lunes, 18 de junio de 2018

#Timeless: De cómo los “Tv Trophes” mejoran la serie

Me es un poco difícil separar a “Timeless” de “El Ministerio del Tiempo”  porque soy fan de la serie española y porque en cierta forma "Timeless" se trata de la versión americana no oficial de la serie española, por no decir un plagio. Como se recuerda, el año pasado, la productora Onza Partners demandó a NBC, Sony y los cocreadores de la serie, Eric Kripke y Shawn Ryan, por crear una producción que tenía la misma premisa de “El Ministerio del Tiempo” y cuyos personajes parecían una calca de los protagonistas de la serie española, razón por la cual al ver "Timeless" no puedo evitar compararla con "El Ministerio del Tiempo". El litigio legal terminó con un acuerdo entre ambas partes, un pacto que parece admitir que sí, “Timeless” se “inspiró” en “El Ministerio del Tiempo”. 



 En su primera temporada, “Timeless” me pareció demasiada genérica a pesar de tener un enorme potencial. Especialmente, cuando en su piloto había establecido que no le importaba cambiar el pasado, desafiando y rompiendo la regla más sagrada de los viajes en el tiempo. Sin embargo, “El Ministerio del tiempo” goza de una gracia única que “Timeless” jamás fue capaz de replicar. Parece una paradoja porque lo que necesitaba “Timeless” para alejarse por completo de “El Ministeiro del Tiempo” era americanizarse a través de los “Tv Tropes”, sobre todo porque la serie española prefería evitar los clichés televisivos. En ese sentido, "El Ministerio del Tiempo" siempre fue bien ambivalente respecto a los conflictos románticos. Coqueteó con la idea de Julián (Rodolfo Sancho) y Amalia (Aura Garrido) durante la primera temporada y al final no llegó a nada. Del mismo modo, hubo un romance fugaz entre Pacino (Hugo Silva) y Amelia; ambos se acostaron, se separaron, se reencontraron y jamás volvieron a hablar sobre el tema. En su tercera temporada, “El Ministerio del Tiempo” se centró más en las aventuras y en los personajes históricos que en su propio elenco y de ese modo, sacrificó lo más importante; la evolución personal de sus protagonistas. Por su lado, en su segunda temporada, “Timeless” hizo lo contrario; manejó mejor el drama personal incluyendo el plano amoroso. De ese modo, decidió concretizar ese “will they or won’t they” entre Wyatt (Matt Lanter) y Lucy (Abigail Spencer), quienes serían el Julián y la Amalia en la serie americana, pero, y como es un clásico cliché, regresó la desaparecida esposa de Wyatt, Jessica (Tonya Glanz), para malograr el momento de felicidad. A la par, tuvimos las visiones de Jiya (Claudia Duomit) que introdujo una onda paranormal que advertía la muerte del personaje más original de la serie y por lo tanto más querido: Rufus (Malcolm Barrett). Sus comentarios sarcásticos, sus referencias culturales, su entusiasmo y su simple presencia convierten a Rufus en el corazón de la serie, por lo que su posible muerte era una apuesta riesgosa . 



Estados Unidos tiene una historia muy interesante que es aprovechada al máximo por “Timeless” no solo presentando personajes icónicos sino también momentos que marcaron un hito, pero además, a esto hay que sumarle que los conflictos emocionales enriquecen las aventuras de los viajes. Esto es exactamente lo que palidecía la primera temporada y también parte de "El Ministerio del Tiempo". En el episodio "The Kennedy Curse" se sintió el impacto del retorno de Jessica porque ella fue parte de la búsqueda de un joven John F. Kenedy en un capítulo que se desarrolló todo en el presente. Asimismo, la reconciliación entre Jessica y Wyatt ocasionó molestias para Lucy y la incomodidad entre los dos era evidentes para extraños, especialmente para Grace Humiston, quien involuntariamente se vuelve una figura representativa del movimiento feminista. Por supuesto, el giro predecible era que Jessica era parte de Rittenhouse, pero lo que hay que destacar no es la dirección sino el efecto; la tercera en discordia siempre va a aportar drama y en este caso, el drama fue bueno porque no hubo TeamLucy o TeamJessica, Jessica solo supuso un obstáculo para Wyatt y Lucy. 



Una de las cosas que más me gusta de “Timeless” es que se toma su tiempo para construir un arco personal para todos sus personajes. Hemos tenido episodios centrados en Connor Mason (Paterson Joseph) y Denise Cristopher (Sakina Jaffrey) y hasta nos revelaron un poco del pasado de Emma Whitmore (Annie Wersching). En “The King of the Delta Blues”, Mason acompañó al equipo a salvar el rey de los blues y de paso se va sobreponiendo tras haber perdido a su compañía. El mejor episodio de la temporada fue “The Day Reagan Was Shot” donde pudimos ver a una joven Denise Cristopher resolviendo con ayuda de Lucy y Jiya el atentado contra el presidente Reagan y en paralelo, Christopher se enfrentó a la posibilidad de que su presente desapareciera. En el episodio “Mrs. Sherlock Holmes”, Emma se alía temporalmente con el equipo porque no quiere que Rittenhouse altere la historia ya que eso implicaría dejar sin derecho a las mujeres. 



 En esta temporada, “Timeless” decidió incorporar un nuevo asiento a su máquina del tiempo con lo que ahora cuatro personas podían viajar. Entonces, el grupo tuvo una alianza particular; Flynn García (Goran Višnjić) y justo él es ese personaje impredecible que todas las series necesitan porque nunca sabes lo que va a hacer y siempre estás pendiente si es que va a sacar el puñal de la mano para clavarlo en la espalda de alguien. Por el momento, Flynn parece tener una conexión sincera con Lucy. Énfasis en "por el momento". 



 La segunda temporada de “Timeless” ha mejorado por completo y ha terminado con un cliffhanger monumental. El equipo no pudo evitar la muerte de Rufus, pero justo cuando están lamentándose una máquina del tiempo se hace presente en el bunker y Lucy y Wyatt del futuro se presentan ante el equipo del presente. Los productores de la serie lucharon para que se le otorgaran una segunda entrega y ahora están luchando por una tercera. ¿La merecen? Absolutamente, “Timeless” ha ido de menos para más y ahora nos deja con ansias de saber cómo diablos van a hacer para salvar a Rufus.

También puedes leer:
-#Timeless y #Frequency: Jodamos con las líneas de tiempo (que a #Flash le funcionó muy bien)

jueves, 14 de junio de 2018

Lo bueno (#Arrow), lo repetitivo (#TheFlash) y lo adorable (#LegendsofTomorrow) del #Arrowverse

Un nuevo año y un nuevo balance de las series del Arrowverse, excepto de "Supergirl", porque ya tiré la toalla con "Supergirl", #sorrynotsorry. 

"Arrow" continúa por buen camino 

"Arrow" recuperó calidad gracias a una fantástica quinta temporada y la sexta intentó seguir por el mismo camino. La temporada comenzó con algo obvio; los sobrevivientes de la explosión en la isla iban a ser los invitados especiales y no los actores regulares. De allí en adelante lo que vimos fue hasta cierto punto bastante predecible incluyendo la propia resolución; los temblores de Diggle (David Ramsey) se iban a curar, Thea (Willa Holland) iba a despertar del coma, Oliver (Stephen Amell) renunciaría a ser el Green Arrow para tratar de ser un mejor padre para William y luego volvería a ser el Green Arrow. 


Creo que lo impredecible llegó de la mano de Cayden James (Michael Emerson), más conocido como “Evil Finch”, y es que ya imposible separar a Emerson del personaje que hizo en “Person of Interest”, aunque esta vez le tocó hacer de un hacker que buscaba venganza por la muerte de su hijo. En el plano intelectual, Cayden James tuvo una estrategia maquiavelista que funcionó; unió a los enemigos de Arrow, sembró la desconfianza en el equipo Arrow y le complicó la vida a Oliver como alcalde al exponer su identidad. Sin embargo, Cayden James fue asesinado poco después del midseason finale para revelarse que el verdadero villano de la temporada es Ricardo Diaz/Dragon (Kirk Acevedo). 


Mejor episodio de la temporada: "Fundamentals" - el "Kapiushon" de esta entrega.

Particularmente, Díaz me pareció un enemigo promedio, pero su fuerte fue apelar a la extorsión y a la corrupción que regresó para adueñarse de la ciudad mientras los héroes estaban demasiados ocupados peleándose entre sí. No soy muy fan del nuevo equipo Arrow, es más, siento que la serie palidece cuando se enfoca mucho en ellos ya que eso les resta tiempo a personajes favoritos como Diggle, Felicity (Emily Brett Rickards) y Thea, pero sí debo reconocer que el arco que le tocó a Dinah Drake (Juliana Harkavy) fue uno de los más satisfactorios de la temporada. Resulta que el "Vigilante" terminó siendo su ex novio y fue asesinado por Black Canary (Kate Cassidy). De modo que esta historia brindó la perfecta oportunidad para ahondar en ese "Black Siren vs. Black Canary", una bronca que rogaba por ser materializada desde que regresó Kate Cassidy, y también Drake se dejó consumir por su lado oscuro hasta ponerse, por momentos, como en una enemiga del propio equipo Arrow y fue la más sensata al cuestionar las decisiones de Oliver.


  Episodio que vale la pena saltar: The Dragon 

Uno de los puntos más débiles de “Arrow” es que siempre se tira más para el melodrama. Ojo que el drama es necesario para cualquier serie, pero el melodrama es la exageración a niveles novelescos del drama. “Arrow” sufre por su propio melodrama y también por fanservice que por sí mismo tampoco es malo, pero cuando se abusa del mismo irrita. Está bien que hayamos tenido la boda de Felicity y Oliver en el crossover, pero no está bien que el siguiente capítulo hayamos pasado más de 10 minutos en la recepción del matrimonio. Un buen ejemplo del fanservice de un ship popular es el episodio "Fundamentals" donde Felicity es la que devuelve a la realidad a un Oliver drogado que se está enfrentando a sus propios demonios internos. Asimismo, otro fanservice que también enriqueció el drama lo vimos con el retorno de Slade (Manu Bennett), Tommy (Colin Donnell), Roy (Colton Haynes) y Nyssa (Katrina Law) .

Mejor comeback momento fanservice... el regreso de Tommy

 Pese a que algunos giros que tuvo "Arrow" fueron similares a los de "The Flash", la sexta temporada ha estado bastante sólida y el cliffhanger representa un cambio de juego. Ya sabemos que Oliver no se quedará en prisión por mucho tiempo, antes del crossover ya estará afuera, pero lo más importante es que toda la serie estuvo construyendo su momento "Soy Iron-man" y ahora que ya todos saben que Oliver es "Green Arrow", la propia serie tiene para arreglarse, reconstruirse o presionar el botón de reset y comenzar de nuevo.

Tantas veces “The Flash”

Lamentablemente, "The Flash" ya venía de una tercera temporada decepcionante y si bien de la cuarta temporada podemos rescatar algunos episodios, en general se sintió repetitiva y sobre expuesta. Comencemos por esto último, cuando digo la serie ha pecado de sobre exposición no me refiero a las explicaciones de exposición para ubicar al espectador causal, estoy hablando específicamente de todo el arco "Iris es la líder del equipo Flash" porque no tiene sentido. Aun sin Flash, cada miembro del equipo tiene un alto coeficiente intelectual por lo que aportan algo más que su carisma al momento de enfrentar al malo de la semana. En la cuarta temporada, se le asignado el rol de líder a Iris West (Candice Patton) sin explicarnos el cómo o el por qué y lo peor de todo, es que en su afán de darle más importancia a Iris se "atonta" a los demás o simplemente se le da la frase final luego que los demás han armado el plan. Esto no es una crítica a la actriz Candice Patton, ella solo le da vida a Iris, pero sufre las consecuencias directas de las decisiones de los productores que no saben muy bien qué hacer con Iris, pero solo porque repites constantemente que ella es la líder no se convierte automáticamente en la líder del grupo. En uno de los capítulos finales, Iris vuelve a publicar en su blog y pide ayuda a la ciudad para encontrar a The Thinker (Neil Sandilands), así es como reafirmas la importancia de Iris con una idea que solo podía nacer de ella y que aporta al grupo de un modo único.



 El otro problema que ha tenido "The Flash" es uno que también tuvo "Arrow" en su momento, cada vez que hay un nuevo miembro se deja a un lado a los personajes favoritos. La presencia de Ralph Dibny (Hartley Sawyer), la última incorporación del equipo Flash, afectó sobre todo a Cisco (Carlos Valdes) y a Caitlin (Danielle Panabaker), y para mala suerte del mismo Ralph, el arco que le tocó lo vimos una y otra vez. Parecía que estábamos en loop, de un tiempo a una parte, “The Flash” se ha volvió el show de Ralph, Elongated Man y siempre teníamos el mismo trama, siempre era la misma crisis y la dudas por ser un héroe para avanzar y luego retroceder en la evolución de idiota del grupo al héroe sacrificado.


Mejor episodio de la temporada: "Enter Flashtime"

El principal punto crítico de "The Flash" se encuentra en Killer Frost. Los productores no quieren tener que elegir entre Caitlin o Killer Frost, entonces, simplemente lo dejan al aire. Por lo menos, se ha explicado que ambas tiene una relación tipo Hulk - Banner. Pero no todo es malo en "The Flash". Después de tantos enemigos velocistas, The Thinker ha sido un viraje apropiado que desafía a Barry y compañía y los obliga a pensar en una solución más intelectual que el clásico “Corre, Barry, Corre”. La mayor parte del "The Thinker vs el equipo Flash" ha sido planes estratégicos donde The Thinker estaba dos pasos adelante de los demás y eso que a Cecil, (Danielle Nicolet) convenientemente, le dieron poderes que ayudaron a avanzar el trama.


  Episodio que vale la pena saltar: "Run, Iris, Run"


 Esta temporada hemos tenido episodios experimentales como “The Trial of The Flash”, un episodio tipo “Law and Order”, “Enter Flashtime”, que profundizó en la mitología del “Speed Force”, y “When Harry met Harry” /“Harry and The Harrisons”, dos episodios de sirvieron para ue Tom Cavanght se luzca son su propia versión de “Council of the Rick” pero con Harry, y “We are The Flash”, un final de temporada muy a los “Inception” que si bien no reivindica la temporada, la salva a un poco.


Mejor momento fanservice... The Council of the Harry

La cuarta temporada también se interesó en dejar pistas para el futuro, por eso no se vio una resolución concreta a las frases que dijo Barry una vez que salió del "Speedforce" y la chica misteriosa del café confirmó su identidad -que ya todos habíamos adivinado - al final de la temporada. De ese modo, lo único que nos queda es la expectativa de una quinta temporada que puede ser prometedora y que definitivamente tiene que ser mejor que la cuarta que ha sido demasiado repetitiva para mi gusto.

 “Legends of tomorrow”, leyendas del meta 

 Desde su segunda temporada, "Legends Of Tomorrow" encontró su mayor fortaleza en la comedia apelando a un humor meta y referencial como un complemento a las locas aventura de los viajes en el tiempo. Ya en su tercera temporada,"Legends of Tomorrow" es ante todo la producción más divertida del Arrowverso, pero además, se introduce nuevos conceptos, instituciones y personajes que enriquecen la extravagancia de su propio estilo. Ahora tenemos el Buró del Tiempo, una especie del Ministerio del Tiempo, creado por fucking Rip Hunter (Arthur Darvill) para arreglar los acronismos ocasionados por las "leyendas" luego que rompieran las reglas del tiempo para auto salvarse al final de la segunda temporada. Con la idea del Buró del Tiempo no solamente se crea una nueva institución que intenta conservar el tiempo sino que también se ocupa el lugar que originalmente le pertenecía a los Maestros del Tiempo. Asimismo, el Buró del Tiempo se contrapone a las leyendas en todos los aspectos, es algo así como su frenemy. Mientras el Buró del Tiempo es ordenado y burocrático, las leyendas no siguen las reglas y se salen con las suyas gracias a sus locuras. La encargada del Buró del Tiempo es Ava Sharpe (Jes Macallan), reclutada y entrenada por Rip, una mujer que apegada a las normas y a los protocolos, todo lo opuesto a la cabeza de las leyendas, Sara Lance (Caity Lotz). La aversión que estas dos mujeres evidencian tras conocerse adelantaba que obviamente se involucrarían después porque opuestos se atraen/tensión sexual/ y porque no es una mala idea darle una relación seria a Sara pero tampoco es una prioridad.



 Parece que "Legends of Tomorrow" se siente cómodo haciendo uso del "McGuffin" y lo hace conscientes de que se trata de un "McGuffin". El “McGuffin” de la temporada son los tótem. Teniendo a un organismo como el Buró del Tiempo para arreglar los acronismos, las leyendas necesitaban tener algo que buscar para poder luchar contra el malo de la temporada. Antes de luchar oficialmente contra el big bad de la temporada, el demonio Mallus, las leyendas se enfrentaron a Damien Darhk (Neal McDonough). Con Darhk pasa algo sumamente curioso porque Darhk desentonaba por completo en "Arrow" y su participación como villano fue para el olvido en "Arrow", pero en "Legends of Tomorrow" es como el villano recurrente que se presta para la acción, la exageración y hasta el humor. Hemos tenido dos episodios donde se alía con las leyendas para salvar a su hija porque es la única que le importa.


Mejor episodio de la temporada: "´Here I go again" (y eso que se trata de un episodio relleno)


 Esta temporada “Legends of Tomorrow” se ha llenado de comentarios metas y hasta actuaciones meta. La hija de Damien Darhk es interpretada por Courtney Ford, la esposa de Brandon Routh, quien le da vida a Ray Palmer, y por supuesto, los dos han compartido varias escenas haciendo del héroe y la mala a la que le saca de quicio el bueno inocentón y con ello, una simple escena de Nora y Ray peleando se vuelve inmensamente hilarante. Uno de los aspectos más positivos de las leyendas es la rotación de su equipo porque eso permite explorar nuevas dinámicas. La primera adhesión al aquí fue Zari (Tala Ashe), quien fue reclutada por Amaya (Maise Richardson-Sellers) y así le sumamos un poco más de estrógenos a "Legends of Tomorrow". Aprovechando el crossover, nos despedimos a lo grande de Victor Garber, lamentablemente eso significo la muerte de Martin Stein y tras él se fue Jax (Franz Drameh). Luego Wally West (Keiynan Lonsdale) se integró al grupo y por supuesto, congenió con Nathan y Ray. Es justo decir que Wally funciona mejor en “Legends” que en “The Flash" porque por alguna razón en “The Flash” nos llenan de velocistas pero no saben exactamente qué hacer de ellos y la personalidad optimista de Wally se ahogaba bajo la sombra de Barry, mientras que “Legends of Tomorrow”, Wally tiene la libertad de ser un arcoíris andando. Sin embargo, esa también podría ser una crítica a “Legends” que se sigue llenando de personales “reciclados” que ya no tienen cabida en “Arrow” o “The Flash”, pero a mi me gusta pensar que es una forma de aprovechar la potencialidad del personaje en una serie que tiene carta abierta para todo tipo de aventuras.


  Episodio que vale la pena saltar: Ninguno. Bueno, quizás "Freakshow" que no es el peor episodio pero sí uno de los más débiles


 La debilidad de "Legends" continúa siendo la relación de Nate (Nick Zano) con Amaya. No veo la química entre los actores, pero esto no significa que los personajes estén de más. Cada uno contribuye con lo suyo, pero bueno, todas las series pecan de tener una pareja que no les agrada a muchos. No puedo dejar de mencionar a Constante (Matt Ryan). Todos somos Gary entusiasmados e impresionados por Constante. Los dos episodios donde apareció más su pequeño cameo final han sido los mejores momentos de la serie y su sola presencia implanta el elemento sobrenatural que parece que será vital en la próxima temporada.


Mejor momento fanservice... Gary, la viva representación del fandom


 Las críticas que he visto en las redes sociales en contra de “Legends of tomorrow” se enfocan en su tono. Hay a quienes no les gusta el humor meta porque a veces, exagera. “Legends” puede sobre pasar lo ridículo de una forma impresionante. Mientras las otras series, los héroes tienen una batalla final con sus enemigos, "Legends of Tomorrow" convirtió a sus héroes en un adorable Beebo para enfrentarse con Mallus en una batalla que fue tan épica como hilarante. Y sí, hay a quienes les pareció que eso estuvo por encima de lo absurdo, pero ya tenemos muchas series de héroes que se toman demasiado en serio y en medio de ese universo, "Legends of Tomorrow" se distingue por hacer lo opuesto.

¿Y qué depara el futuro para el Arrowverso?

Bueno, según se ha informado Batwoman será parte del crossover esta temporada. 

También puedes leer:
-Lo bueno, lo extravagante y lo Flash del #Arrowverse

lunes, 11 de junio de 2018

#Oceans8: Un robo con aroma de mujer

Seamos honestos, el talento de las ocho protagonistas es más que suficiente para disfrutar la película. Para quienes vimos “Ocean’s Eleven” y sus secuelas, ya sabemos más o menos lo que va a pasar, solo que ahora estamos viendo a ocho mujeres en lugar de once hombres. A pesar de lo familiar, “Ocean’s 8” resalta en su propio ingenio jugando con el prejuicio de sus propias protagonistas pero también nos deja deseando algo más. 



 Lo bueno 

 Sandra Bullock, Cate Blanchett, Rihanna, Mindy Kaling, Awkwafina, Helena Bonham Carter, Anne Hathaway y Sarah Paulson. Por supuesto. Ellas son la cinta. Son tan buenas en lo que hacen que podrían hacer interesante hasta un comercial del producto más aburrido, pero además de eso, hay magia. Antes que si quiera se estrenara la película “ScreenPrism” publicó un video ensayo donde se destacan que básicamente el elenco es una contraparte –y hasta la combinación- de los actores y personajes que hemos visto en “Ocean’s Eleven”.



Y a sí mismo, especialmente con los personajes de Rihanna y Hathaway se desafía y se divierten, respectivamente, con su propia imagen pública. Rihanna es un icono pop que podría ser vista como superficial y en la cinta hace de una habilidosa hacker que soluciona todos los problemas, mientras que Hathaway interpreta una versión meta que los “haters” se imagen tras ser considerada como una de las actrices más odiadas de su generación. 



 La misma película está consciente que su elenco será punto de comparaciones y críticas por el simple hecho de tener un elenco conformado por puras mujeres, pero se enfrenta a esa polémica con una sola línea en su dialogo. El personaje de Bullock, Debbie Ocean, explica en una escena que no quiere hombres en el grupo porque al ser mujeres todas pasaran desapercibidas y eso es exactamente lo que quieren. No es una indirecta ni una forma de incitar una guerra entre sexos, simplemente, es aprovechar el estatus quo, que en este caso, las beneficia y que hace que se salgan con la suya. 



 Lo malo 

 La película pasa el Test Bechdel con honores y si bien es cierto vemos un robo a gran escala, lo que le resta un poco la espectacularidad es que parte del motivo de todo el plan sea una venganza que nace de un drama amoroso. La historia de Claude y Debbie no es la principal de la película y por supuesto, es la parte que más difiere o mejor dicho invierte lo que hemos visto “Ocean’s Eleven” con la relación de Danny Ocean (George Clooney) y Tess Ocean (Julia Roberts) o con la persecución a modo de coqueteo entre Rusty Ryan (Brad Pitt) e Isabel Lahiri (Catherine Zeta Jones). En ese sentido, es un poco decepcionante que la mente detrás del robo de la Gala del Met tenga como un motivo alterno una venganza, aunque esta sea justificada. Como dice el propio New York Times en su crítica al filme, “es divertido verlo, sí, pero sería aún más divertido si la película aprovechara más a su género femenil como lo hace el género de aventuras” y obviamente, sabemos que puede hacerlo porque lo ha hecho con todas menos el personaje de Bullock. Todas se adhieren al plan por el dinero y de ese modo están diciendo “hey, las mujeres también pueden ser ambiciosas, también gozan de la adrenalina y tienen más deseos que el amor de un hombre”. Quizás esto le reste un punto a una película que por sí misma le apuesta a la diversidad y a la astucia de la mujer. 




lunes, 4 de junio de 2018

#Homeland T7: Quédate con quien te cuide como Carrie cuida la democracia americana

Ya sabemos que "Homeland" tiene un talento increíble para recomponerse, lo hizo tras la salida de Damian Lewis y Rupert Friend, pero que en su séptimo año haya tenido una de sus mejores temporadas es simplemente impresionante. 



 Creo que “Homeland” se inspiró en Hillary Clinton para la creación del personaje de Elizabeth Keane (Elizabeth Marvel), una política con buenas intenciones y que en papel es perfecta para la presidencia, y en su séptima temporada decidió alejarse –inteligentemente- de capturar el caótico gobierno de Donald Trump para contar lo que hubiera sido un posible gobierno de Hillary Clinton. En ese sentido, lo que vemos en la serie es el retrato más realista y crudo de lo que hubiera pasado si es que Clinton hubiera llegado al poder teniendo en cuenta los republicanos iban a intentar vacarla y que con su llegada a la Casa Blanca no habría acabado con “fake news”, al contrario, los habría repotenciado. Esto es exactamente lo que vemos con Elizabeth Keane quien en su afán de querer luchar contra la era de la “post verdad”, se puso draconiana al momento de etiquetar y perseguir a todos sus enemigos. Las acciones de Keane le dieron una nueva narrativa que vender a Brett O'keefe (Jake Weber), el Alex Jones de "Homeland". Paradójicamente, él recoge el discurso que vemos en contra de Trump autodenominándose de "La resistencia", convirtiendo a los perseguidos en víctimas de un gobierno al que no reconocían como legítimo. 


 El mejor capítulo de la temporada es “Like bad at things” donde podemos ver como se genera los “fake news” y las consecuencias mortales que puede tener una vez que la información sobrepasa las redes sociales. 

 “Homeland” no busca una solución para los “fake news”, no es su función tampoco, pero si advierte que su peligrosidad no está en la información falsa que difunde, sino en las consecuencias mortales que pueda tener. De ese modo, la serie está haciendo una lectura precisa del panorama político enredado con el mundo del espionaje y los intereses oscuros. Ahora por un instante volvemos al mundo real, antes de que Donald Trump fuera candidato presidencial, pocos conocían sobre la existencia de Alex Jones. De hecho, solo los que buscamos conspiraciones en internet, podemos toparnos con Alex Jones en Youtube y no muchos lo tomaban en serio. Conforme la campaña fue calentándose, Jones apoyó a Donald Trump insultando e inventando teorías sobre Hillary Clinton, pero sus teorías no hubieran tenido rebote sino fuera por las redes sociales y por los propios medios que recogen lo que se viraliza en las redes sociales. ¿A quién beneficiaba que jones atacara a Clinton? Obviamente a Trump pero también a un viejo enemigo; Rusia, porque Rusia no quería que Clinton fuera la presidenta. Por supuesto, estoy simplificando las cosas, hay varios factores y sucesos que terminaron con Trump en el poder. 



 En la sexta temporada, “Homeland” creó su propia versión de Alex Jones con “Brett O'keefe”, incluso Jake Weber imita la voz roncosa y los gritos exagerados como para que no dudemos de quién nace el personaje. Al igual que Jones, O'keefe azuza al “alt-right” a rebelarse contra Keane y a luchar contra el sistema. El mensaje de O'keefe tiene llegada ya que lo que dice se difunde de manera más rápida gracias a los agentes rusos que buscan desestabilizar el gobierno de Keane aprovechándose de las redes sociales. Durante los cinco primeros capítulos, Brett O'keefe es el enemigo que le gana todas las batallas a Elizabeth Keane, pero se termina descubriendo que O'keefe ha sido un tonto útil de los rusos y ha hecho su trabajo sucio. 


 Entonces, la serie cambia de rumbo para centrarse en una guerra fría tecnológica. 

 La séptima temporada añadió un trama familia que pretendía responder la desagradable pregunta de a quién escogería Carrie Mathison (Claire Danes) si tendría que elegir entre su familia y su trabajo. Pero si una cosa debemos tener en claro tras 7 temporada es que Carrie es la “Jack Bauer” de “Homeland”. Primero está Estados unidos y después, la familia. El patriotismo está en el ADN de "Homeland" hasta el punto que hemos visto los dos lados de la misma moneda con Brody y Carrie desde la primera temporada. Brody solía ser un soldado ejemplar y en una de sus misiones es capturado transformando su devoción por su país en un odio profundo que iba a tener como conclusión un atentado. En el último capítulo de la sexta temporada, la serie recrea la escena más importante del primer episodio, pero esta vez no es Brody quien está mirando el Capitolio de Washington, sino Carrie luego que Keane mandara arrestar a Saul Berenson (Mandy Patinkin) y otros funcionarios por conspirar en su contra. 


Pero Carrie no es la nueva Brody. La diferencia entre Carrie y Brody es que Carrie se sintió traicionada por quien representa un país, mientras que Brody por el país en sí mismo. Carrie sigue creyendo en lo que representa Estados Unidos y la figura de la presidencia. Por eso sacrifica a su familia, su propia cordura y hasta casi su vida para protegerla. Ya ni si quiera Saul decide ponerse en su camino porque está consciente que Carrie siempre tiene la razón. De modo que Carrie salva la presidencia de Elizabeth Keane y Elizabeth Keane responde ese acto de fe haciendo lo correcto; al igual que Carrie coloca el país primero antes que su ego y sus rencillas. Keane renunció para reducir la polarización en su país porque se dio que ella misma quemó todos los puentes de dialogo que su vicepresidente estaba dispuesto a construir. Con su discurso final, Keane apela a la esperanza de los valores patrióticos que alguna vez caracterizaron a Estados Unidos, y por su lado, con su séptima temporada, “Homeland” se fortalece como un drama político que retrata casi a la perfección problemáticas reales.

También puedes leer:

jueves, 31 de mayo de 2018

Lo mejor de la temporada 2017-2018



-Mejor ejemplo de novela mexicana: "Damage" o "La clásica de las historias cuando te quedas sin historias" 
 Uno de los aspectos más positivos de la segunda temporada de "Supergirl" fue la forma en la que se abordó la sexualidad de Alex (Chyler Leigh). Maggie no solo fue la primera mujer por la que Alex admitió tener sentimientos, sino que también se convirtió en un apoyo incondicional y eventualmente en su primera novia oficial. Sin embargo, una vez que la pareja se hizo oficial, la calidad en la historia de la pareja decayó por completo. En la tercera temporada, tras un apresurado compromiso y luego de la decisión de Floriana Lima de salir de la serie, los guionistas recurrieron al viejo cliché de romper a la pareja porque uno quiere hijos y el otro sí y de ese modo rompieron "Sanvers". El problema principal de esta historia es no tiene sentido y de alguna forma parece que está escrito al revés; Alex nunca evidenció ningún instituto maternal así que salió de la nada eso que ella quería tener hijos y Maggie no. El final de rompimiento definitivo se dio en "Damage" y digamos que todo estuvo rodeado de una cursilería melodramática típico de la CW.



 -Mejor sorpresa inquietante: “Like Bad at things” (Homeland) 
 Pocas series en su séptima temporada logran llegar al nivel de la gloriosa primera temporada que han tenido como ha sido el caso de “Homeland”. Los 12 episodios han estado extraordinarios, sin embargo, en “Like Bad at things” se resalta el hecho de que se ha retratado a la perfección cómo los “fake news” tienen consecuencias mortales. En este episodio, un joven es herido por el FBI y en las redes se difunde la desinformación que las autoridades lo están dejando morir, lo que desata la ira de la familia que estaba protegiendo a Brett O’Keefe (Jake Weber) provocando que la familia del joven se enfrente al FBI. Mientras que en otras series, se espera que los protagonistas, los buenos, ganen o encuentren de utilizar el “fake news” a su favor, en “Homeland” vemos lo opuesto y la sorpresa inquietante es que se muestra como una guerra puede comenzar con un tweet, se evidencia como las redes pueden ser utilizadas para manipular a un grupo y desatar una masacre. Nadie puede detener los “fake news” ni tampoco nadie sabe cómo confrontarlos. Sin embargo, solo bastaban 3 palabras para detener el baño de sangre, pero Brett jamás tuvo el valor para decir “no es verdad”. Y todos cayeron en la trampa de los rusos.



 -Mejor sorpresa agridulce: “AKA Three Lives and Counting” (Jessica Jones) 
 La idea en teoría de no tener un “big bad” ciertamente causa curiosidad, pero le faltó algo más a la segunda temporada de “Jessica Jones”. “AKA Thre Lives and Counting” es el mejor episodio de esta entrega porque marca el regreso de Kilgrave (David Tennant), como una personificación de los traumas de Jessica Jones (Krysten Ritter) , pero de todas formas, la simple imagen de él lleva a Jessica Jones a reflexionar sobre sus temores y a debatirse consigo misma en forma de Kilgrave si está destinada a convertirse en un monstruo. Lo agridulce está que en paralelo a lo de Jessica/Kilgrave parece que estamos presenciando el nacimiento de una futura némesis de Jessica en Trish Walker (Rachael Taylor) quien en su terco deseo de ser como Jessica Jones se somete a un tratamiento que la deja al filo de la muerte.



 -Modo de robar protagonismo: "Jake & Amy" (Brooklyn Nine Nine) 
 Lo que comenzó una idea loca lanzada en Twitter se hizo realidad. La protagonista de "Jane The Virgin", Gina Rodríguez, no solo participaría en un episodio de "Brooklyn Nine Nine" sino que interpretaría a un posible interés amoroso de Rosa (Stephanie Beatriz) quien esta temporada admitió su bisexualidad. Alicia, el personaje que le tocó a Rodríguez, quizás no aparece mucho en el episodio, vamos, estamos hablando de una comedia de 22 minutos, pero definitivamente le robó el protagonismo a la boda de la pareja principal Jake y Amy y eso no lo hace cualquiera.


 -Mejor comeback: "Docket No. 11-19-41-73" - "Crisis on Earth X" (Arrow) 
El fanservice es fuerte en Colin Donnell y se lo agradecemos por eso. Primero en el crossover, Colin Donell volvió a darle vida a Tommy Merryl, esta vez, se trataba de Tommy de la tierra X. Gracias a esa breve pero memorable aparición se hizo realidad una teoría improbable; Prometheus es Tommy. En "Docket No. 11-19-41-73", Donell regresó nuevamente como Tommy o mejor dicho como Human Target haciendose pasar por Tommy, pero eso no impidió que ese momento donde Tommy "confiesa" que es el Green Arrow sea genial ya que de nuevo se cumple otro fan service: Tommy haciendo de Green Arrow.



 -Mejor escena dramática en una comedia I: "Stupid Piece of Sh*t" (Bojack Horseman) 
 El humor de "Bojack Horseman" a veces nace de lo cruel, sin embargo, uno de los momentos más sentidos de la serie es escuchar el monologo mental de Bojack que demuestra el inmenso odio que Bojack siente por sí mismo. Este episodio nos revela por qué Bojack es como es y por qué prefiere estar borracho y drogado hundiéndose en un espiral de autodestrucción. Cualquier cosa debe ser mejor que decirte a ti mismo "estúpido pedazo de mierda" todo el tiempo.


 -Mejor escena dramática en una comedia II: "Hello, Penelope" (One day at a Time) 
Esta comedia de Netflix no es tímida al momento de abordar serios pero siempre lo hace con un toque pícaro latino. En "Hello, Penelope", la escena más dramática es también la escena más realista. Penelope (Justina Machado) sucumbe por completo a su depresión y no es hasta que escucha su propio mensaje de voz donde se da cuenta que necesita ayuda. La crisis de Penelope no se soluciona al final del capítulo, porque la depresión y la ansiedad es una batalla constante, no obstante, este episodio sí anima a quien lo vea a reflexionar y a tomar las cosas con paciencia.



 -Mejor episodio cómico en un drama: “The Lost Art of Forehead Sweat” (The X Files) 
 Se trata de uno de los episodios más metas en la historia de “The X Files” y al mismo tiempo es la una carta de amor a la propia serie que bien pudo ser la conclusión perfecta. Reggie Something representa al fanático de antaño que sigue “Los Expedientes Secretos X” desde su inicio, hace 20 años, y quiere seguir disfrutando de las aventuras de Scully y Mulder, pero no todo va a durar para siempre y no todas las preguntas tendrán una respuesta satisfactoria. De una manera, exagerada, la escena final te pide que sigas "creyendo" porque eso es lo importante.



 -Mejor escena más ridícula: "Crisis on Earth X" (Supergirl, The Flash, Legends of Tomorrow y Arrow) 
 Quiero dejar esto en claro, el crossover de las series de la DC "Crisis on Earth X" es incluso mejor que las propias películas del universo cinematográfico de la DC. Dicho esto, hay que admitir que una escena en particular es increíblemente ridícula; la caminata de lenta de los héroes mientras los nazis están destruyendo la ciudad. Entiendo que lo hagan para tener a todos los héroes en una sola toma, pero creo que pudieron de una forma menos forzada.



 -Mejor momento musical en una serie no musical I: “I want it that way” en "DFW" (Brooklyn Nine Nine) 
 Jake (Andy Samberg) haciendo cantar "I want it that way" a los criminales para que la testigo pueda identificar al asesino de su hermano debe ser uno de los momentos más surreales de "Brooklyn Nine Nine". Esta simple escena es muestra de la brillante comedia de la serie.



 -Mejor momento musical en una serie no musical II: "I will always think of you" en "The Old Sugarman Place" (Bojack Horseman) 
 La mamá de Bojack, Honey Sugarman en el pasado, en paralelo con el viudo Eddie en el presente interpretan "I will always think of you". Una canción tan melancólica como la serie propia pero que se refiere a la pérdida de un ser querido.



 -Mejor momento musical en una serie no musical II: "Nobody's above the Law" en "Day 450" (The Good Fight) 
 La canción "Nobody's above the Law" aparece en la última escena del episodio como una propaganda meta y está dirigido específicamente a Donald Trump como explicándole para "dummies" que puede ser destituido por el congreso.



 -Mejor historia que se venía venir pero aun sorprende: "Danger Zone" (Grey’s Anatomy) 
 Nadie iba a creer que en un posible triángulo amoroso entre Megan-Nathan-Meredith. ¿Por qué? Porque aunque quisieran engañarnos por un segundo, Nathan jamás iba a elegir a Meredith porque Megan es a Nathan lo que Derek fue a Meredith. En ese sentido, sabiamente, "Greys Anatomy" apostó por construir un final feliz para Megan y Nathan no sin antes revelarnos por qué merecen ese final feliz."Danger Zone" nos revela los problemas de Riggs y Megan y también nos muestra su evolución como personas, la razón por la cual su reunión es más satisfactoria. Además, siempre hay que agradecer a Shonda Rhimes que no terminen muriendo.



 -Mejor excusa para perder el tiempo: Will and Grace 
 Estaba un poco escéptica sobre el regreso de “Will and Grace”, pero se ha adaptado con facilidad a esta “era Trump” y se mofado de lo caótico y de lo estrambótico del panorama político americano. Esta serie marcó un hito televiso por retratar de una manera positiva a la comunidad LGTB y continúa haciéndolo hasta el momento siempre sin dejar de lado ese humor ácido y sarcástico.



 -Mejor pareja que no sucedió I : “Cold as Ice” (Grey’s Anatomy) 
 Cuando los productores de “Grey’s Anatomy” anunciaron que April (Sara Drew) y Arizona (Jessica Capshaw) no retornarían para la décima quinta temporada, se activaron todas las alarmas y considerando la crisis de fe que sufrió April, todo parecía indicar que sería la nueva víctima de Shondaland. No obstante, tan pronto se enteró del accidente que había sufrido, Owen la buscó, la rescató y la llevó al hospital. Durante el largo de la serie, April ha tenido una amistad extraña con Owen (Kevin McKidd) y de todas las parejas que han nacido en la serie, me ha sorprendido que jamás se imaginaron en involucrar a April y Owen porque aunque parezca una pareja dispareja creo que habrían tenido sentido hasta cierto punto. Definitivamente tienen más química que Maggie y Jackson.



 -Mejor episodio brutal: “Homecoming” (Godless) 
 Toda la primera temporada estuvo construyendo el enfrentamiento entre Roy Goode (Jack O’Connell) y Frank Griffin (Jeff Daniels), pero antes de ver ese duelo, vimos toda una secuencia de acción donde las mujeres del pueblo de La Belle se defendieron con todo ante el inminente ataque de los hombres de Griffin. Y al final, resulta que terminan salvando el pueblo.



 -Mejor razón para reír: New Girl 
 La última temporada de “New Girl” era un mero trámite de fan service para la formalidad del adiós. El capítulo más ridículo y por lo tanto el más gracioso, es “Where the road goes” que conmemora la muerte del gato de Wiston (Lamorne Morris). Y como bonus, aparecen varios personajes del pasado y un bizarro cameo de Tig Notaro.



 -Mejor razón para llorar: “Super Bowl Sunday” (This is Us) 
 En realidad, con toda la serie se llora rico. Pese a que ya sabíamos el destino de Jack (Milo Ventimiglia), nadie estaba preparado para ver cómo moría. Y… *se pone a llorar*



 -Mejor beso: “Hollywoodland” (Timeless) 
 Wyatt (Matt Lanter) y Lucy (Abigail Spencer) ya se habían besado en la primera temporada, pero fue para parte de su "cuartada" mientras posaban como una pareja. En la segunda temporada, después de hablar sobre sus sentimientos, finalmente, se besan. Se trata de uno de los momentos más esperados en la temporada. Por supuesto, como los protagonistas no pueden ser 100% felices, después vinieron los problemas.



 -Mejor escena en un episodio bizarro: "The Good, the Bad and the Cuddly" (Legends of Tomorrow) 
Cualquiera que le de un chance a "Legends of Tomorrow" debe saber que la serie no se toma muy en serio. Déjame reformular eso, no se toma en serio para nada. Por eso puede convertir a sus héroes en un adobrable Beebo para tener su batalla final con el demonio de la temporada. Épico. Simplemente épico.



 -Mejor episodio con inesperado rechazo incluido: "The Rankless Initiative" (Krypton)
 Una de las ventajas que tiene "Krypton" es que tiene carta abierta en sus historias debido a que la mitología del planeta de Superman no ha sido realmente explorado en los cómics. En ese sentido, los productores decidieron hacer del abuelo de Superman, Seg-El (Cameron Cuffe) y de la abuela del Zod, Lyta-Zod (Georgina Campbell), una suerte de Romeo y Julieta al revés. Inicialmente son pareja pero ambos saben que no tienen un futuro juntos. Lo chocante es que nadie realmente esperaba que la razón por la que Seg-El iba a rechazar a Lyta-Zod tendría que ver con el hecho que su madre es la responsable directa de la muerte de la madre de Seg-El. Lo que le da un plus a esta historia es que ahora la animadversión entre Zod y Kal-El tiene un componente extra. La rivalidad de las dos casas que nace de un amor prohibido.



 -Mejor final en el medio de la temporada: "Eps3.4_Runtime-Error.R00" (Mr. Robot) 
Desde un punto de vista técnico, el capítulo es una belleza audiovisual ya que se trata de un "one shot" de casi 50 minutos. Desde el punto de vista narrativo, este episodio es el más importante de la temporada porque es como la conclusión de un evento que se nos venía advirtiendo desde el inicio. Además, hay varias confesiones que le dan un nuevo giro a la historia.



 -Mejor cliffhanger: “Chapter Eighty-One” (Jane the virgin) 
Años después de uno de los mejores cliffhangers en la historia de la televisión "Who Shot JR", "Jane The Virgin" revierte el cliffhanger y se saca de la manga "JR shot Who". Dejándonos en ascuas hasta la nueva temporada para saber a quién disparó JR. Straight out of a telenovela.



 -Mejor flashback: Black 
Los flashbacks en la serie surcoreana “Black” son utilizados para desarrollar por completo situaciones que creíamos ya habíamos descifrado. Y de hecho, recompone toda la historia. El momento más desgarrador es cuando la parca 44 descubre su verdadera identidad. Antes de ser una parca era un niño llamado Kim Joon y fue asesinado por su madrastra porque necesitaba sus órganos para su hijo Han Moo-Gang. Tras la muerte de Han Moo-Gang, la parca 444 tomó su cuerpo para habitar en el mundo terrenal. Otro momento sobreacogedor es la verdad de la cinta que contenía la violación de una menor por parte de un policía corrupto que más adelante se lanza a la presidencia.



-Mejor final de temporada: “Day 492” (The Good Fight) 
La serie es una representación de la lucha constante contra lo que representa Donald Trump y en el final de temporada, los personajes principales deciden entrar en el juego sucio porque actuar de manera correcta y confiar en las leyes ya no es suficiente, sobre todo en una época donde nada parece afectar a los “malos”. En paralelo a las reuniones de Adrian (Delroy Lindo) y Julius (Michael Boatman) con un grupo que busca “detener” los ataques hacia abogados y a la persecución direccionada del FBI en contra de Diane Lockhart (Christine Baranski), vemos el nacimiento del hijo de Lucca (Cush Jumbo) y Colin (Justin Bartha), una forma de recordarnos que aún hay un futuro más allá de Trump.



 -Mención honorable: NBC rescata a “Brooklyn Nine Nine” 
Desde hace un tiempo, NBC tiene una mala reputación por cancelar series buenas. Entre las cancelaciones más dolorosas de NBC está la de “Community”. Después decidió no seguir más con su noche “Must See TV” donde estaban las mejores comedias del momento. De modo que sí causó sorpresa que sea NBC quien rescate a “Brooklyn Nine Nine” luego de que Fox decidiera no renovarla. Tal vez sea una forma de reivindicarse o se trata de una decisión inteligente que busca consolidar las comedias en su parrilla. “Brooklyn Nine Nine”, “The Good Place” y “Superstore” bien podrían revivir la noche “Must see TV” porque son series que realmente vale la pena ver.


También puedes leer:
-Lo mejor de la temporada 2016-2015
-Lo mejor de la temporada 2015-2014

viernes, 25 de mayo de 2018

Black: Un culebrón sobrenatural que vale la pena

Una amiga me recomendó la serie coreana “Black”, que está en Netflix, porque sabía que la mitología me llamaría la atención: se trata de una “parca”, un ser sobrenatural que dirige a las almas al otro mundo, que se ve obligado a experimentar el mundo terrenal mientras está buscando otra “parca” que escapado del otro mundo. La “parca 444” se adueña del cuerpo del detective Han Moon-gang (Song Seung-heon) y aunque no quiere salvar a nadie con la ayuda de Kang Ha-ram (Go Ara), quien tiene la habilidad de advertir la muerte, termina -como era de esperarse- enamorándose y salvando a todos los que puede. 



 La serie toma un tiempo en agarrar ritmo pero a partir del tercer episodio, que es donde explican en la mitología fantasiosa del inframundo, ya ha generado la suficiente curiosidad como para quedarte y al final vale la pena porque es una mezcla extraña de varios géneros que a veces se toma en serio y otra no. A medida que “Black” va avanzando comienza a caer en aparentes “deus ex machina”, personaje X llega justo en el momento correcto, pero después vemos el lado de la historia del personaje X y cómo es que ha llegado a ese momento. Entonces, resulta que no solo todo tiene una explicación lógica, sino que todo está conectado. Esta forma de “sobreexplicar” podría sentirse repetitiva y ciertamente lo es, después de un par de veces de ver ese truco, ya esperas que suceda, no obstante, aun logra sorprender porque esos momentos claves de la historia (la muerte del padre de Ha-ram, la búsqueda de la cinta y la muerte del propio Moon-gang) son solo una pieza en un enorme mosaico que termina de completado con cuando conocemos la perspectiva de todos los involucrados. En ese sentido, la serie toma la decisión deliberada de recomponer el pasado mientras va entrelazando tragedias que son producto de secretos oscuros que involucran la corrupción y el abuso de poder. De ese modo, pese a ser una serie con seres sobrenaturales, se siente real porque los malos no son las “parcas” sino los humanos. 


 El mejor episodio de la serie es el tercer capítulo. 

 Uno de los problemas de “Black” es que tiene un mal tino para terminar una escena dramática con algo de comedia. Hace esto con la intención de aliviar la tensión, pero solo funciona cuando se trata de una escena romántica porque como la "parca 444" se resiste a cualquier emoción humana entonces, verlo reaccionar ante algo es gracioso. Lamentablemente, este recurso se siente como un mal "punch line" cuando se minimiza una revelación impactante. 


 Las parcas amigas de la "Parca 444" le ponen el nombre "Black" porque su historia se parece a la de "Conoces a Joe Black". 

 Lo más llamativo de la serie es la mitología de las "parcas" y de la propia muerte. Según lo narrado en el tercer capítulo, hay dos tipos de "parcas"; las que son descendientes de otras parcas y los humanos que se suicidaron que tienen como castigo ser "parcas". Sin embargo, hay un tercer tipo de "parcas", son almas atrapadas cuya muerte no han tenido resolución ni cierre. Uno de los sucesos principales en la serie es el colapso de un centro comercial que fue mal construido y entre las múltiples víctimas se encuentra una "parca" que termina siendo amigo de la "Parca 444". Sin entrar en spoilers, la verdadera identidad de la "Parca 444" también es inquietante y triste. 


En los últimos episodios, se revela que uno de los castigos más tortuosos para las "parcas" es que nadie te recuerde. Con este dato, el final se escribe solo. Personalmente, creo que la conclusión pudo ser más esperanzadora, aunque considerando todas las tragedias que vimos donde nadie obtiene su final feliz, supongo que terminar en una nota melancólica es como un consuelo. En los créditos finales, hay una claqueta que revela que eventos reales inspiraron a la serie y este detalle hace de la serie mucho más significativa y emotiva. Sin duda, “Black” es una de las producciones más originales que he visto en mucho tiempo y es altamente recomendable para quien le guste los thrillers sobrenaturales con harto sentimentalismo.



La canción de Moon y Ha-ram produce el mismo efecto de "Recuerdame" de Coco tras escucharla tantas veces en la serie.

PD: Para los que han visto Black, si al final el castigo de Kim Joon es que nunca existió y Ha-ram tiene una nueva vida feliz porque ya no ve sombras. ¿Eso significa que nadie salvó a Yoon Soo-wan? Si es así, ese final es feliz para Ha-ram pero triste para Yoon.

domingo, 20 de mayo de 2018

#Batwoman en el Arrowverso: Las tres preguntas claves

El protagonista de Arrow, Stephen Amell, anunció en el upfront de la CW que Batwoman será presentada durante el crossover del este año. Pero quién es Batwoman, qué significa su introducción en el Arrowverso y quién podría interpretarla… Todo eso y mucho más a continuación. 


¿Quién es Batwoman? 

Batwoman NO es Batgirl. No confundir, por favor. Batwoman es Kate Kane, y como es el caso de todos los héroes, su historia es trágica y un poco complicada. Cuando era niña fue secuestrada junto a su madre y su hermana gemela. Su padre, el coronel Jacob "Jake" Kane, organizó un rescate para salvar a su familia, pero lamentablemente, la madre de Kate y su hermana resultaron heridas en el cruce de fuego y Kate terminó siendo la única sobreviviente. Años después, Kate se alista en el cuerpo militar hasta que es expulsada cuando se revela que tuvo una relación con otra estudiante – eran tiempos del “dont ask, dont tell”. Kane entonces regresa a Gotham y comienza a tener una vida loca. Una noche es asaltada, Batman la salva e inspirada en las acciones del Caballero de la Noche, decide utilizar sus conocimientos militares y volverse una vigilante. En los comics, Batwoman es considerada parte de la Batfamily, incluso es prima lejana de Bruce Wayne, también ha unido fuerzas con Nightwing y aunque Batman no aprueba por completos sus métodos, la deja operar en Gotham.


 Batwoman en el Arrowverso sería la primera aparición live-action del personaje. Previamente, Kyra Sedwick le puso la voz a Batwoman en la película animada “Batman: Mystery of the Batwoman” e Yvonne Strahoski hizo lo propio en “Batman: Bad Blood”. 


¿Qué significa la introducción de Batwoman en el Arrowverso? 

Con la introducción de Batwoman se confirma la existencia de Gotham City, pero para responder qué exactamente Batwoman pude aportar al universo de Arrow necesitamos saber que en los comics del New 52, las historias por el lado Batwoman tuvieron un tono más místico – sobrenatural, un enfoque todavía no ha sido explorado en el Arrowverso. Y pongo “todavía” porque la sinopsis de la cuarta temporada de “Legends of Tomorrow” revela que ahora las Leyendas con ayuda de Constantine se enfrentarán a criaturas mágicas y figuras de cuentos que están mezclados en toda la historia recientemente rota por la liberación del demonio Mallus. 




 Desde el anuncio de la aparición de Batwoman varios rumores y teorías han circulado en las redes sociales. Uno en particular detalla que la séptima temporada de Arrow sería la última y que un spin off de Batwoman podría ser un futuro reemplazo de la serie que inició todo el universo televiso de la DC en la CW. Esta teoría, más que todo rumor, se basa en que la instrucción de personajes nuevos en los crossover eventualmente llevaron a un spin off, como fue el caso de Barry Allen con "The Flash" y los Hawks, quienes originalmente eran los protagonistas de "Legends of Tomorrow". Arrow ya lleva 7 temporadas al aire y en algún momento tiene que terminar, pero creo que aun no es el momento. Sin embargo, sí hay que tener en cuenta que la CW está apostando cada vez más más por producciones con diversidad y representación y Batwoman encajaría perfecto porque es un personaje icónico de la comunidad LGTB y uno de sus intereses amoroso es Renee Montoya quien asume la posta como “The Question”, una detective que investiga casos sobrenaturales en Gotham. 

Renee Montoya estuvo en Gotham pero la serie nunca supo qué hacer con su personaje... o con la propia serie en general.

En uno de sus videos, Charlie de Emergency Awesome dijo que hay potencial para una serie de Batwoman, pero que eso dependerá de la recepción de su personaje en el crossover. Particularmente, creo que para que una serie de Batwoman funcione necesitaría tener un estilo propio en donde no se apoye demasiado en Batman porque hay varios personajes a los que no tendrá acceso. En los comics, mientras Batman se encarga de los criminales terrenales, Batwoman se encarga del terror sobrenatural siguiéndole la pista a la Llorona y a una organización conocida como Meduza que secuestra niños hispanos. Batwoman tiene historias geniales que podrían ser adaptadas a la televisión, no obstante, mi mayor preocupación es exactamente la CW ya que pese a sus intenciones no ha tenido un buen historial con el trato de personajes LGTB aunque ahora están tratando de enmendar todo el debacle de matar a Lexa de "The 100"



¿Quién podría interpretar a Batwoman? 

Tan pronto como se dio a conocer que Batwoman sería parte de la CW, Entertainment realizó una lista de las posibles actrices que deberían hacer de Batwoman en donde podemos encontrar a Rose Leslie de “The Good Fight”, Adrianne Palicki de “The Orville/Agents of Shield”, Yvonne Strahovski de “The Handmaid's Tale” (quien ya le puso la voz en "Batman: Bad Blood"), Tessa Thompson de “Westworld” y hasta Hayley Atwell. De todas las mencionadas, Evan Rachel Wood es quizás el prototipo perfecto para Kate Kane, pero el problema es que al igual que el resto de las actrices que aparecen en esta propuesta están involucradas en otros proyectos y aunque se logre arreglar las fechas de grabación, la CW no es un gran canal como lo es HBO. 


Evan Rachel Wood se ha mostrado interesada en la posibilidad de darle vida a Kate Kane o por lo menos, los "me gustan" lo sugieren así.

Hay que ser realistas. Conociendo a la CW lo más probable es que será otra exglee, le funcionó en “The Flash” y “Supergirl”. Entonces, antes que el nombre de la actriz, tenemos que pensar qué es lo que la CW va a buscar en Batwoman y lo principal es que sea una actriz que no opaque por completo a los demás héroes en el crossover y cuyo carisma pueda en un futuro cargar una serie propia. Así que esta mi lista semirealista: 

-Missy Peregryn 
Aunque es más recordada por su rol en “Rookie Blue”, Missy Peregryn participó en una memorable serie sobrenatural de la CW denominada “Reaper”. En el 2017, se unió al elenco de “Van Helsing” interpretando a Scarlett Van Helsing. Ya sé que va a ser la protagonista de la nueva serie “FBI”, pero no creo que la serie dure mucho. De todas formas, Peregryn tiene el arquetipo ideal para darle vida a Batwoman; es atlética, alta e imponente. 



-Priscilia Faia 
 Faia trabajó junto a Peregryn en “Rookie Blue”. Desde el 2016 ha sido parte de “You me her” la primera serie que tiene como protagonistas el poliamor de tres personas. Faia tiene una imagen tierna pero rebelde que podría asemejarse a la versión de Batwoman cuando comparte escena con Montoya en “Bad Blood”. 



-Shay Mitchell 
Si la CW quiere poner sus fichas en la diversidad, Shay Mitchell sería una excelente opción para hacer de Batwoman. Ciertamente tiene el carisma y tendría el visto bueno de la comunidad LGTB. 



-Jane Levy 
Jane Levy es muy parecía a Emma Stone y a Leslie Rose. Tener el cabello pelirojo no es obligatorio para interpretar a Batwoman, la misma Kate Kane usa pelucas a veces, pero creo si van a buscar ese prototipo Jane Levy sería más accesible que Lelise Rose y ya ha cargado un show sola gracias a “Suburgatory”. 



-Dianna Agron 
Kate Kane es un personaje complejo con un peso psicológico fuerte por la tragedia de la muerte de su mamá y su hermana, pero también tiene una personalidad rebelde que la lleva a ser una vigilante que sigue sus propias reglas. En “Glee”, Dianna Agron le dio alma a la que se supone era la antagonista y muchas veces se robó el show.


También puedes leer: