viernes, 8 de abril de 2011

La política es el paraíso de los charlatanes y la delicia de las series

Wikipedia define la política como la actividad humana que tiende a gobernar o dirigir al Estado en beneficio de la sociedad, pero en estos tiempos y sobre todo en los jóvenes, la política es vista como un elemento corrupto embriagado por la ambición y el poder o simplemente un tema muy aburrido, cuando no debería ser así. La política no son los señores que prometen de todo y que casi se prostituyen con tal de ganar voto, es mucho más profunda que las propuestas, que la guerra sucia y los carteles, la política es un ideal y una forma de vida. En el Perú, (que yo recuerde), nunca se ha podido el verdadero mundo de la política representado en la pantalla chica, aunque cuente con todos los componentes dignos de una novela Shakeaspereana, desde la traición pasando por la ambición hasta las buenas intensiones que no siempre resultan ser aprobadas por el pueblo.

Quise buscar algunos ejemplos modernos y clásicos en la televisión donde se toca la política desde diferentes ángulos, pero, lamentablemente como mencione en el anterior párrafo, no existen programas así en el Perú, así que tendré que conformarme con la política internacional.

La política seria: The West Wing

Si vamos a hablar de política en la televisión no podemos dejar de mencionar a la galardonada serie The West Wing. El ala oeste de la Casa Blanca se convirtió en el escenario principal de la historia que narraba la vida del presidente demócrata Josiah Bartlet, interpretado por el experimentado y actor de actores Martin Sheen, y de sus colaboradores miembros del equipo de asesores del jefe de estado, así como de su entorno familiar, incluyendo a la primera Dama. El gobierno de Bartlet se extendió por 7 temporadas y fue alabada por la crítica y distintos profesores de ciencia sociales.

El último episodio de The West Wing se emitió el 14 de mayo del 2006.

Con diálogos rápidos e inteligentes, el drama se beneficiaba de los acontecimientos de su propio país y los mezclaba de manera ingeniosa para presentárselos al público desde el punto de vista de un presidente que solo busca el bienestar del pueblo, aunque esto signifique tomar decisiones polémicas, muchas veces criticadas. Sin embargo, el atentado del 11 de setiembre cambio el mundo y el panorama político. West Wing ya había tocado el tema de los ataques terroristas con la intensión de dañar al presidente pero ni lo escritores ni nadie se pudo imaginar el impacto que tendría el atentado más brutal y trágico en la historia mundial. Ante esto, los productores, y sin tocar el tema directamente por respeto, lanzan el episodio “Isaac e Ismael”, en el cual se analizó los asuntos y los temores que en ese momento sentían los estadounidense.

En el capitulo, un grupo de estudiantes visita la Casa blanca mientras se desata una alerta en la sede presidencial. El propio presidente se reúne con los estudiantes, rechazando cualquier ataque de terrorismo y reafirmando su amor por la patria en que nació, pero para que los alumnos pudieran comprender el conflicto entre los países relata un pequeño cuento de Isaac e Ismael, tratando de explicar que los países son como los hermanos y por eso no siempre se llevan bien. La crítica en este episodio estuvo dividida, algunos pensaron que era una clase magistral y otros lo criticaron por su proximidad a los condenables ataques del 11 de setiembre, pero como sea, West Wing mostró por primera vez la prerrogativa del hombre más poderoso del mundo en la ficción.

Martin Sheen tuvo 6 nominaciones al Emmy por encarnar al mítico presidente Bartlet.

La política cómica: Spin City

El recordado actor de Volver al futuro, Michael J Fox le daba vida al teniente alcalde de Nueva York Mike Flahery. Su trabajo era esencialmente proteger al extravagante alcalde Randall Winston y sacar adelante su mandato sin ningún problema, pero la colorida personalidad de Winston era un factor potencial que podía arruinar su propia carrera política. En múltiples oportunidades Winston hacía el ridículo y era salvado por las ingeniosas acciones de Mike. La forma atípica de tratar la política como una comedia de situación fue lo que llamó la atención de la audiencia, eso más el carisma de Michael J Fox fue lo más resaltante de Spin City.

Michael J. Fox dejó de ser recordado como Alex en Lazos familiares, para ser reconocido como Mike Flahery en Spin City, pero igual todos siempre tendremos presente su frase en Volver al futuro: "hey, Doc".

Los personajes secundarios, la mayoría de ellos con la personalidad de Randall causaban más problemas en el ayuntamiento que soluciones terminando siempre en situaciones hilarantes. En 1998 se introdujo un nuevo personaje Caitlin Moore (Heather Locklear), brindándole un aire fresco y sexy a la serie. Fuera de la ficción, Michael J Fox anunció que tenía la enfermedad de Parkinson, razón por la cual tenía que retirarse de la televisión, siendo reemplazado por Charlie Crawford, (Charlie Sheen), quien le puso un humor más negro al ayuntamiento de Nueva York. La serie fue cancelada después de 145 capítulos a lo largo de siete temporadas.

La política reflexiva: MASH

Además de ser el nombre del programa, MASH también son las siglas que identifican a los hospitales móviles del ejército estadounidense. La serie se desarrollo después del éxito de la película del mismo nombre en donde se satirizaba la Guerra de Corea desde el punto de vista de los médicos de un hospital de campaña. La serie siguió la misma línea teniendo como protagonista a Alan Alda.

MASH estuvo al aire 11 años, es decir, duró más tiempo que la misma guerra de Corea.

La política con tinte de mujer: Commander in Chief

Esta fue la primera vez en que un drama televisivo se centraba en la vida política y personal de la primera presidenta de los Estados Unidos. Por supuesto que un papel con tanto peso no podía caer en nadie mejor que en Geena Davis. La vicepresidenta Mackenzie Allen recibió el puesto de jefa de estado después del fallecimiento del presidente Teddy Bridges. Ella al principio no quiere ser presidenta pero antes que dejar que su país caiga en manos equivocadas, decide afrontar el reto y aceptar el máximo poder. La serie solo duro una temporada, pero causo mucho impacto por sinopsis, ya que hasta el momento a nadie se le hubiera imaginado una mujer en el sillón presidencial. Más tarde la ficción pasaría a la realidad en países como Chile, Argentina y Alemania.

Geena Davis ganó el globo de oro por mejor actriz en una serie dramática en el 2006 por su interpretación de la primera presidenta mujer en la serie de la ABC.

La política en la sangre: Jack & Bobby

En una alusión directa a la familia más emblemática de los EEUU, Jack & Bobby narra la juventud de Jack y Bobby McCallister, dos hermanos de los cuales uno se convertirá en el presidente de los EEUU en 2049. Ambos hermanos son influenciados por su madre Grace, una catedrática apasionada de la política, 100 % liberal y demócrata marcará en el camino de sus hijos.

Cada episodio estaba estructurado con entrevistas tipo documental en donde las personas más cercanas al presidente Bobby McCallister narraban acontecimientos trascendentales además de anécdotas sobre su juventud resaltando siempre lo importante que era su familia y sobre todo su hermano mayor Jack, a quien admiró hasta el día de su muerte. Suena casi inverosímil creer que Bobby McCallister, considerado el mejor presidente de los EEUU y reconocido como “El gran creador” era un tipo tímido apegado a su madre y con gustos extraños en durante su adolescencia. Toda la serie hace referencia al presidente Jhon F. Kennedy y su hermano Robert Kennedy, a quienes el pueblo llamaba con cariño “Jack y Bobby”.

Jack & Bobby solo tuvo una temporada memorable en la desaparecida WB.

Los Kennedy

La política estadounidense se puede resumir en una sola palabra: Kennedy. Muchas películas han hablado sobre esta dinastía siendo la miniserie “Los Kennedy” producida por el History Channel, una de las últimas en estrenarse (hace apenas una semana) además de ser una de las polémicas. Un asesor del presidente la calificó como “despechada y maliciosa” e incluso la reacción de la familia Kennedy no se hizo esperar y trató de impedir su difusión. ¿Pero por qué? Según la producción, la miniserie explora todos los aspectos que le dieron forma al mito familiar, desde sus presuntas conexiones mafiosas, pasando por la rivalidad entre los hermanos, hasta las relaciones extramatrimoniales de JFK. El reparto también ha sido punto de críticas, Katie Holmes como Jackie Kennedy no tiene el carisma para interpretar a la Primera Dama más querida de Norteamérica y Greg Kinnear tampoco es creíble como JFK.

La miniserie The Kennedys: protagonizada por Greg Kinnear como JFK y Katie Holmes como Jackie Kennedy.

En fin, muchas veces la realidad supera la ficción sobre todo en el mundo político. Sigo esperando el día en el que el Perú plasme en pantalla casos como los petroaudios o meta cámaras y hagan un reality en el congreso, que poco falta para convertirse en un circo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario