jueves, 8 de octubre de 2015

#TheNewsroom: Demasiado idealista para funcionar

El 4 de octubre, The Slate público el articulo “¿Por qué TheNewsroom de Aaron Sorkin falló ( o no funcionó)?” que estaba basado en una pregunta que había hecho Quora que tuvo como mejor respuesta la de Harold Kingsberg, respuesta que fue publicada en este articulo. Según Kingsberg, con The Newsroom, Aaron Sorkin estuvo más interesando en enseñar que entretener y la serie fue más un ejercicio contrafáctico de cómo le hubiera gustado que se cubran las noticias que se desarrollaron y enfocándose en eso, dejó de lado elementos especiales como la construcción de personajes.

Aaron Sorkin, creador de The Newsroom, no es el mejor escritor y productor pero podría serlo.

Pero The Newsroom no es la primera serie en la que Sorkin muestra el mundo ideal en donde le hubiera gustaría vivir, hasta el punto que incluso hay una teoría que dice que The West Wing es desenvuelve en una realidad alternativa donde Watergate no sucedió y la democracia en Estados Unidos no se vio manchada con la renuncia de Richard Nixon. Supongo que lo que quiero decir es que Sorkin es un idealista romántico que le gusta llenar a sus series con sermones, monólogos y lecciones, lo vimos en The West Wing, Sports Night y también en The Newsroom.  Por qué funcionó  The West Wing y Sports Night (pese a su cancelación temprana) y no en The Newsroom si prácticamente The Newsroom es la mezcla de los temas que se abordaron en The West Wing con el escenario periodístico de Sport Night.


The West Wing + Sports Night – deporte = The Newsroom

No creo que hayan sido los personajes, ya que como Kingsberg también lo dice se tratan de personajes reciclados y mejorados (para mí) de las producciones ya conocidas de Sorkin. Desde mi perspectiva es una combinación de elementos que sabotearon a The Newsroom, empezando por el hecho que los medios no iban a reconocer a una serie que critica su forma de hacer las noticias en la era donde se prioriza la popularidad antes de la calidad. A esto hay que sumarle que la política por sí sola es un tema pesado y el periodismo es otro asunto complejo, si vemos las series políticas del momento, no hay un debate sobre posiciones políticas, solo la ejecutación de un plan y además que para hacer las cosas más picantes e interesante, hay un fuerte componente de sexo en la lucha por el poder. En The Newsroom, los diálogos largos justificaban la posición del equipo del noticiero frente a ciertos temas polémicos, ideologías, posiciones políticas y éticas y la serie en su afán de aproximarse lo más posible a un noticiero real, se olvidó que los noticieros son aburridos para muchos. Entonces, The Newsroom tenía un limitado público objetivo. Sin mencionar que pese a ser una serie de HBO, había una política de no colocar escenas de sexo.


La oda de Sorkin a lo que el periodismo debe ser 


Sorkin canoniza el periodismo y descuida las historias de los protagonistas porque el verdadero protagonista es la propuesta ideológica de un nuevo estándar en calidad de periodismo televisivo. Esto es lo mejor que se puede sacar de la serie e incluso hay varios artículos que se lo reconocen, pero como no estamos en un salón de clase, sino en el mundo del entretenimiento, no funcionó. Ya sea porque fue demasiado irrealista en el sentido romántico de mostrar su historia con algunas soluciones “deus exmachima” o porque se trató de una serie tan especial que pese a sus fallas, solo lograba conectarse con unos cuantos.  No todos aprecian diálogos largos y reflexivos y sin embargo, creo que Sorkin se sacó la espina de hacer The Newsroom, de mostrar su visión de cómo debería hacerse las cosas, porque nos presenta un mundo ideal y cínico al mismo tiempo, donde el profesionalismo no es afectado por el amarillismo. No será muy entretenido que digamos y no habrá tenido el éxito que esperaba, tuvo sus razones del por qué no funcionó pero era una falla necesaria. The Newsroom que ha marcado un hito en el periodismo noble utilizando el “lado oscuro del periodismo” como su antagonista principal y la serie será ficción pero el modo en que se tocaron las noticias no y quizás, con suerte, algún día, tendrá alguna influencia en los medios que tanto lo criticaron por ser fiel a su utópica mirada a este oficio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario