viernes, 27 de mayo de 2011

Rizzolli & Isles, un buen consuelo

No, no es un plato extraño de la gastronomía mundial, Rizzolli es el apellido de una hermosa detective que trabaja en homicidios de Boston mientras que Isles es el de la forense más fashion de la televisión y las dos son las protagonistas de la serie policial de TNT, Rizzoli & Isles. La recordada actriz de NCIS, Sacha Alexander, acostumbrada a trabajar en series “de casos” ahora le da vida a Maura Isles, mejor amiga de la detective Jane Rizzolli, quien es interpretada por Angie Harmon a quien hemos visto en Law & Order. Cayendo en el cliché, las dos protagonistas no podrían ser más diferentes, por su lado Rizzoli es impetuosa y muy trabajadora mientras que Isles trabaja con un estilo impecable muy enfocada en los resultados y en la ciencia. Los personajes se contrastan pese a sus diferencias, dejando la famosa receta de la tensión sexual para atraer a la audiencia, esta vez es la amistad estrecha entre las protagonistas y su forma de relacionarse la que se roba toda la función pero aparte de esto, la serie no se distingue mucho de las demás: siempre hay un asesinato que resolver.

A la moda como Megan Hunt y la combinación de Brennan y Cavanaugh



Como escribí en el articulo donde opine de Body of Proof, Megan Hunt me recuerda mucho a Maura Isles, pero la comparación debió haber sido al revés ya que Rizzoli & Isles es relativamente más antigua que Body of Proof. Maura es una mujer forense, independiente, de carácter fuerte con un apodo que impone respeto, (Dra. Muerte), sumamente atractiva y fashionista, la mujer va a todas las escenas de crímenes en taco 7 mínimo, es decir, una femina que exuda glamur y con un coeficiente intelectual por los cielos, es prácticamente una computadora andante y así como Brennan, muchas veces necesita ser traducida o que se le explique ciertas cosas de la humanidad que parece que los cerebritos no entienden. Proveniente de una clase social alta, no tiene problemas para relacionarse con todo tipo de personas, quizás su único problema es que fue adoptada y siempre se preguntó por su familia biológica. Quienes venían Crossing Jordan recodaran que Jordan descubrió que tenía un medio hermano y que este estuvo involucrado en la muerte de su madre, pues en la primera temporada, Maura descubre que tuvo un medio hermano en medio de una investigación e involucrándose en ella se encontró con su padre biológico.

A un paso de Benson y lejos de Beckett



Como todo yin necesita su yang, Jane Rizzoli parece ser el antónimo de Isles. Al igual que Becket y Benson, Jane vive en un mundo de hombres y hace lo que sea para defender su puesto, al cual ha llegado a punta de mucho esfuerzo, tampoco se aleja mucho del arquetipo de una policía no muy femenina que digamos. Creo que es la primera vez que una detective de homicidio no tiene una razón para trabajar como tal, ya que toda su familia está viva aunque la mamá de Jane, Ángela, no termina de aceptar que su hija trabaje para la policía y quisiera que ninguno de sus hijos estuviera en el cuerpo, pues al igual que Jane, su hijo menor que le sigue todos los pasos a su hermana, Frankei Rizzoli Junior, también es agente.

Los Rizzoli son una familia de clase media pero muy unida. En una oportunidad, su raíces de pueblo, ocasionaron una pequeña discusión con Maura y es que Jane critica a los que tienen mucha plata pues, piensa que siempre ocultan algo mientras que Maura protegía a su “gente”. Al final, las dos se reconciliaron, obviamente y terminaron resolviendo el caso. Jane es una mujer difícil, enfocada siempre en su trabajo con muy poco tiempo para desarrollar una relación. En realidad, no tiene razón para que sea así ya que aparentemente no tiene ningún trauma familiar ni nada pero al aparecer a los escritores les gusta verla sola.


La familia Rizzoli

No hay compañero sexy

Lejos, muy lejos del compañero sexy y super masculino presente en las series criminalísticas, en Rizzoli & Isles, podemos ver al detective Barry Frost, ahora, no digo que Lee Thompson Young no sea simpático porque lo es pero su personaje, Frost, además de ser muy joven padece de un pánico hacia los muertos y aun así trabaja como detective de homicidios y es el actual compañero de Rizzoli. Mientras que el ex compañero de Rizzoli es Vince Korsak, un detective gordito de antaño que le gusta burlarse del nuevo, o sea, de Frost.


Barry Frost, Frankie Rizzoli Junior, Jane Rizzoli, Maura Isles y Vince Korsak.

Una amistad muy bizarra

Como su nombre lo indica, básicamente la serie es “Rizzoli & Isles”, lo que ha ocasionado muchas controversias puesto que algunas personas ven entre líneas más de lo que hay o podría haber, ya que en esta época nada es definitivo y mas si se lucha por el rating. Las dos son amigas, tal vez al extremo, muchas veces Jane se ha refugiado en Maura cuando necesitaba claridad y Maura ve a Jane como una roca en la que siempre se puede apoyar, todo eso muestra el nivel de confianza que se tienen. Las veces que discuten, que generalmente se dan porque Maura no explica con palabras mortales lo que le ha sucedido a la víctima, causan los momentos más cómicos del programa. De hecho, toda la interacción entre las dos es lo interesante de la serie ya que los casos no tienen los giros inesperados que hay en Castle.


Jane y Maura en el piloto, discutiendo.

Rizzolli & Isles se estrenó con éxito en TNT en su primera temporada y está basado en las novelas de Tess Gerritsen. Aunque en el aspecto visual se aleja mucho del éxito de Fox, Bones, ya que tiene un ambiente parco con personajes secundarios que son opacados por los protagonistas pero el carisma de Harmon y Alexander les ganó una segunda temporada que se estrena en julio y a falta de Bones y Castle que se han ido de vacaciones, Rizzoli & Isles es un buen consuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario