jueves, 15 de marzo de 2012

Series pasadas y canceladas


Este año, he recordado algunas series que merecían con desesperación que los canales le dieran una oportunidad pero no lo hicieron. No fueron renovadas y se quedaron en el olvido, muchas veces sin culminar la primera temporada. Paradójicamente, si vemos la premisa de ciertas series al aire, podemos encontrar similitudes con aquellas canceladas. Por ejemplo, New Girl me recuerda bastante a My Boys, si no fuera por el encanto dorkie de Zoey Deschannel que le da un plus diría que es básicamente la misma historia de la chica rara que para demasiado con un grupo de hombres. Por otro lado, Glee es más o menos como Popular, sólo que desde el ángulo de los marginados. Después de todo, ambas nacieron de la mente de Ryan Murphy. Hasta el cliffhanger del tráiler que choca el auto de Quinn me trajo a la mente cuando Brooke fue atropellada cuando salía del baile de promoción. Ambas chicas estaban distraídas. Tal vez, pulir la premisa y resaltar las virtudes de las viejas series dan gran chance de resultar. La próxima temporada veremos el remake de Dallas, una nueva versión de la Bella y la Bestia y de Cult, se presenta como la nueva serie de hot doctors.

¿Parecidos asombrosos? Brooke y Quinn sufrieron accidentes automovilísticos por distraídas.

Canceladas pero no olvidadas

Como dije, me este año volví a ver mis series favoritas que tuvieron una vida muy corta, pero esta vez entendí por qué fueron canceladas. En el caso de la adaptación de Tarzan del 2003, la modernidad fue más un estorbo, la historia de misterio que se le intentó dar a la familia de Tarzan era fofa e inconsistente, aunque los protagonistas, Travis Fimmel y Sarah Wyne Callies tenían buena química, muchas veces la inhabilidad de Tarzán por comunicarse con los demás, lo hacían ver como un retrasado mental con un cuerpo admirable. Debo admitir que era una serie lenta y muy dramática, tal vez por alejarse de las comparaciones con la serie de los 70’s y del dibujo.

Un dato anecdótico es que la popular Xena, Lucy Lawless y Blair de Gossip Girl, Leighton Meester participaron en la serie, pero ninguna parecía cómoda en sus roles ni con sus peinados.

El mismo error lo tuvo Young Americans, donde hubo mucho drama y no resoluciones, con un desarrollo a la velocidad de la tortuga. Problema que no tenía Popular, que siguiendo los parámetros de Ryan Murphy tenía un humor acido y varias subhistorias que robaban protagonismo. En este caso, fue el rating o la falta de él lo que llevó a Popular a la cancelación. Eddie Keen fue otra serie brillante no apreciado por el publico aunque era alabado por la crítica, al igual que Out of Practice, una comedia que contaba con un elenco de lujo encabezado por Fonzie, Henry Winkler y Stockard Channing. Esta sitcom se estrenó en el 2005 con un humor fino y pudo ser la comedia de la década, así de buena era. Producido por Joe Keenan y Christopher Lloyd pero una vez más el bajo rating fue el verdugo por lo que solo tuvieron 13 episodios.


Esta hilarante comedia sobre una familia disfuncional llena de doctores fue transmitida por la CBS y contaba con la participación de Paula Marshall, Ty Burrell, Jennifer Tilly y Christopher Gorham.

Los manotazos de ahogados

She Spies quizás sea la mejor versión de los Ángeles de Charlie sin el nombre e incluso se burlaban de la misma premisa. “Tres chicas malas trabajando para los buenos” comportándose muchas veces como las chicas huecas que salvan el día por una casualidad. Por lo menos en este caso, su sexapple les concedió dos temporadas,  que es más de lo que pudo anhelar la última versión de los Ángeles de Charlie. 


She Spies tuvo 40 episodios y fue protagonizado por Natasha Henstridge, Kristen Miller y Natashia Williams.

La serie protagonista tenía un humor irónico y rápido con frases a lo pimpón para entender el chiste. Definitivamente, la complicidad de las chicas junto a sus picardías salvaban el programa, sin embargo, las historias desarrolladas dejaban mucho que desear. Aunque sobrevivieron 40 capítulos, el rating las catapultó al olvido. Desde entonces, Natasha Henstridge ha participado en un par de series con personajes secundarios, al igual que sus ex compañeras, pero siempre con esporádicas apariciones sin protagonismo absoluto.

Las Post lost

Ni siquiera los shows con premisas extrañas como The Nine, Reunion y FlashForward llamaron la atención de los crueles televidentes. The Nine narraba la historia de un grupo de personas que tienen como único nexo, el secuestro que sufrieron. Una vez más Tim Daly tenía el papel del hombre bueno malhumorado con un pasado problemático, aunque era carismático el tipo, la serie jamás llegó a cuajarse en su totalidad.

El mundo antes de Shonda, Daly se encontró con Kim Raver en The Nine. Actualmente, Daly trabaja en Private Practice, mientras que Raver en Grey’s Anatomy, ambas producidas por Shonda Rhimes.

Por otro lado Reunion era una serie intrigante que giraba en torno al misterio del asesinato de uno de 6 amigos cercanos. Cada capitulo del show narraba un año en la vida de estos amigos, considerando que se conocían hace 20 años, podríamos decir que esta historia tenía una fecha de vencimiento, sin embargo, esto se adelanto y sólo pudimos ver 13 episodios. Jamás llegamos a saber quién mató a Samantha Carlton.


El show contaba con Dave Annable, Alexanda Davalos, Will Estes, Sean Faris, Amanda Righetti y Chyler Leigh.

Y si en Reunion se investigó un caso investigando el pasado por medio de flashbacks, en Flashforward, todo se centró en el futuro. Futuro que el mundo vio gracias a un experimento fallido. Una de las series más fascinantes del 2010, basado en el libro del mismo nombre. Ya sabemos la historia, ABC tenía que decidir entre este show o V, ya que solo uno de ellos podría tener una nueva temporada y se decidió por la serie de extraterrestres que resultó cancelada poco después.

Esperemos que ABC aun lamente su decisión.

Los que pudieron revolucionar

Tal vez si es que Mtv hubiera transmitido Life as we know it, todavía estaría al aire, porque tenía la temática de Skins y el sentido de humor crudo como The Hard Times of RJ, además contaba con adolescentes de moda como Sean Faris, Jon Foster, Chris Lowell, Missy Peregrym y Kelly Osbourne. ¿en qué falló? Casi nadie lo veía. Aunque hay que admitirlo, esta serie se adelanto a su época, si la asociación de padres se queja de Glee, hubieran puesto el grito en el cielo por algunas de las escenas en Life as We Know it.


Life as we know it

Si ahora Jeffrey Donovan está en Burn notice pero todavía puedo verlo como David Cregan de Touching Evil, en la versión americana de la popular serie británica. Un detective que no podía controlar sus impulsos con una empatía con los criminales… sí, es una historia ya vista pero en este caso, la actuación de Donovan era el pilar de la serie y su conexión con Susan Branca, interpretada por Vera Farmiga, no era la típica llena de tensión sexual, si no de un compañerismo fraternal donde primaba el deber antes que el placer.

Poster de Touching Evil

¿El bajo rating o la falta de fe?

Desde mi perspectiva, cada una de estas series debió quedarse un poco más al aire junto a otras como My so called Life y Eli Stone. Claro, esto es mi simple opinión y es que la falta de rating es lo que llevó a la cancelación a la gran mayoría. Sin embargo,  ¿fue sólo el bajo ratingo o quizás una falta de fe por parte de las cadenas televisivas? ¿Una restructuración afinada pudo haberlos salvado… tal vez una campaña mediática? Roswell, una serie aceptable no hubiera tenido una tercera temporada si no fuera por sus fanáticos, lo mismo con Chuck y con Community… ¿Entonces, qué fue? ¿Por qué se rindieron rápidamente?  Nunca lo sabremos, y estas series quedaran en la historia como las pasadas y canceladas, no antes de tiempo, simplemente canceladas.

Piloto de Out of practice: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario