viernes, 21 de octubre de 2011

Navegantes de 7 mares

El Barco es la sensación del momento de la televisión española llegando a alcanzar como promedio 3 millones de espectadores. Ese éxito le ha abierto las puertas en el mercado internacional, tanto cadenas latinoamericanas como europeas han suscrito acuerdos con Globomedia y Antena 3 para trasmitir la serie en 23 países.


El 17 de enero del 2011 se estrenó El Barco.

El Lost Hispano apocalíptico

La primera vez que vi El Barco me pareció que ya lo había visto antes. De hecho, tiene una premisa similar a la de Lost, es decir, todo el elenco se ve forzado a convivir en un mismo lugar sin saber a ciencia cierta lo que está pasando. Claro que Lost se desarrollaba en una isla, mientras que El Barco lo hace en la “Estrella Polar”, un buque de tripulación. En este caso, los tripulantes del Barco debían emprender un viaje de dos meses, pero se produce un cataclismo mundial que tiene como consecuencia inundar la tierra de agua. Los únicos sobrevivientes serían los integrantes del Barco y como era de esperarse, todos son muy diferentes entre sí. Los conflictos son el pan de cada día y la incertidumbre del futuro incierto de los tripulantes es la pregunta que trata de responder el programa. Actualmente en su segunda temporada, los navegantes de la Estrella Polar se han encontrado con “los otros”, quienes al igual que en Lost son sobrevivientes pero aun no se sabe si son buenos o malos. Probablemente y por lo que se ve, la segunda opción sería la indicada.


¿El Barco de Lost? Cabe destacar que así como hay semejanzas con Lost, también hay claras diferencias.


Mario Casas, un punto a favor

A penas terminó “Los hombres de Paco”, Mario Casas consiguió su primer protagónico televiso en El Barco encarnando a Ulises, un marino rebelde que se cola en el buque para buscar a su padre que abandonó a su familia hace años. El recordado Aitor vuelve a encontrarse con Neus Sanz, quien hacía de Rita en la serie policial, aunque en esta oportunidad le toca ser algo así como su madrastra, pues está casada con Julián de la Cuadra, interpretado por Luis Callejo o el recordado Marquez, ex de Silvia en LHDP. Sí, es como una pequeña reunión de Los Hombres de Paco. En fin, Mario Casas lleva gran parte del show en sus hombros, lo que es bueno porque desde que entró en la televisión merecía su propia serie. Siendo la estrella del Barco, Mario Casas comparte roles con Blanca Suárez. Esperemos que esta vez sí se quede con la chica ideal y no con el consuelo como fue el final de Aitor en Los Hombres de Paco. Esta temporada, finalmente, Ulises por fin dejó a Julia para estar con Ainoha (Suaréz) pero obviamente, las cosas no serán tan fáciles para ellos. Sobre todo porque el papá de Ainoha es el capitán del buque y como suele suceder, los dos no se pueden ni verse en pintura. Tanto Ulises como Ainoha tardaron en aceptar que estaban enamorados incluso ambos iniciaron relaciones independientes con otras personas pese a que se querían en secreto. De todas, maneras siempre es reconfortante ver a Mario Casas.


Ainoha y Ulises.

En el mar la vida es más sabrosa

Hablando de Mario Casas… Si hay algo que no se puede negar es que esta serie está lleno de sexappel y es que los productores se las ingenian para desnudar a los personajes con las excusas más absurdas pero creíbles, después de todo, están en alta mar donde hace mucho calor. Incluso, los alumnos de “El Barco” tienen la desgracia de tener duchas mixtas, así que siempre están cambiándose o caleteándose juntos. Cada serie utiliza los recursos que puede… y si en El Barco hay carne, hay que mostrarla, pues. El prime time es un horario apto para escenas de alto calibre.



Tripulantes calatos.

La Internacionalización

Si bien es cierto que El Barco tiene todos los elementos para triunfar en el extranjero aun le falta arreglar un par de cositas. A veces, el trama avanza muy lento pero supongo que eso es porque tienen que llenar una hora y media de programa. Sin embargo y pese a las críticas, el show tiene para rato y al mismo estilo de Lost, aun le falta explicar un montón de cosas. La internacionalización es producto de la originalidad en guión y el talento del elenco. Habrá que ver quién se anima a hacer una adaptación de la serie hispana pero desde ya El Barco está lleno de navegantes que se pasean por los 7 mares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario