miércoles, 14 de diciembre de 2011

La que siempre será pero nunca fue…

Van cuatro temporadas de Castle y si bien es cierto, es una serie de corte policial con una temática que casi siempre se resuelve en cada capitulo, nunca ha sido nominada a un Emmy o al Globo de Oro. Bueno, tal vez sí, pero no en las categorías que valen la pena como “Mejor serie”, ni siquiera el encantador Nathan Fillion ha estado presenten en la lista de mejores actores dramáticos, porque afrontemoslo, Castle tendrá piceladas gracias pero es un drama. Sin embargo, el talento más ignorado por los premios es Stana Katic, la popular Beckett.


Dúo de moda. Nathan Fillion y Stana Katic protagonizan Castle desde el 2009

¿Por qué merece una nominación?

La señorita Katic es relativamente nueva en el m undo del entretenimiento. Definitivamente, resaltar a lado de Fillion, no es fácil. En las primeras temporadas, el filtreo entre los dos es lo que más caracterizó a la serie, en donde también destacaban más las extravagancias de Castle. En realidad, no entendíamos la fascinación que el escritor tenía por la aburrida y tibia Becket. No la conocía muy y aunque era bonita, seguía estancada en el papel de policía correcto. Pero desde la tercera temporada, profundizando más en sus traumas y descubriendo que la muerte de su madre es parte de toda una conspiración, es decir, ya sabíamos que el asesinato de su protagenitora la había afectado, pero el impacto no lo conocíamos en lo absoluto.


Si antes el show era un 80% de Fillion, ahora podemos decir que están iguales.


Castle dejó de ser un unipersonal para convertirse en un mero show de pares porque si Nathan Fillion le pone toda la comicidad, la picardía y la aventura, Stana aporta el elemento emotivo que toda serie necesita para ser una verdadera delicia. Hasta en cierto modo, ella es la base elemental de la serie, ya que es desde ella donde se desarrollará la historia más importante: la conspiración que llevó a la muerte a Johana Becket. Aquella obsesión que torturó a la dectective durante años y que ahora vuelve a sumergir con nuevas pistas abriendo las heridas en el alma que jamás habían cerrado pero ahora tiene a Castle, su fiel compañero, capaz de ocultarle información vital con tal de protegerla. La resolución no será fácil, han tardado 4 temporadas en desarrollada y aun no se avecina un final a la misma.


Becket en Kill Shot.


Del mismo modo, hay que sumarle las secuelas del disparo que recibió al final de la tercera temporada, no fue fácil enfrentar a otro francotirador en “Kill Shot” pero aun así pudimos verla repremir sus miedos y disimular su desesperación. Stana hizo un excelente trabajo mostrándonos el estrés post traumatico que sufría la detective. Por eso y por muchas cosas más, la actriz debería merece una nominación.

El club de las ignoradas

Esperemos que este sea el año en el que veamos el nombre de Stana Katic en la lista de nominadas al Globo de Oro, pero en el caso que no lo sea, no sería la primera vez que La Academia o los Jueces cometen este tipo de errores. Para no irnos muy lejos, veamos a Emily Deschannel como la doctora Temperance Brennan en Bones, nunca ha sido nominada pese a que su personaje tiene un bagaje emocional tan pesado como el de Beckett. Incluso este año, uno de los mejores episodios de Bones fue The Doctor in the Picture donde pudimos ver a una volunerable Bones siendo rechazada por su amado Booth.


Aunque un gran episodio como ese no te garantiza un reconocimiento, apreciamos el talento interpretativo de Emily.


Otra gran ignorada es Ellen Pompeo. Créanlo o no, la actriz jamás ha sido ganado un premio aunque si estuvo nominada pero sólo un año a diferencia y una vez, a diferencia del resto del elenco. Recordemos que en el 2006, Sandra Oh ganó un globo de oro a mejor actriz secundaria de la TV y Katherine Heigl se adueño de un Emmy en el 2007.


¿Injusto? El personaje más rico de Grey’s Anatomy es su protagonista, nadie tiene más heridas emocionales ni es más autodestructiva que la misma Meredith Grey. Sin embargo, la actriz lleva 8 años en la serie médica y nada.


No hay nada personal

Volviendo al tema, lamentablemente los dramas policiales no son considerados “dramas-dramas”, por lo menos no cuando existen series como Homeland con una protagonista consolidada como el mejor personaje femenino de la temporada. Obviamente, veremos el nombre de Claire Danes pupulando por ahí junto al de Juliana Marguiles de The Good Wife o Katey Sagal de Sons of Anarchy.


Una excepción a la regla. Mariska Hargitay de Law & Order: SVU siempre está nominada, hasta tiene uno en su casa pero igual los Globos de Oro la siguen nominando.


Esperemos que el próximo año, otra detective se lleve el premio, o si no que por lo menos que sea parte de la lista de nominadas. Aunque las posibilidades sean escasas, algo me dice que Stana Katic pertenecerá al club de las ignoradas. Aquellas que siempre fueron excelentes en interpretación pero nunca serán lo suficiente para los estándares del Globo de Oro o del Emmy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario