…

En un principio, Shonda Rhimes consideró darle el papel del doctor McDreamy a Rob Lowe, después de que este lo rechazara, el papel cayó en manos de Patrick Dempsey. Una decisión acertada y es que Dempsey posee una mirada melancólica que hace delirar a todas. Sin embargo, habría que preguntarse si Grey’s Anatomy hubiera tenido éxito con Lowe como protagonista… después de todo, tenía el mismo guión, la misma chispa, menos un elemento importante que ni la misma creadora del drama médico se lo hubiera imaginado. La primera temporada de Grey’s Antomy tuvo un gran éxito y un gran porcentaje se lo debe al cabello de Dempsey. Sí, en serio. Por inverosímil que suene, la cabellera de Dempsey fue lo más llamó la atención, siendo una de las características más destacable del perfecto Derek Shepherd. Después de casi 8 años con el mismo rol, hemos visto distintas facetas del doctor McDreamy, pero en ningún momento pierde el peinado con raya al costado tan característico de él, incluso ahora con un par de mechones de grises que asientan su edad. Todavía, su melena sigue siendo puntos de chistes.


McHair. En sus peores momentos, su marca personal siempre está presente.

Diferentes peinados, diferentes tiempos

Se dice que si se quiere marcar la diferencia en una serie, me explico, si ha pasado el tiempo tácitamente, el mejor modo de marcarlo es con un cambio de look de los protagonistas. Así pudimos ver, 4 años después que todo el grupo de One Tree Hill tenía nuevos peinados; Nathan en su época depresiva dejó de cortarse el cabello y de afeitarse también, Peyton se quitó los rulos, Haley tenía un flequillo y Lucas, un corte que lo enseriaba. Por otro lado, en la segunda temporada de The Good Wife, Alicia mostró que una abogada no siempre es seria y lejos de sus aventuras extramatrimoniales, la galardonada actriz, tuvo un look conservador, peinadita como una buena esposa trofeo, para después soltarse el pelo. Claro que una vez que recuperó su fuerza y templanza, uso su inteligencia para ir al peluquero y aventurarse por un cerquillo con hondas, para darle forma a su cabellera.


Izquierda. OTH temporada 4. Derecha: Temporada 5.


Pero un buen corte pelo no es el único cambio que puede haber. Recordemos que Lexie se tiño de rubia para ser otra y olvidar su rompimiento con Mark, solo para volver a su color original poco después. Del mismo modo, lo hizo Abby Lockhart de ER, aunque en el intermedio también probó el famoso look de Farrah Fawcett en Los Ángeles de Charlie, un corte de cabello que marco una tendencia mundial por allá en los 70’s.

La moda policial

Y ya que hablamos de las mujeres, no podemos dejar de mencionar todo el proceso por el que las policías femeninas pasan. Parece que trabajar rodeadas de puro testosterona es contagioso, pues la mayoría de detectives comienzan con un estilo poco femenino: cabello corto, trajes de sastre y poco maquillaje. Así hemos visto a Olivia Benson de Law & Order SVU con el peinado honguito hasta con la melena larga para nuevamente verla con su típica reducida cabellera, esto ha fluctuado durante 12 años, mientras que Eliot Stabbler siempre conservó su corte casi militar. Otro ejemplo es la primera temporada de Castle, la detective Beckett copio el corte perenne de Benson. Al principio no entendíamos bien qué fue lo que Castle le vio, porque la mujer se veía demasiado incomoda en su propia piel pero ya en la cuarta temporada, la detective parece haber encontrado el estilo capilar apropiado.


La metamorfosis de Becket. Como el mismo Castle lo dijo… “hablando de cabello, hola, Beckett”.

La maldición

Hay que pensar bien en los cambios radicales, Olivia y Beckett tomaron su tiempo en acertar con su look definitivo. Por otro lado, cuando Felicity decidió despojarse de su esponjosa cabella inició una extraña maldición. Bueno, la verdad es que su drástico corte fue la excusa perfecta para justificar la baja en su audiencia. Exacto, simplemente se culpó al cabello y no a la mala historia. Desde entonces, ninguno de los productores les tocó un pelo a sus protagonistas por el miedo que suceda lo mismo. Literalmente fue el corte de cabello de polarizó la historia en la televisión, los foros discutían por qué Felicity haría algo así. El productor y creador de Felicity, JJ Abrams, explicó que en la universidad, uno experimenta y que el corte era parte del cambio físico y mental por el que el personaje de Keri Russell estaba pasando. ¿Floro barato? Sí, yo también pensé lo mismo. El verdadero culpable: Ben. En fin, el cabello de Felicity volvió a crecer pero el rating no, siendo cancelado poco después. El lado bueno es que aun se teme a la maldición del corte del cabello radical ante cámaras.


¿Injusto? Felicity tuvo varios peinados durante sus 4 temporadas pero sólo uno causó tanta polémica.

Marcando tendencias

La segunda y tercera temporada de Friends posicionó un nuevo estilo de moda, un peinado tan popular que se quedo con el nombre propio del personaje. “The Rachel” definió la década de los 90’s y hasta el día de hoy la gente todavía pide ese corte, aunque gran parte de los noventeros prefiere olvidar esa tendencia. En una entrevista, Jennifer Aniston admitió que no le gustaba “The Rachel” porque se veía un poco tontito y ridículo. Del mismo modo, también confesó que el corte se hizo para marcar la personalidad de Rachel. Hay que admitir que “The Rachel” se encuentra dentro de la historia de los look más grandiosos de la televisión, junto a los peinados de Los Ángeles de Charlie. Además, un millón de mujeres en 90’s fueron a los salones de belleza a hacerse el corte “The Rachel”.


Perlas de los noventas: además de The Rachel, la reducción de cabello de Gabrielle de Xena, la princesa guerrera, también causo conmoción y no podemos dejar de mencionar el frondoso peinado de Peg Bundy de Casados con Hijos.

Estilos masculinos

Los hombres no pueden ser tan osados como las mujeres, por eso si encuentran un look que les asientan, prefieren no tomar riesgos. Así, Nathan Fillion sigue usando su raya al costado desde Two guys and a girl hasta Castle. Otros prefieren dejar de afeitarse, generalmente para marcar un cambio, como ya dije en su etapa depresiva, Nathan estaba postrado de una silla de rueda con una barba no muy higiénica que digamos, igual Carter que se fue a Africa y a su retorno se olvidó de la Gillette por completo, tampoco podemos dejar de mencionar a Ted que se dejó la barba después se rompimiento con Robin y así los ejemplos continúan y continúan…


Obviamente en la isla no había forma de afeitarse, por lo que las semi-barbas de los chicos en Lost eran aceptables.


Cabe destacar que hay muchos estilos y cambios de looks en las series, tanto en hombres y en mujeres, pero algo está claro, otro factor que los productores deben considerar es vello capilar, después de todo, acabamos de comprobar que todo se trata del cabello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario