viernes, 2 de diciembre de 2011

¿Por qué a Glee le gusta sabotearse así mismo?

La próxima semana Chord Overstreet regresa a Glee como Sam. Esta es una excelente noticia después de todo el drama que se armó por su inoportuna y confusa salida, además de su “no renovación” de contrato que permitía su continuidad en la serie musical. El popular “Trouty Mouth” volverá a la secundaria se supone que solo por un episodio “Hold on to Sixteen” pero dependiendo sobre el resultado, es justo creer que sí goza de la aceptación del público, volverá de nuevo y es que resulta que de un tiempo a esta parte, Glee tiene la fastidiosa costumbre de regalarle el show a las estrellas invitadas.


Trouty Mouth is Back. ¿El actor prodigo retorna a casa? Solo por un episodio.


Los protagonistas dan un paso al costado

Originalmente, Finn, Rachel y Will eran la base del show, aun lo son pero digamos que un porcentaje mucho menor. Desde que comenzó la tercera temporada, el tiempo en pantalla de Will ha sido reducido y ahora, esporádicamente lo vemos, mientras que la primera temporada, el show giraba en torno a él. Lo mismo es con Finn y Rachel, sobre todo porque su relación está demasiado estable y ya conocemos la historia: pelean, Finn da un discurso, Rachel reflexiona y las cosas vuelven a ser la de antes. La temporada pasada, Kurt fue el protagonista y Blaine, se encargó de robarse la atención en más de un episodio. Del mismo modo, Santana y Brittany se adueñaron del show. No me quejo de eso, personalmente, encuentro la relación de Finn y Rachel muy aburrida, mientras que Santana siempre me da una sonrisa con sus afinados insultos.


Sin embargo, debemos recordarles a los escritores que Artie, Tina, Mike y hasta Emma también son personajes importantes que merecen una historia e incluso han estado desde el primer capítulo.


Bitch Quinn

Para el colomo de males… es realmente increíble lo que hicieron de Quinn. Su metamorfosis de chica buena en la primera temporada hasta una psicótica desquilibrada en esta nueva tempora es por decirlo menos: impresionante. Si bien es cierto, Quinn no merece ser odiada, muchas veces es muy fácil hacerlo pero no importa porque mientras se ponga a cantar con las demás, le perdonamos de todo. Aunque no sabemos si es buena o mala y creo que los mismos guionistas no saben qué hacer con ella. Todo este rollo con el bebé sirvió para involucrar a Puck y Shelby y nuevamente, Quinn quedo desplagada a un segundo plano. Ni siquiera el retorno de Sam servirá para ayudarla a encontrar una nueva dirección ya que según los rumores, Sam vuelve para ayudar al grupo y de paso, tratar de regresar con Mercedes. Auch…


Ahora, en la escala de Maldad Quinn sigue muy por debajo de Santana pero en la escala de locura y bipolaridad, Quinn recibe el primer lugar.


El show de los invitados

No se puede criticar a los invitados especiales, todas las series que están de moda los tienen. Desde Chuck hasta Grey’s Anatomy, sin embargo, pocos son los programas que dejan que los invitados brillan tanto que logran opacar a sus propias estrellas. En esta categoría está Glee. Justo esta semana Ricky Martin confirmó vía Twitter que participaría en Glee como el nuevo profesor de español y según EW, Gloria Estefan podría interpretar a la mamá de Santana y hasta aparecería en el mismo capitulo que Ricky. Justo cuando ya nos habíamos recuperado de la participación de Gwyneth Paltrow.


Obviamente, Glee tuvo otros grandes invitados pero recuerdo más los capítulos especiales dedicados a la ganadora del Oscar.


A eso tenemos que sumarle la “brillante” idea del creador de la serie, Ryan Murphy, quien en su afán de querer aumentar la popularidad de su ya multifamoso Glee, decidió hacer un reality del mismo: The Glee Project. En mi opinión, los realities show están de más pero me molesta de sobremanera cuando un reality nace de una serie solo porque es popular. Ya ha suficientes realities de jóvenes que quieren ser cantantes, si no miremos a American Idol o The X Factor. Claro que el premio para los partcipantes no es dinero o un disco, los ganadores de The Glee Project aparecerán en la tercera temporada, nuevamente, como invitados. Yo no vi el reality, pero según Wiikipedia, en el capítulo 10 del Glee-ality, resulta que todos salieron ganando: Samuel y Damián empataron y se ganaron su pase a la serie, mientras que Lindsay y Alex, tienen el premio consuelo de aparecer en dos episodios de esta nueva temporada. Otra vez, más invitados…


¿Ya no teníamos suficiente con Glee? …Aparentemente, no.


Glee es el nuevo Héroe

Una vez By the Way dijo que Glee es el nuevo Héroes y definitivamente estoy de acuerdo con ello. Después de una estupenda primera temporada, Glee no supo como sostenerse y en la segunda volvió a caer en los clichés. Al igual que Héroes, Glee jamás podrá superar su primera temporada y está condenado a utilizar las argucias de los artistas invitados, de los comebacks, de los episodios especiales para sostenerse. No digo que esto es malo, ya que sigue siendo entretenido, lo malo es esa manía de explotar y explotar sus mejores armas. El reality, la película en 3D, los continuos lanzamientos de los nuevos discos de la serie, las giras, el merchandising, etc, etc… Ni siquiera voy a hablar del hecho que Glee parece haberse convertido en el show bandera de las moralejas y ni siquiera por eso se aleja de la controversia. El consejo de Padres los tiene en su mira para saltar ante cualquier movimiento en falso. Entonces, ¿Por qué a Glee le gusta sabotearse así mismo? Simplemente porque puede, porque tiene el poder de hacerlo y seguro seguirá aprovechándose de ello, supongo que el lado positivo es que por lo menos están mejorando en la elección de canciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario