sábado, 29 de junio de 2013

#LoveisLove: las mejores parejas gays de la televisión




13.- Bob y Lee (Desperate Housewives)

En una serie que tenía como principal atractivo la extravagancia, Bob y Lee era la pareja cuerda en el vecindario “ejemplar”. Lo bueno de que hayan sido los secundarios es que sólo fueron testigos del drama, y jamás tuvieron grandes problemas  pero sobre todo nunca fueron personificados como desesperados. Hasta podría decir que su amor y fidelidad, era una lección para los demás. 

12.- Jack y Doug (Dawson’s Creek)

Durante toda la serie Pacey vaciló a Doug por su sexualidad, aunque recién se confirmó su homosexualismo cuando en el último capítulo se reveló que era la pareja de Jack. Es bizarro que durante toda la serie estos dos no hayan interactuado, pero bueno… después de la muerte de Jen, ambos adoptaron a Amy (la hija de Jen) y la criaron como si fuera suya.

11.- Carol y Susan (Friends)

Después de Ross y Rachel, Mónica y Chandler, una de las parejas más carismáticas de Friends, fueron la exesposa de Ross, Carol y Susan. Recuerdan cuando Carol le dijo a Ross que pronto encontraría la mujer de su vida y Ross le respondió: “es fácil para ti decirlo, tú ya la encontraste”. Pues es verdad, Carol tuvo suerte de establecerse con Susan, tomando en cuenta estuvieron más tiempo juntas que todas las relaciones en la misma serie entre rompimientos y hook ups.

10.- Bryan y David (The New Normal)

Para Ryan Murphy no existen las relaciones saludables, por eso en esta comedia ligera, la pareja principal eran dos hombres contrarios opuestos pero complementarios. Bryan era el gay extravagante y mientras que David era el neurótico reservado. Entre los dos se compensaban y nivelaban sus ridiculeces o dramas, por así decirlo. No obstante, lo destacable es que ambos eran un equipo ante todo. En el capítulo final de The New Normal, obtienen todo lo que desearon desde  el piloto; su bebé, además, formalizaron su unión, casándose. 

9.- David y Keith (Six Feet Under)

David y Keith tuvieron una relación tan tumultuosa y tóxica. Fue un largo camino para que entendieran que el amor no significa dolor ni masoquismo, porque lo que sí sabíamos era que pese a sus acciones, se amaban muy profundamente. Por eso al final se quedaron juntos y adoptaron dos hermanitos. Sin mencionar que continuaron con la tradición de Fisher and Sons.

8.- Kevin y Scotty (Brothers and Sisters)

De 5 hijos, uno tenía que ser gay. Kevin y Scotty se  enamoraron, se casaron y formaron parte de una de las familias más complicadas en la televisión. Tuvieron sus altos y altibajos pero supieron superarlos, todo para convertirse en buenos padres y esposos.

7.- Tara y Willow (Buffy)

En la cuarta temporada, Willow cae bajo el embrujo de Tara o mejor dicho, descubre que le gustan las mujeres. Willow ayudó a Tara a superar sus inseguridades y Tara ayudó a Willow a ser una mejor bruja y si no fuera porque Josh Whedon odia el amor, se habrían quedado juntas para siempre pero Whedon mató a Tara. ¿por qué? Josh Whedon odia el amor.  

6.- Naomi y Emily (Skins)

Naomi y Emily marcaron un hito como pareja lésbica en una serie juvenil. Ambas personificaron de un modo realista la confusión y rebeldía que se siente en el momento de descubrir que eres diferente a los demás y tienes que luchar contra el qué dirán. Quizás no sean el mejor ejemplo de una relación saludable pero juntas se hacían se sentían menos solas en el mundo.

5.- Mitchell and Cameron (Modern Family)

Para muchos la mejor pareja gay de la televisión, aunque yo lo colocaría en la categoría de la mejor pareja gay cómica de la televisión. Sí, son adorables  y neuróticos alrededor de su hija pero eso no significa que sean la mejor.

4.- Blaine y Kurt (Glee)

Glee tiene un problema de continuidad en las historias que quiere escribir y en los personajes que busca desarrollar, sin embargo, hasta la tercera temporada Blaine y Kurt hacían formaban parte de una de las mejores parejas en la televisión. Era prácticamente la historia perfecta; de amigos a novios enamorados, pero hubo un momento en que la devoción a esta pareja se volvió un fanatismo extremo. En la cuarta temporada, Blaine engañó a Kurt y para el final de la temporada y pese a no estar con él, Blaine estaba obsesionado con pedirle matrimonio a Kurt, y digo obsesionado porque en el mismo capítulo podemos ver la ansiedad del hombre por poseer a su ex en un modo casi enfermizo.  No obstante, también hay que mencionar que Blaine y Kurt son una de las parejas más las representativas del mundo homosexual.

3.- Bette y Tina (The L Word)

La primera serie que giraba en torno al mundo lésbico, nos presentó a Bette y Tina, una de las parejas más fascinantes de la televisión. Claro, tuvieron sus problemas, sus dramas y sus prolongadas separaciones pero siempre encontraban un modo de juntarse de nuevo. En la segunda temporada tuvieron una hija llamada Angelica, a quien mantenían al margen de sus dilemas pero que también fue la prueba de su amor.

2.-Will y Vince (Will & Grace)

Will besó muchos sapos antes de encontrar el verdadero amor en un policía medio tonto, pero completamente devoto en la relación. Finalmente, Will se estableció y hasta adoptó un hijo con él llamado Ben. 

1.- Arizona y Callie (Greys Anatomy)

No conocemos el futuro de esta pareja pero Callie y Arizona son (o fueron) una de las más estables de Grey´s Anatomy y eso ya es todo un honor. Antes de la infidelidad de Arizona en la novena temporada,  ya habían sobrevivido una separación por no querer cosas iguales, después vino el tiroteo, luego embarazo no planeado, y finalmente un accidente aéreo que produjo una amputación y el estrés post-traumático de la misma. Pese al drama, Arizona y Callie son uno de los mejores ejemplos en cuanto a parejas televisivas. Shonda Rhimes sabe cómo escribir a los personajes y hacer que nos enamoremos de ellos, sin embargo, la creadora de Greys Antommy aprovecha para hacernos reflexionar un poco también. Sobre todo cuando se trata de las relaciones homosexuales y sus derechos. Si bien es cierto, en esta serie medica la mayoría se ha casado, separado, divorciado y casado de nuevo, en la séptima temporada pasada, Callie y Arizona oficializaron su relación, el mismo día que Meredith y Derek. Según la opinión de John Kubicek de Buddy TV, Rhimes dio un perfecto argumento para el matrimonio gay, puesto que aunque Derek y Meredith se aman, su boda solo fue un trámite que tuvieron que realizar para poder adoptar a Zoila mientras que, Callie al principio no quería casarse porque “no era una boda real” o por lo menos no era considerada así por su familia, una yuxtaposición que Shimes resaltó en más de una oportunidad. Entonces, después de que Callie se dio cuenta que no importa lo que piensen los demás se casó con su adorada Arizona, en una pomposa y cálida ceremonia precedida por Bailey, algo que contrastaba mucho con la fría unión civil entre Meredith y McDreamy frente a un juez. Han pasado un par de años desde ese capitulo, White Wedding, pero recién esta semana se legalizó el matrimonio gay en varios estados de EEUU, después de una larga batalla. Para mí, la institución jurídica del matrimonio no es más que un contrato formal entre dos personas, como lo mostró Shonda Rhimes, porque lo que realmente importa es el amor en cualquiera de sus formas.

Mención honorable: Silvia y Pepa (Los Hombres de Paco)          

Pepa fue el primer beso de Silvia así que cuando se volvieron a ver, se dieron una oportunidad. Pese a los diferentes que eran, Pepa casi nunca pensaba en las consecuencias de sus actos y Silvia era engreída y orgullosa, lograron hacer que su relación funcione, Silvia le pide matrimonio a Pepa y ella acepta. Se casaron por un par de horas, al menos, porque fueron atacadas por la mafia italiana. Una de las balas atravesó el hígado de Silvia y así murió en los brazos de Pepa. Hay que recalcar que la historia de Pepa y Silvia es una de las más tiernas en LHDP, además, los monólogos que escritos en la serie son destacables y el que Silvia dice antes de la noche de su boda, sin saber lo que sucedería, con una canción de fondo precisa es simplemente invaluable y la pura definición del amor.
 

lunes, 17 de junio de 2013

The (OC) Fosters



Últimamente parece que los guionistas y los productores están perdiendo su creatividad o tal vez les gana la floja y prefieren dárselas de seguro y en lugar de arriesgarse con algo novedoso o revolucionador, utilizan una vieja historia cambiando un par de detalles para hacerlo pasar como “nuevo”. No estamos hablando de un remake o de un spin off, creo que la única forma en que podemos clasificarlos es decir que son  tramas reciclados”. Esto es exactamente lo que me pasó cuando vi el piloto de  The Fosters, la nueva serie de ABC family, que más parece la versión alterada de The OC.


The Fosters se estrenó el 3 de junio por ABC Family
¿Los Gaydy bruch?

Quizás lo llamativo de The Fosters es que producida por la megaestrella Jennifer Lopez, después de esto, la premisa no produciría atención si no fuera porque se tratara de una pareja lésbica interracial que tienen tres hijos (uno biológico y los mellizos adoptados) y que además, acogen a una adolescente problemática.


 Al parecer, la productora de la J.Lo, Nuyorican Productions, ha decidido tomar el drama de The Oc y añadirle ciertos elementos de  Modern Family, The New Normal  y por último, the Brady Bunch.

Lo cierto es que, pese a tener una “controversial” pareja de lesbianas como madres y una familia donde la diversidad es lo que prima, The Fosters  es una serie familiar donde la homosexualidad de los padres no es el drama principal, de hecho, ese tema ni siquiera es parte del drama, lo que es un respiro para los televidentes. En ese aspecto, no es la clásica historia de la madre que descubre que es gay y los hijos que luchan con la aceptación de su sexualidad. (Hell) No, estamos en el siglo 21, aquí, los hijos conocen perfectamente a sus madres y hasta defienden su posición. Sin embargo, en cuando originalidad, ahí muere la serie.


The Fosters - Adams
The OC –San Diego

Un joven problemático llega a un hogar “acomodado” a cambiar la dinámica familiar. ¿Suena familiar? ¿El fantasma de Ryan Atwood?  En este caso, no se trata de un joven si no de una jovencita, Callie, que bien podría ser la versión femenina Ryan de The OC;  parca, introvertida, cerrada, pero que en el fondo tiene un buen corazón.  Mientras que Lena (Sherri Saum) es la Sandy Cohen que llevó a Callie a la casa Fosters-Adams. Por su lado, Stef (Teri Polo) tuvo la misma reacción que la de Kristen Cohen cuando Sandy llevó a la casa a Ryan, sólo que en esta oportunidad, a Stef sólo le tomó 45 minutos aceptar que  Callie se quedara, por lo menos, por un tiempo en su casa. Recordando que Kristen se demoró un poco más. Y por supuesto, no podemos hablar de The OC sin mencionar a Seth y The Fosters también tiene algo así como una versión beta de Seth, este sería Brandon, el artista de la familia que quiere hacer lo correcto, qué importa si eso significa meterse en problemas.


Brandon y Callie. Algunos quieren ver una posible relación pero vamos, si van a ser hermanastros eso sería puaj.

Si esta comparación es acertada, durante la primera temporada, veremos como Stef va a encariñándose con Callie y como ella se meterá en problemas, sólo para ser rescatada por su nueva familia en asociación de sus nuevos “hermanos”.


Todos los Fosters.
Los mellizos y el ex…

Por supuesto, The Fosters no gira sólo entorno a la nueva chica, también tenemos a los gemelos, Jesús y Mariana, cuya historia previsible fue fácil de leer en el primer bloque. Mariana quiere contactarse con su madre biológica a espaldas de sus madres, y Jesus es el típico hermano protector que primero quiere acompañarla para darle seguridad y después, le llama la atención cuando se da cuenta que la mamá biológica sólo la está utilizando para sacarle dinero.   


 Stef y los mellizos.

Por último, encontramos a Mike, ex esposo de Stef, padre de Brandon y ahora compañero de Stef… ¿quién sabe lo que realmente aporta en la serie o sus verdaderas razones para trabajar junto a su ex? ¿Realmente los guionistas van a jugar la carta del ex entrometiéndose en la pareja sólida? Lo cierto es que Teri Polo ha descartado reconciliación o romance entre Mike y Stef, un punto a favor para esta nueva serie que intenta alejarse de este conocido cliché de la lucha del ex con la actual pareja. 

 Mike...

Esta es una serie familiar, por eso The Fosters pretende resaltar los valores, la unión y la complicidad entre los hermanos y las madres. Entonces, ¿The Fosters merece ser visto? Supongo que tiene su lado bueno, la dinámica es jovial, los hijos no tienen mucho de especial pero tampoco son insoportables ni perfectos como en otras series, Lena y Stef son las típicas madres gallinas, y por las declaraciones de Polo, los guionistas pueden sorprendernos con la dirección que deseen tomar…   


Aparte que siempre queda la curiosidad de ver si es que la diva del Bronx hará un pequeño cameo.


La crisis de la televisión

Sin embargo, The Fosters es la perfecta prueba de que la industria televisiva está jugando a lo seguro. Gran porcentaje de las series a estrenarse en este año son la recuperación de éxitos preexistentes del pasado, plagados de nombres de recocidos actores sin mucha inversión en la innovación televisiva. Desde remakes, Killer Woman – versión estadounidense de serie argentina Mujeres asesinas - Tomorrow People –serie original británica- y Mistresses - una burda copia sin gracia de lo que fue la versión inglesa. También tenemos Spin off, Chicago PD y Once Upon a time in Wonderland,  hasta adaptaciones de películas al formato televisivo como es el caso de About a Boy, Dracula o Sleepy Hollow, e incluso la resurrección de series desaparecidas como 24.  Parece que está de moda, aprovecharse de lo que ya funcionó antes.
 

sábado, 1 de junio de 2013

La vida después de Roswell




9.- Adam Rodríguez

(Jesse Ramírez en Roswell)
Adam Rodríguez participó en la última temporada de Roswell como el interés amoroso de Isabel. Previamente, participó en CSI como Eric Delko, más adelante se desarrollaría el spin off CSI Miami, en donde el personaje de Rodríguez tomó mucha más importancia. También vimos su lado cómico en la versión americana de Betty, la fea. Y el año pasado nos sorprendió a todas al participar en Magic Mike.

8.- Majandra Delfino

(María DeLuca en Roswell)
María DeLuca era el personaje más talentoso e inquieto de Roswell e incluso se animó a cantar en un par de episodios. La actriz Majandra Delfino participó como invitada especial en un par de series luego de Roswell y hasta lanzó un par de discos. Delfino logró obtener un rol en el spin off de The Office, the Farm, aunque el piloto no tuvo éxito, el capitulo se pudo ver en la última temporada de la comedia. Según IMB, Majandra participará en Friends with Better Lives a estrenarse en setiembre. 

7.- Jason Behr

(Max Evans en Roswell)

Antes de protagonizar Roswell, estuvo como actor invitado en Dawson’s Creek y en Buffy. Al terminar Roswell se alejó un buen tiempo de la televisón. Probó suerte en el cine sin muy buenos resultados. De hecho, la única película destacable es The Grudge, donde compartió roles con Sarah Michelle Gellar. El año pasado lo vimos como Damien Fontleroy en Breakout King y recientemente, E! reportó que él y su esposa, la actriz  KaDee Strickland (Charlotte de Private Practice) están esperando su primer hijo. Sí, Max Evans y Charlotte King van a ser padres! 

6.- Katherine Heigl

(Isabel Evans en Roswell)

Katherine Heigl pasó de extraterrestre a doctora en la televisón y sólo tuvo una pequeña variación en el nombre de su personaje, de Isabel a Izzie (freaky). Luego de su abrupta salida del drama médico Grey’s Anatomy, Heilg se concentró en su carrera fílmica. La reconocida actriz parece estar encasillándose en las comedias románticas, aunque sus últimos filmes no los han visto ni los propios productores.

5.- Nick Wechsler

(Kyle Valenti en Roswell)

Nick Wechsler hizo del prejuicioso pero noble Kyle Valenti y del hijo del sheriff pasó a un vengador. El actor ahora es Jack Porter en Revenge. Entrando en su tercera temporada y después de haberlo perdido todo, será interesante ver como Wechsler canaliza en Jack, la verdad de Amanda/Emily.

4.- Emilie de Ravin

(Tess Harding en Roswell)
Oh, como odie a Emilie de Ravin pero sólo porque Tess Harding era el mayor obstáculo entre Liz y Max. Después de Roswell, Emilie cayó en un pequeño proyecto que revolucionó la televisión: Lost. De Ravin le dio vida a la difícil Claire Littleton, personaje que la inmortalizado en el mundo geek. Actualmente la podemos ver en Once Upon a Time como en una versión diferente de Belle.


3.- Brendan Fehr

(Michael Guerin)

Este guapo canadiense interpretó al rebelde Michel Guerin y al terminar Roswell hizo un par de películas. Además también estuvo como actor regular en CSI Miami como Dan Cooper recentrándose con su antiguo compañero Adam Rodríguez. Fehr también pasó por Bones donde interpretó al hermano menor de Booth, el sexy Jared. La última vez que lo vimos fue en Nikita como Stephen.

2.- Shiri Appleby

(Liz Parker en Roswell)

Shiri Appleby  no parece envejecer aunque pasen los años. Un tiempo después de Roswell, volvió a protagonizar una serie, pero esta vez como la madre de una jovencita. Si bien es cierto Life Unexpected fue cancelada rápidamente, Shiri no se apartó mucho de la televisión. El año pasado le vimos en Girls y en Chicago Fire.

1.- Colin Hanks

 (Alex Whitman en Roswell)

Colin Hanks es el hijo del legendario actor Tom Hanks, pero no necesita valerse de su apellido para conseguir trabajo. Ha participado en un sin número de películas, principalmente juveniles, además, de muchas series. Quizás el rol que hizo que dejemos de verlo como un chico bueno fue el del asesino en serie Travis Marshall, el némesis de turno de la temporada 6 de Dexter.

Mención Especial: David Conrad – Julie Benz

(Daniel Pierc y Kathleen Toplsky en Roswell)

David Conrad hizo del agente del FBI Daniel Pierce en Roswell, pero es más recordado como el co-protagonista de Jennifer Love Hewitt en Ghost Whisper.  Mientras que Benz solo participó en 7 episodios, aunque no necesita que la reconozcamos en Roswell, la actriz ya está inmortalizada como Darla gracias a Angel, como Robin Gallagher por Desperate Housewives, y como la esposa de Dexter, Rita Morgan. Este año retornó a la tv en la serie de ciencia ficción Defiance en donde le da vida a la Mayor Amanda Rosewater.

El drama alienígena



Subamos en la máquina del tiempo y retrocedamos 11 años para recordar una serie de culto, cuyo mérito máximo fue la presión que los fanáticos ejercieron sobre la CW y la UPN, enviándoles botellas de tabasco para logar una tercera temporada y así cerrar su historia. ¿Lo anecdótico? ¡Lo consiguieron! Estoy hablando de Roswell, un programa que marcó mi adolescencia más por el elenco que la historia en sí, pero que cada cierto tiempo vuelve a mi mente cuando escucho una buena noticia de sus protagonistas.


Roswell se estrenó en el 99 y terminó en el 2002 en su tercera temporada.

Roswell y sus alienígenas

Basado de uno de los lugares más míticos y en uno sucesos inexplicables de la historia estadounidense, Roswell narra la vida de 4 alienígenas que llegaron en una nave espacial que se estrelló en el pueblo del mismo nombre en el 47. Desde el comienzo, sabemos quiénes son los extraterrestres ya que ellos mismo están conscientes de su realidad, aunque después conoceremos parte de su vida en el otro planeta. La serie estuvo encabezada por Jason Berh quien le daba vida al enigmático y reflexivo Max Evans, Katherine Heigl interpretaba a su hermana Isabel y Brendan Ferh era Michael, el epitome de la rebeldía hecho hombre. 


Michael, Max e Isabel. 

Los tres tienen una vida relativamente tranquila hasta que un día, Liz (Shiri Appleby) es herida en un asalto en su restaurante y Max la cura, con exponiendo sus poderes y al mismo tiempo, creando una historia de amor imposible entre la humana y el alien que tendría un camino tortuoso hacia la felicidad. Quizás la serie no tenía la mejor premisa, ni las historias en general eran la gran cosa pero su elenco era una mina de oro, algo que ahora podemos comparar a más de 10 años de su final.


Liz y Max… y la clásica historia de mi novio es un extraterrestre.

Otra clase de amores improbables

Después que Max revivió a Liz,  los dos se fueron conociéndose un poco más hasta llegarse a enamorar pero ellos mismos se frenaban pues, Max era un extraterrestre y Liz sólo quería tener una vida normal o lo más normal que podía tener después de casi morir y descubrir que fue rescatada gracias a un alienígena. Mientras ellos vivían sus dramas, por otro lado Michael, que tiene que ser otros de los personajes más complicados de la televisión, se juntaba con “espíritu libre” María (Majandra Delfino), la mejor amiga de Liz. Una relación mucho más explosiva que la de los protagonistas, que aunque tenía mucho amor, era demasiado compleja, pues, María buscaba que Michael se abriera con ella, pero él sólo vivía en sus traumas infantiles y buscaba respuestas sobre su existencia.


Michael y María, los opuestos realmente se atraen…

La tercera alienígena en cuestión, Isabel encajaba perfectamente en el cotidiano pueblo de Roswell. De algún modo, la rubia despampanante termina relacionándose con Alex, otro de los amigos de Liz y María. Las cosas se complican más cuando la llegada de Tess, quien además de ser alienígena parece recordar sucesos de significativos de su vida previa en un planeta llamado Antar. Resulta que Max era el rey de Antar y Tess, su esposa, mientras que Michel era su jefe en comando y estaba casado con Isabel. Los 4 son híbridos, la mitad de ADN extraterrestre y la otra mitad humana y tienen la misión de retornar a Antar para enfrentarse a Kivar, el enemigo de Max. 


En realidad nunca llegamos a conocer al verdadero Kivar, pero sí a los otros enemigos que incluyen las “Pieles” y agentes del FBI obsesionados con extraterrestres.

¿Fenómeno televisivo o fortuito?
 
La serie Roswell está inspirada en el libro Roswell High escrita por Melinda Metz y editado por Laura J. Burns, quienes trabajaron también en el proyecto televisivo. Originalmente debía mantener su título pero por la CW decidió reducirlo a sólo Roswell. Por supuesto, ahora al volver a ver la serie, puedo ver que se trataba de un simple drama juvenil con elementos de ciencia ficción, una fiebre televisiva  que no conquistaría a la audiencia geek actual.  



La popularidad de Roswell residió en su joven elenco.

En resumen, Roswell era la historia de amor de Max y Liz, y desarrollaba un trama cuyo principal lleno de enemigos, terceros en discordias, crisis existencias e infidelidades para mantenerlos separados. También era la serie de María DeLuca, quien quizás sea la primera hipster en la televisión, que le robaba las escenas y el protagonismo a Liz y Max cuando estaba en el mismo lugar con Michael. Pese a todo eso, al final, el pequeño grupo huye del pueblo hacia la felicidad. Roswell no marcó un hito televisivo, pero tenía un algo que lo hacía especial... quizás nunca más volvamos a tener extraterrestres tan atractivos como complicados.