miércoles, 27 de julio de 2011

¿Qué sucede después del “Te amo”?

En setiembre se estrenará la cuarta temporada de Castle, después de un impresionante y sólido final en donde Castle por fin le dijo a Beckett que la amaba, mientras ella se desangraba en el suelo después de recibir un balazo, claro. TVGuide ha preguntado si es que está es la temporada en la que los protagonistas deberían ya estar juntos o no. La verdad es que la tensión sexual y el coqueteo inocentón tirado más al “ya bésense y acaben con todo” es la base de muchas series pero en este caso, Castle y Beckett han sabido cultivar su relación, se han convertido en más que compañeros, son cómplices en todo sentido, desde sus bromas internas hasta sus pequeñas confesiones en momentos especiales y los espectadores hemos sido testigo de su enamoramiento paso a paso. Por supuesto, desde el piloto de la serie ya sabíamos que estos dos deberían estar juntos, Castle divierte a Beckett y la saca de cuadro, pero le pone alegría a sus días, mientras que Beckett inspira a Castle, no solamente a escribir sino a ser una mejor persona, sin embargo, y pese a todo, ¿realmente están listos para ser pareja?


La famosa escena del "I love you, Kate", se dio en el season finale, Knockout.


El amor en los tiempos del crimen

Obviamente el común denominador de absolutamente todas las series es el amor. En serio, en todas. ¿Por qué? Porque todos lo sentimos al menos una vez, supongo, porque hasta el más malo del mundo, se enamora. Por eso, los programas nos han mostrado distintos tipos de amor… el bello, el feo, el triste, el fuerte, el ignorado, el violento, el soñado, el olvidado, el recordado, el sufrido, el inspirador, el moderno, etc, etc… y como todo, para que este sentimiento se llegue a materializar, necesita tiempo aunque en series como Gossip girl o Greys Anatomy, las relaciones parecen evolucionar muy rápido, quizás demasiado, parece haber una regla para las series criminalísticas que consiste en demorar lo más posible que sus protagonistas se junten. Está danza lenta les sirve a los guionistas para concentrarse en el misterio del crimen jugando con la dinámica del elenco y de sus principales figuras.


Mientras Chuck, Nate y Mark se divierte con cada mujer que ven, Booth y Brennan siguen discutiendo lo que son y Castle y Beckett siguen peleando. Estos hombres son más rápidos que flash pero incluso, ellos se han enamorado.


Generalmente, el dúo fantástico está compuesto por un hombre y una mujer completamente diferentes (uno el impulsivo, otro el racional) por lo que al principio no quieren trabajar juntos pero con el tiempo se vuelven inseparable, evolucionando con sutileza, conociéndose con cada caso que les toca resolver y llegando a tener una conexión muy sentimental, aunque nunca se dejen controlar por sus sentimientos. Sin embargo, para seguir enganchando a la audiencia, los guionistas nos han regalados besos “encubiertos”, intercambio de miradas y escenas picantes que no son significativos para los que juntaron sus labios. Yo me pregunto, ¿es tan difícil que se dé? Vamos, él la quiere, ella lo quiere… pero ninguno lo dice en voz alta.



Besos que no son besos. Castle y Beckett se besaron para distraer a un guardia, Booth y Brennan por un capricho de Caroline, y Chuck y Sarah porque se supone eran pareja ante los demás.


¿Cuándo es el momento apropiado?

Brennan y Booth se enamoraron de inmediato, solo que tardaron en saberlo. La tensión sexual estuvo desde el principio y los escritores supieron conservarla incluso en los momentos difíciles, como cuando Brennan estaba con pareja o cuando Booth le pidió matrimonio a Hanna. Después de 7 temporadas, por fin se acostaron (aunque esto nunca se vio) y ahora, Brennan está embarazada. Según el productor ejecutivo, Stephen Nathan, Brenan y Booth son una pareja que van a tener un hijo, sin embargo, la relación será tácita, ya que se no quiere cambiar la dinámica de Bones. Noticias calentientita para Nathan: ya cambió. Muchos fanáticos se han sentido burlados por la dirección que ha tomado Bones y no es para menos, el embarazo real de Emily Deschannel pudo ser fácilmente escondido, en lugar, han puesto en primera y arrancado con todo.


Esa balada que bailaban Booth y Brennan, prometiendo esperar hasta el momento indicado, ha terminando siendo en una melodía metalera de las malas.


Aun tendremos que ver el resultado de esta metida de pata, porque la forma en la que se dio no estuvo acorde con la historia, pero con creatividad las cosas se solucionan. Por lo menos eso es lo que se espera, si no nos estaremos despidiendo de Bones antes de su tiempo. Desde ya sabemos que no se mostrara los momentos de pareja, lo que es una decepción total.

¿Pero a qué le tiene tanto miedo Bones? A la maldición de Moonlighting, ¿tal vez? Porque por mucho que queramos ver a los personajes juntos y felices paras siempre, la forma más rápida de acabar con la serie es juntando a los protagonistas. Y eso le sucedió a Moonlighting, un programa protagonizado por Cybill sheperd y Bruce Willis. Para hacer corta la historia, mucha tensión sexual entre Maddie y David, de repente en su tercera temporada, los dos terminaron en la cama y los rating comenzaron a caer hasta que finalmente fue cancelado.


Desde la cancelación del programa, se instaló la maldición Moonlighting en el idioma televisivo.


Cabe destacar que no es culpa de Maddie y David, si no de los guionistas que no supieron seguir con el jueguito del coqueteo aun cuando sus personajes no estaban completamente juntos después de haber tenido una noche loca. Todas las series pasan por esa encrucijada y quieran o no deberán enfrentarse a la maldición, aunque siempre encuentran un modo de sacarle la vuelta, si no recordemos cuando Sydney y Vaugh lograron estar, ella fue raptada y desapareció por un año, después, él desapareció y recién al final estuvieron juntos.

Después de tres temporadas de “llegarán a estar o no”, Chuck cumplió el sueño de todo nerd y logró ligarse a la espía sexy. Comprobando que con humor y buen tino, la serie puede continuar sin malograr la dinámica de sus protagonistas. De hecho, mejoró bastante, ni siquiera tuvieron que recurrir al típico recurso de hacer que rompan para que después vuelvan. Entrando en su quinta temporada, Chuck está casado con la mujer de sus sueños a punto de despedirse de la televisión sin embargo, su relación es una prueba de que dos protagonistas pueden estar juntos, mostrando su cariño mediante besos, abrazos y mucho azúcar, sin temor a que la gente cambie de canal.


Sarah y Chuck, la pareja más melosa que existe a pesar de que ella sea una fría espía de la CIA y el el típico nerd que se emociona con Star Wars.


Por otro lado, con más de 10 temporadas y dos películas, Scully y Mulder se han consolidado con la mejor pareja “yin – yang” de la televisión. Ellos son la prueba de que lo opuesto se atrae, Mulder: el creyente, Scully: la escéptica y la serie demasiado bizarra para explicar. Su relación era tan extraña como el mismo programa, por eso ni cuenta me di que ya estaban.


Tal vez de aquí Bones saco su inspiración, pues no recuerdo haber visto a Mulder y Scully como una pareja formal pese a que hasta tuvieron un hijo y todo.

Chuck, sí sabe.

Ya lo había dicho Chuck Bass, el peligro de decir las palabras mágicas reside en que si el juego acaba, también la diversión. Nathan y Emily Deschannel están convencidos de que la inteligencia imprimida en los guiones dominará la situación, que esconder el hecho de que Brenan y Booth son pareja no mellara el programa, pero ignorar algo no lo desaparece y los fans han sido muy claros en este aspecto. Si Moonlighting fue cancelado por consumar la relación de Maddie y David, ¿Bones podría ser cancelado no mostrarlo?

Y es que son pocos los que se atreven a luchar contra la maldición de Moonlighting. Algunos triunfan como Chuck y otros que no se atreven ni se atreverán pero no porque no quieran si no los mismos personajes; Patrcik Jane está demasiado dañado para tener una relación estable con Lisbon. Ahora le toca a Castle, los escritores son muy hábiles, los protagonistas, Nathan Fillion y Stana Katic tiene una química que hace que los fuegos artificiales parezcan chispitas mariposas y saben muy bien que en la actualidad forman parte de la mejor serie policial. Ya antes Beckett estuvo a punto de confesarle a Castle lo que comenzaba a sentir pero fue interrumpida por una de las ex del escritor, quien le confesó que había vuelto con él.


En una escena muy memorable, pudimos ver la decepción y frustración de Beckett cuando Castle se quitaba junto a su ex. Del mismo modo, vimos a Castle herido pero pretendiendo estar bien cuando Beckett le presenta a su nuevo novio Josh.


En la cuarta temporada, ese novio sigue en la foto, pero Castle ya le dijo que la amaba, aunque para ser sinceros, probablemente Beckett no se acuerde, puesto que estaba muy ocupada tratando de no morir. Si bien, se despertará y estará bien… Castle ya es consciente de que ama a Beckett y también de que se lo dijo, entonces, ¿Qué pasa después del “Te amo”? En la encuesta de BuddyTv, el 57% cree que Beckett sobrevivirá pero no recordará las palabras de Castle. Sin embargo, los escritores ya nos han sorprendido antes, así que todo puede pasar. Aunque el creador de Castle, Andrew Marlowe ha adelantado que entiende la frustración de los fans al no ver a Castle y Beckett juntos, pero también indica que toda gran historia de amor necesitan tiempo para desarrollarse. La prioridad para Castle es no perder la chispa, lo cual es todo un reto si decide juntarlos o incluso si decide dejarlos como están, o sea, separados. No hay que olvidar que aun Beckett y Castle tienen muchos obstáculos que impiden que estén, comenzando por ellos mismos. Creo que con suerte esta será la temporada en la los dos afronten sus sentimientos, y quizás la quinta veremos una relación.


Promo de la cuarta temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario