lunes, 17 de octubre de 2011

La pesadilla americana

Noviembre está a la vuelta de la esquina y ya nos despedimos de un par de series, mientras que otras obtuvieron la ansiada luz verde que les permite tener una primera temporada completa. Para ser honestos, los estrenos de la temporada 2011-2012 han estado muy flojitos. Lo que salva a la mayoría es tener a figuras conocidas y queridas por el público junto a una historia intrigante y/o agradable. Sin embargo, hay una serie que tuvo un piloto brillante, cuya calidad no ha decaído con los episodios contiguos. Estoy hablando de Homeland de Showtime. La serie protagonizada por Damian Lewis y Claire Danes, se enfoca en la reinserción a la sociedad de un soldado que fue secuestrado por terroristas en Irak.


Homeland se estrenó el 2 de octubre del presente año a una década de los ataques del 11 de setiembre.


¿Héroe o traidor?

De hecho, la premisa es mucho más complicada, un poco difícil de explicar. Así que vamos desde el principio, Carrie Mathison trabaja como una analista de la CIA, un día uno de sus activos le informa que un soldado americano volverá a su tierra y ese será la primera parte del plan para realizar un ataque terroristas. 8 meses después, Nicholas Brody, un soldado que fue secuestrado por los miembros de Al-Qaeda 8 años antes en una misión en Irak, es rescatado por la milicia estadounidense. Inmediatamente, Carrie une los puntos, Brody es el caballo de Troya que destruirá a EEUU, pero el problema es que nadie le cree y tampoco tiene pruebas que sustenten su teoría. Entonces, Carrie comienza a investigar y vigilar a Brody, primero por su lado y después con la ayuda de su jefe, pero todo en secreto. Desde el piloto (y hasta ahora) no sabemos si realmente Brody es malo. En el segundo episodio podemos ver a un hombre traumado que fue torturado en Irak y que le cuesta reajustarse a su antigua vida, sin embargo, al final del mismo capítulo, Brody parece aceptar su destino y ora al estilo islamita, para después presentarse como el héroe que el país cree que es.


Nicholas Brody, personaje indescifrable interpretado por un asombroso Damien Lewis.


Drama familiar

Lejos de toda la acción del juego del gato y el ratón, Carrie vigila a Brody, Brody viviendo en su propio mundo sin revelar si es bueno o malo, Homeland desarrolla varias historias paralelas, las cosas no son nada fácil para la familia de Brody. Sus hijos apenas lo reconocen, su mujer se consoló con uno de sus compañeros y ahora le cuesta rehacer su vida con el nuevo Brody. Del mismo modo, es evidente que Carrie tiene problemas personales y mentales muy profundos. La agente oculta una enfermedad que aun no es revelada, asimismo en el piloto, usaba un collar con un anillo de compromiso pero en toda la serie no se hace mención de la vida romántica de Carrie e incluso, ella misma hace lo posible para alejarse de su familia y enfocarse en su investigación. Obviamente, estos son cliffhangers que se explicaran más adelante pero también sirven para tratar de descifrar tanto a Carrie y Brody, pareja protagonista sin ningún tipo de conexión y absolutos dueños de Homeland. Claire Danes, como siempre, hace un excelente trabajo como una obsesionada/desesperada Carrie, mientras que Damian Lewis hace lo correcto como un hermético Brody. Quizás la mayor sorpresa sea Morena Baccarin, la ex Firefly, se ha dejado crecer el cabello y se ha alejado del género de la ciencia ficción para ser una ama de casa con una aventura que prefiere ignorar.


Familia Brody: Nicholas, Dana, Chris y Jessica.


El primer show post 9/11

Uno de los aspectos más destacables de Homeland es manejo maestral de la complejidad humana. Aquí no hay buenos ni malos, o por lo menos esa determinación no es tan evidente, lo que le permite al espectador dar su propia opinión y crear sus hipótesis. ¿Todo está en la mente de Carrie? ¿Brody solo sufre del síndrome de Stocolmo? La verdad es que esas preguntas solo las pueden contestar los guionistas y sabemos que no dirán nada.


Brody.

Homeland es considerado como un thriller psicológico desarrollado por Howard Gordon y Alex Gansa, ambos parte del staff del desaparecido 24, que tomaron como base los libros de Hatifim, (Prisioneros de la guerra) creados por Gideon Raff, quien también ha participó en la adaptación. Tampoco podemos dejar de mencionar que Michael Cuesta, uno de los responsables de Dexter, es parte del proyecto Homeland.


Un par muy ortodoxo. Un soldado y una agente que quizás no estén del mismo lado.


El piloto consiguió 91 puntos de 100, según la opinión de 28 críticos reconocidos. Hank Stuever, periodista del Washington Post, considera que lo que coloca a Homeland por encima de los otros dramas post 9/11 es la actuación estelar de Danes, que facialmente la convierte en el personaje más fuerte de esta temporada. Del mismo modo, TvGuide le dedico todo un artículo que explicaba por qué Homeland es el primer show post 9/11 y es que aprovechándose que hace exactamente una década se produjo el atentado más cruel en tierra americana y bajo la constante amenaza de que algo similar pueda volver a pasar, Homeland se encarga de recordarle a Estados Unidos que el terrorismo aun sigue vivo, por lo que no se debe bajar la guardia. Por otro lado, sin entrar completamente en la polémica, la serie toca el tema de una manera hábil pues no los aborda directamente, simplemente sugiere la posibilidad de que un patriota haya sido convertido para ocasionarle un daño a su propia tierra y una heroína que hará lo impensable contar de detenerlo para proteger la seguridad de su país.


Luego de dos décadas de la cancelación de My so called life, Claire Dannes vuelve como protagonista en una serie televisiva.


Quizás sea la mezcla de acción, psicología y morbosidad, (porque Showtime le permite escenas poco convencionales) es lo que hace de Homeland el mejor estreno de la temporada pero el elenco y el buen guion es lo que lo mantiene en el aire. Si bien es cierto, esta historia que solo se puede dar en EEUU, eso no quiere decir que no sea un tema global. En fin, Homeland ha convertido la pesadilla americana en una delicia televisiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario