domingo, 18 de septiembre de 2011

Un buen plato de Rizzoli & Isles

16.- Franki Jr., futuro detective.

“Remember me”

La próxima temporada se pondrá interesante para Frankie y es que en el último capítulo de la temporada dio su examen para ascender a detective. El resultado: Otro Rizzoli detective. El muchacho se lo merece, toda la temporada se pasó siguiendo a Korsak y obedeciendo a Frost, además, una ex enamorada apreció con una hija que trato de adjudicársela.

15.- Los disfraces

“Rebel without a Pause”

Esta temporada, los casos estuvieron interesantes y gracias uno de ellos, pudimos ver cómo se verían todos si el show se desarrollara en la época medieval. Al mismo tiempo, gracias a Maura aprendimos que la cerveza del siglo 16 apesta.

14.- El conejito panqueque

“Bloodlines”

Mamá Rizzoli… única, sabiendo la reputación de hierro que su hija tiene que cuidar en la comisaría le preparó un panqueque en forma de conejito. Se veía chévere, pero claro fue algo que no le gustó a Jane, sobre todo cuando otros policías comenzaron a verla mal.

13.- El intercambio de ropas

“Don’t hate the player”

Maura y Jane intercambiaron ropas, pero todo tiene una explicación, Jane tenía una cita con jugador de baseball, bueno, en realidad no era una cita-cita, solo quería interrogarlo y él sugirió un restaurant francés. Al ver cómo Jane iba a ir a la reunión, inmediatamente tuvo la brillante idea de intercambiar ropa. Un corte rápido nos llevó a Jane con un vestido fucsia, completamente incomoda y a Maura con el traje característico de la detective. La escena se puede ver aquí, (no se puede pegar el video porque desactivaron la inserción): http://www.youtube.com/watch?v=JTE2V5lHsEY

12.- El chiste privado

“Bloodlines” y “Remember me”

La mayoría de series tiene la costumbre de colocar referencias internas. Castle y Chuck son maestros en eso, Bones también tiene un par y ahora, Rizzoli & Isles se puede añadir a la lista. Para resolver un caso, Maura consulta un libro escrito por J. Tamaro. ¿Y quién es J. Tamaro? Nada más y nada menos que la que adaptó la serie para la televisión, pero esa no fue la única referencia, un libro de Tess Gerrisen apareció al final de la temporada en la habitación de Hoyt. Cabe destacar que Tess Gerrisen es la autora de los libros de Rizzoli e Isles.

11.- Mamá Rizzoli, detective

“My own worst Enemy”

Esta temporada fue difícil para Ángela Rizzoli, la dejaron y tuvo que irse a vivir junto a Maura Isles. Como la típica mamá gallina se metió en la comisaria a trabajar en la cafetería, además, también se metió en la vida privada de Maura. Fue ella quien averiguó que Ian, uno de los amores de Maura, en realidad no era quién decía ser. También fue la encargada de colocar esa chispita en Jane, quien al final averiguó a Ian era buscado por tráfico de drogas y se lo dijo sin anestesia a Maura. Muchos pensarían que mamá Rizzoli estaba protegiendo el territorio de su hija.

10.- Problemas familiares

“Gone Daddy Gone”

Esta temporada también regresó el papá biológico de Isles, un mafioso con un código de ética muy parecido al de Dexter. En fin, su padre la secuestra para que lo cure porque estaba herido de bala, también le aclara que no tuvo nada que ver con el asesinato que estaba investigando y que lo están incriminando. Maura no le cree pero bueno, supongo que eso sucede cuando tu papá biológico es un criminal.

9.- Un final tipo “Bones”

“Gone Daddy Gone”

En medio del secuestro/reunión familiar estaba Tommy. Maura y él estaban jugando ajedrez, después de que papá Isles, a punta de pistolas, los interrumpe, entonces, Tommy se convierte más en una molestia porque no entiende la relación entre Maura y papá Isles, además, una vez que se le explica tampoco lo aprueba. Mientras tanto, Jane se percata de la ausencia de la doctora Isles y se apresura a buscarla pero era tarde, papá Isles se había quitado. Aquí se hace presente otra escena bizarra, porque pese a que Tommy fue golpeado, Jane se preocupa más por Maura. Al final, incluso papá Isles llama a Jane para pedirle que cuide a su hija, así como Max le pidió a Booth que lo haga con Brennan.

8.- Doble negación es una afirmación

“Sailor man”

El tercer episodio de la tercera temporada quizás fue el que estuvo más lleno de subtexto de toda la temporada, empezando por el caso: un marinero violador, hasta los extraños celos de Jane por el interés que Maura siente por Giovanni, un macho italiano mecánico de mamá Rizzoli. Jane no puede entender por qué Maura tiene una atracción bizarra por el chico que también podría ser descrito como la versión masculina de Jane. Todo el capitulo estuvo lleno de insinuaciones que terminó con Jane y Maura fingiendo ser pareja frente a Giovanni.

7.- La batalla por los muñecos

“Living Proof”

Mamá Rizzoli organizó una venta de garaje que produjo uno de los momentos más hilarante de la temporada y es que Frost y Frankie Jr casi se van a las manos por un simple muñeco que mamá Rizzoli había decidido vender sin consultarle a Frankie. Frost aprovechó el momento para comprarlo pese a la negación de Frankie. Los hombres y sus juguetes…

6.- El hermano prodigo

“Dont Hate the player” y “Gone Daddy Gone”

Tommy ya había sido mencionado al final de la primera temporada pero esta vez pudimos verlo en dos episodios comenzando por “Dont Hate the player”. Cabe destacar que Tommy no es precisamente el hermano favorito de Jane por su pasado como presidario, no puedo confiar en él y eso se lo hizo saber Jane desde el principio, pero como la familia es la familia, los Rizzoli terminan siempre perdonándose todo.

5.- La peor frase para ligarte a un policía

“Dont Hate the player”

Sin duda el humor es una de las características más resaltantes en Rizzoli & Isles, pero hay algo extraño en la forma en la que Jane es abordada por los hombres, que generalmente son rechazados, la falta de originalidad. Así en este episodio, un jugador de baseball que intenta sacar plan con Rizzoli le manda la siguiente frase o la que yo llamo “la peor frase para ligarte a un policía”: “llámame si necesitas interrogar a alguien”. Típica Jane refuta “he escuchado esa frase unas 4 millones de veces”. Solo nos podemos imaginar lo que Beckett diría…

4.- El episodio casi perfecto

“Brown Eyed Girl”

El cuarto episodio de la segunda temporada fue uno de los episodios más reales con un final decepcionante, pese a eso, la forma en la que fue desarrollada y lo cercano de la historia hacen de este un capitulo muy especial. El trama giraba en torno al secuestro de una niña que resulta que es la hija de un policía ex compañero de Jane, entonces, ella está al mando del caso. Al final, logran salvar a la niña… porque así es la ficción, todos terminan felices. Tampoco podemos olvidar que el villano de Castle, Max Martini, tuvo el papel del ex compañero de Jane y fue refrescante verlo como alguien bueno.

3.- Mamá Isles

“Rebel without a Pause”

Toda la antesala a la presentación de mamá Isles estuvo llena de nervios por parte de mamá Rizzoli y expectativas rotas por parte de Maura, de ese modo, la introducción de Jackeline Bisstet como la estirada y casi cruel mamá de la doctora se hizo realidad. No era una relación difícil si no netamente incomoda, pues, Maura nunca ha sabido cómo llamar la atención de su madre y por su lado, su madre nunca supo cómo tratar a su hija, por lo menos eso es lo que le dijo a Jane, quien parecía ser la única inmune a la indiferencia de mamá Isles. Jane le hace el pare a mamá Isles porque detesta que Maura sufra por ella pero como es la televisión, mamá Isles entiende y al final se reúne con su hija y sus amigas.

2.- El retorno de Hoyt

“Remember me”

El final de temporada marcó el regreso de Hoyt, el asesino en serie que una vez secuestró y torturó a Jane. Ahora, dizque estaba enfermo, pero la verdad es que había preparado todo un plan para matar a Jane, comenzando por un asesinato que lleva a la propia detective frente su peor enemigo. La habilidad mental de Hoyt y la forma en la que logra manipular a Jane son muestra clave de la maldad que hay en este hombre, pero también de lo primordial de este personaje y es que un héroe solo puede ser medido por la calidad de sus enemigos.

1.- Jane se convierte en Hulk

“Remember me”

O en algo muy parecido… Basto con que su némesis se atreviera a tocar la doctora Isles para que la ira en Jane despierte. Fue tal la adrenalina que logró enfrentarse al guardia y lanzarse contra Hoyt para finalmente asesinarlo de una vez por todas. Bueno, por algo es policía y no solo una cara bonita.

Mención honorable: Referencia Proyect Runway

Podría hacer una lista de los momentos bizarros, sugerentes y extraños de Rizzoli & Isles, pero prefiero ver su relación como única aunque tenga sobresaltos, como esa vez que Rizzoli le preguntó a Isles si se acostaría con ella o cuando se ponía celosa porque Maura parecía gustarle más su hermano que ella. En fin, para mi el momento más resaltable es cuando Maura compara a los diferentes tipos de armas autocreadas de la cárcel con el programa “Proyect Runway”, puesto que un reo solo tiene pocas herramientas para hacer un arma. Solo alguien como ella se puede salir con la suya dando una metáfora así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario