martes, 27 de diciembre de 2011

Lo mejor del 2011


21.- Un cliffhanger cliché que vale la pena

(Awkward)

Cuando cancelaron The Hard Times of RJ Berger, estuve desolada pero MTV le dio una oportunidad a Awkward y me sentí reinvidicada. Esta serie es chistosa, cruel y muy incomoda, ahora tenemos a una adolescente que quiere con el más popular y que de algún modo logra tener una relación secreta con él. Jenna y Matty era una pareja dispareja de la serie, pero después de que Jake (mejor de Matty) se fijara en Jenna, los protagonistas estaban en problemas. Finalmente, Jenna eligió estar con el que no se avergonzaba de parar con ella, o sea, Jake, y lo hizo frente a Matty sin que Jake se diera cuenta. Totalmente cliché pero memorable.

20.- La escena del bote

(Ringer)

La nueva serie de Sarah Michelle Gellar se estrenó estre año. Irónicamente, lo que más llamó la atención del piloto no fue la reaparición de la ex Buffy si no esa espectacular escena en el bote en donde (gracias a los efectos especiales) pudimos ver a Siobhan y Bridget (ambas intepretadas por Gellar) interactuar en la misma toma. Increíble.



19.- Momento incomodo

(Modern Family)

No soy una gran fanatica de esta serie pero reconozco cuando tiene buenos episodios y  “Caught in the act”, defintiviamente es uno. En el episodio, los niños “descubren” (no literalmente, sólo los oyen y después los sorprenden”) a sus padres tener relaciones sexuales. Un momento incomodo que vale la pena volver a ver.

18.- Wilfred en la playa

(Wilfred)

Wilfred es una comedia hilarante que no entiendo muy bien para ser capaz de explicar.  No sé si Wilfred es un perro de verdad o nace de la imaginación de Ryan. En fin, este sitcom es una adaptación de una serie australina pero a mi consideración, la versión americana es mucho mejor. Así podemos ver a Elijah Wood muchas veces cumpliendo los caprichos de Wilfred, incluso dejarlo libre en la playa aunque este prohibido.




17.-  El asesinato de Vincet Nigel Murray

(Bones)

Uno de los momentos más doloros de este año fue la inesperada muerte de uno de los asistentes más queridos de la doctora Brennan. El joven inglés, Vincent Nigel Murray, recibió una bala directa del principal enemigo de la temporada pasada de Bones. La última escena donde Vincent ruega por su vida te rompe el corazón, sobre todo el descenlace. Uno de los mejores episodios de Bones.

16.- Vampiros fantasmas

(The Vampiries Diaries)

Bueno, al aparece realmente nunca se desaparece totalmente de The Vampiries Diaries y menos si eres un vampiro, los guionistas simpre encontraran un modo de volverte a traer, aunque sea como fantasma. Así fue con Vicyi y con Anna. Gracias a ello ahora sabemos que Jeremy tiene el poder de ver a sus ex novias. No, en serio.

15.- Los disfraces de Max y Penny

(Happy Ending)

Happy Ending no es el “nuevo Friends”. Creo que ya se ganó su propio nombre (aunque siga la misma premisa), sin embargo, los disfraces del especial de Halloween fueron lo máximo. Si no me crees mira a Max y Penny haciendo de madre e hijo.



14.- Bizarros cameos

(Cougar Town)

Todo comenzó con Community, pero después, la gentita de Cougar Town comenzó a aparecer en casi todos los programas de ABC. Freaky pero chévere…

13.- La reunión de Dharma y Greg

(Two and a half men)

El estreno de la nueva temporada de Two And a Half Men fue un éxito rotundo, pero lo más destacable, para mi, fue el extraño cameo de Jenna Elfman y Thomas Gibson, Dharma y Greg, en los 90’s que aparentemente se habían convertido en la pareja que no querían ser.  Recordemos que Dharma y Greg no querían caer en el cliché de ser la pareja que no puede soportarse.

12.- “The Douchebag Jar”

(New Girl)

El piloto de New Girl nos trajo a la televisión a un rostro familiar, Zoey Deschannel, pero también nos presento a un grupo de hombres completamente adorables e hilarantes, especialmente Schimdt, que tiene que introducir un dólar a una jarra cada vez que dice una estupidez machista o algún comentario mañoso así conocimos a la denominada “douchebag jar”.



11.- “Elves”

(Castle)

Un momento muy gracioso en “Castle” fue cuando Ryan, Esposito y Castle se disfrazan de Elvis para colarse a un casino, lo que hace este momento más memorable es que Esposito se pico cuando una mujer alaba a Castle y le reclama que de repente el alabo era para él. “¿Qué Elvis no puede ser moreno? Soy Elves”.



10.- Adiós, Henry

(Grey’s Anatomy)

Desde que Henry entro a la serie, sabíamos el desenlace que iba a tener. Era obvio que su enfermedad mejoraría antes de empeorar para esperanzarnos un poco, (así fue con Denny). Por supuesto que jamás imagine que Owen no le diría a Crisitina sobre quién estaba operando y después de que Henry muriera, Owen tampoco le diría a Teddy lo que había pasado con su esposo. Ahora, no es algo que se pueda ocultar por mucho tiempo, pero la resolución recién la sabremos en enero.




9.- “LLBFFs”

(Rizzoli & Isles)

Como escribí previamente en uno de los artículos, “Salior man” es el episodio más sugerente de Rizzoli & Isles pero también es uno de los más graciosos. En dicho episodio, Maura muestra interés por un ex compañero de Jane, que termina siendo un pesado y para deshacerse de él, pretender ser algo más que una simple compañera de Jane. Inventando el termino “LLBFF” para definitir su “relación”.  Ay… ¿Qué haríamos sin el subtexto?

8.- “I love you, Kate”

(Castle)

Quizás no fue el mejor momento para la declaración pero Castle no pudo contenerse y le dijo a Beckett que la amaba después de que la detective recibiera un balazo. Actualmente, ella prentende que no lo escucho porque estaba demasiado ocupada tratando de no morir. Un excelente cliffhanger cortesía de Castle.

7.- Chuck por fin se casó

(Chuck)

Después de 4 años y mucho alboroto, finalmente, Chuck se convirtió en el marido de Sarah.  Ahora somos testigos de cómo va su matrimonio en la última temporada de la serie pero no podemos negar que su boda hubiera hecho un gran final también.

6.- El sexo tácito y sus consecuencias

(Bones)

Tampoco es que pidiéramos sexo explicito en Bones, pero si un par indicios que nos indicaran qué pasó después de que Booth consolara a Brennan por la muerte de Vincent. Sorpresivamente, la respuesta vivo al siguiente episodio cuando Brennan le informó a Booth que estaba embarazada. Un poco decepcionados vinimos a la séptima temporada, pero los guionistas cerraron bien el tema. Oficilamente, Brennan y Booth son pareja y además, van a tener una hija.

5.- El sheriff es el cazador

(Once upon a time)

Cuando comenzó la serie y conocimos los dos mundos paralelos en el que se desarrollaba (siendo uno el del pueblo y otro el de los cuentos), sabíamos que Mary Margaret era Blancanieves, la alcaldesa era la bruja, David, el príncipe encantado pero nadie sabía quién era el sheriff en el otro mundo. Así en el capítulo 7, su verdadera identifidad fue revelada e incluso, por unos segundos, él también lo supo. Era el cazador que le salvó la vida a Blancanieves. Una sorpresa que no vi venir.

4.-  La desaparición de Peter

(Fringe)

Fringe es, por decir menos, una serie extraña donde literalmente todo puede suceder incluso desaparecer a su propio protagonista. En el final de temporada, Peter accidentalmente borró su propia existencia, dejando así un genial cliffhanger.

3.- “Hey Beautiful”

(How I Met your mother)

Uno de los mejores momentos de la temporada pasada fue una broma interna que todos conocemos. Los escritores de How I Met your mother escribieron el tema principal de tu serie y este año pudimos ver a los protagonistas cantarla en la misma comedia. Esto fue cuando Barney quiso impresionar a su padre biológico y le dijo que tenía una banda.  Sin precio.



2.- El debate

(Community)

Todos los episodios en Community son literalmente un mate de risa, pero uno que vale la pena destacar es el debate entre los candidatos al consejo estudiantil.  ¿La razón? Los argumentos: entre un “Pop, pop, pop” (que probablemente sea la frase del año) y el “Ppblt”, la carcajada era incontrorable.

1.- El beso

(Castle)

Duro segundo pero marco el año. Después de 3 temporadas de coqueteos, Castle y Beckett se besaron, aunque sólo fue para cubrirse y poder rescatar a Esposito y a Ryan. Igual fue memorable. Ya queremos otro.


Mención honorable: Homeland

Definitivamente la serie revelación del año es Homeland y no es para menos, el show protagonizado por Claire Danes y Damian Lewis juega con la premisa de que un héroe americano podría convertirse en la mayor amenaza del país. Al principio esto era solo una hipótesis manejada por la agente especial Carrie Mathison, mediante la historia se desarrollaba comenzábamos a dudar de las teorías del personaje de Danes, sin embargo, pocos capítulos antes del gran final de temporada se confirmó que Brody iba ser el encargado de perpetuar un ataque terrorista que nunca se dio. Sin dudas, Homeland es el mejor estreno del 2011 y la segunda temporada ya fue confirmada por Showtime. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario