viernes, 9 de septiembre de 2011

El día en el mundo cambio… y también la televisión

El 11 de setiembre del 2001, no solo cambio Nueva York si no al mundo, es por eso que cada año durante este mes se conmemoran los trágicos eventos que enlutaron a los EEUU. Como un fenómeno de domino, varios eventos se desprendieron del terrible atentado que sacudió a la Gran Manzana, una década después, sigue siendo un tema sensible para los estadounidenses que no se recuperan en su totalidad. Es innegable que un suceso tan catastrófico iba a ser tocado por la televisión, después de todo, fue transmitido en vivo y en directo por diferentes medios. Ni siquiera se sabía exactamente lo que sucedía cuando los primeros reportes informaban de un choque accidental, después de que el segundo avión impactó la otra torre, entonces recién se habló de un ataque terrorista, el resto es historia conocida… Nueva York fue cerrado completamente para la limpieza de los escombros y hasta el día de hoy es imposible borrar la imagen de las dos torres desplomándose.


CNN transmitía en vivo y en directo. Entonces, el mundo también presenció el horror en las torres.


Consecuencias televisivas

Alejándonos del gran dolor de las víctimas y de las secuelas políticas del 11/9, la televisión de repente se dedico al periodismo dedicando toda su cobertura al evento per se… (relatos, testimonios, teorías, conspiraciones, etc…) apartando totalmente el entrenamiento que era vital para la recuperación anímica del país. Los Emmys cuya transmisión generalmente se dan en el mes de setiembre, tuvieron que posponerse y recién en noviembre se realizó pero sin la alfombra roja tan características de dichas ceremonias.


Ellen DeGeneres fue la anfitriona ese año y tenía como principal misión hacer reír sin olvidar la tragedia que la nación vivía en ese momento. Nadie recuerda quién ganó ese año, lo qué hasta el día de hoy se recuerda es el vestido y los chistes inspirados en Bjork.


Del mismo modo, todas las series que se filmaban en Nueva York pararon su producción, tampoco es que quisieran grabar inmediatamente ya que existía una gran presión por continuar pero siempre teniendo en cuenta la realidad del momento. Con un país tan traumatizado, no sé sabía exactamente por dónde coger el tema, algunos prefirieron ignorarlo y simplemente seguir con su historia, pero era obvio que necesitaban tener una referencia de los eventos, aunque lo más preferible era no mencionarlo, así lo hizo “Sex in the City”. Mientras que en “Friends”, la pizarra en el departamento de Chandler tenía un mensaje que todos los americanos necesitaban ver “I love NY” aunque tampoco se mencionó ni se volvió a ver a las Torres. Estas series se fueron por la tangente porque el género de la comedia, les permitía hacerlo, pero hubo otros que no tuvieron la misma suerte.


Una de las curiosidades de Friends es que la pizarra siempre tenía un dibujo diferente. En el capitulo “The one with videotape” estrenado meses después del 11 de setiembre se pudo ver en la pizarra “I love NY”.


Los obligados a tratar el tema

“The West Wing” era la serie política del momento, narraba la historia del presidente de los EEUU y obviamente, los acontecimientos del S-11 melló el contexto en el que el trama se desarrollaba. Casi tres semanas después del fatídico miércoles y en el arranque de su tercera temporada, “The West Wing” lanzó el episodio “Isaac and Ishmael”, que tuvo como principal protagonista reflexiones sobre el terrorismo. El capitulo recibió toda clase de críticas, algunas buenas y otras malas, sin embargo, la intensión no era generar controversia si no recapacitar y fortificar la imagen de los norteamericanos. Una premisa que también siguió “Third Watch”, serie que narraba la vida de un grupo de bomberos y policías. Esta vez fueron tres capítulos especiales, en el primero se enfocó en cómo comenzó el 11 de setiembre, dónde estaban los personajes y cómo presenciaron los atentados. El episodio termina cuando los policías y los bomberos se suben a sus respectivas movilidades para dirigirse a la zona cero. Los otros dos expusieron testimonios de bomberos y policías reales que estuvieron in situ o en los alrededores de las Torres. Los productores de la serie querían hacerles un homenaje merecido a los héroes anónimos que trabajaron ese día.




In their own words” (En sus propias palabras) fue el nombre de los dos episodios que presentaron historias reales de policías, paramédicos, socorristas y bomberos que estuvieron en NY. Algunos de los bomberos actuaban como actores secundarios en la serie como fue el caso de Derek Kelly, esposo en la vida real de Molly Price, la recordada “Faith Yokas”.


La visión particular de los dibujos

Con un humor más ácido y una visión diferente a la versión oficial, los dibujos se han hicieron presentes un par de años después, tanto “South Park” y “Family Guy” sacaron al aire referencias “insólitas” e irreverentes respecto a los atentados. South Park tan acostumbrado a burlarse de todo y de todos, sin ningún tipo de respeto, logró atrapar y matar a Osama Bin Laden, autor intelectual de los sucesos del 11-9 y aunque ese hecho se dio en la ficción, los americanos sintieron un confort y aprendieron a reírse de la tragedia confiando que pronto se atraparía al culpable. Por su lado, Family Guy visitó la ahora llamada “zona cero”, lugar en el cual Peter y Brian sostienen una discusión sobre el por qué se invadió Irak cuando el principal responsable era Al Qaeda. Además, además, también ridiculizó a Bin Landen en varias oportunidades.


La familia Griffint visita NY en el capítulo titulado “Baby not on board” de la séptima temporada.


Post 11/9

Si bien es cierto, Third Watch abordó la paranoia posterior que afectó a los bomberos y socorristas, con un lado positivo de sanación mostrando los agradecimientos que recibían después de ese funesto día, “Rescue me” nació de las entrañas de los escombros del World Trade Center y su protagonista Tommy Gavin, era uno de los bomberos que se encontraba en las torres ese día, no solo sufrió la un stress post traumático si no que también tuvo que lidiar con “la culpa del sobreviviente”. El show comenzó en 2004 marcando una clara diferencia con su predecesora, esta vez era completamente realista y brutalmente cruel, priorizando el hecho de que un bombero es sobre todo una persona humana con muchos defectos, entre ellos el alcohol y el sexo.


Rescue me contó con la actuación de Denis Leary e irónicamente terminó antes del décimo aniversario del 11/9.


Por otro lado, el piloto de Lost tuvo que esperar un buen tiempo para ver la luz del día ya que para la sociedad era muy chocante ver un accidente de avión. Asimismo, todas las imágenes de las Torres Gemelas fueron digitalmente borradas de las películas y las series donde aparecían por lo menos en los 5 primeros años. Posteriormente, Fringe se atrevió a colocar de nuevo y de pie a las torres en uno de sus momentos más memorables de la primera temporada.



Final de la primera temporada de Fringe: En otra realidad, las torres se encuentran intactas.


Dramáticamente, la guerra posterior al 11/9 ha sido explotada por los guionistas y directores de la televisión dándole un giro metafórico para crear una nueva forma de guerra contra el terrorismo. Un buen número de programas tocaron, tocan y tocará el tema siempre basándose en los acontecimientos del 11 de setiembre, algunos son dignos de elogio y otros simplemente parten de un oportunismo por protagonizar pero nadie puede negar que ese fue el día en el que el mundo cambio por ende, la televisión también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario