lunes, 16 de abril de 2012

El suspenso…


 Abril está por acabar, lo que significa que Mayo está a la vuelta de la esquina. De ese modo, la temporada 2011-2012 llega a su fin. Parece que ha pasado un par de semanas desde que esperábamos el estreno de las nuevas temporadas en setiembre del año pasado y ahora, nos despedimos de algunos programas como House y Desperate Housewives y encontramos sorpresas gratas en nuevos shows como New Girl y Homeland. Sin embargo, a menos de un mes para los finales de temporadas, hay 32 programas que aun no se saben si regresan o no. ¿Ese silencio prologado es un presagio de malas decisiones? ¿Cómo es que las cadenas televisivas no informan sobre el futuro de estos shows?


¿Quiénes se quedan y quienes se van?

Anatomía de un olvido

Es innegable, Grey’s Anatomy es una de los dramas médicos del momento y ha sido así, desde su inicio. El mérito se lo lleva Shonda Rhimes por crear un excelente show, personajes agradables y conflictivos además de elegir a los actores perfectos para interpretarlos. Sería una locura que ABC deje ir a su gallinita de oro, pese que a que últimamente el rating o las historias mismas tengan un bache. Irónicamente, Private Practice, el spin off de Grey’s, es una de las series que está en el limbo.


Si cancelas PP, Addison Montgomery siempre puede volver a Seatle.

La cadena del abecedario no sabe si otorgarle una sexta temporada, pese a que tiene un rating estable y una historia relativamente solida. ¿Y por qué tiene un futuro incierto o mejor dicho por quién? Por la misma Shonda Rhimes y sus proyectos. La productora ejecutiva de PP ya estrenó su nueva serie Scandal, la cual ocupó el horario que solía pertenecer a Private Practice, es decir, jueves por la noche, después de Grey’s Anatomy. ¿Y dónde queda Addison y su gente? Los martes por la noche pero eso no significa que esté a salvo.  Entre las nuevas series a estrenar la temporada 2012-2013 de la ABC, se encuentra Gilded Lilys, un drama escrito por Rhimes, algo que le resta oportunidad a PP para ser renovada. Claro que el lado positivo es que Kate Walsh y la misma Shonda Rhimes adoran su serie así que obviamente van a luchar para que no sean cancelada.


Paradogicamente, Scandal también está en el limbo.

Campañas en serie

Por supuesto que no son las únicas en luchar por un cupo por su serie favorita. Desde hace un par de años existe el famoso “Save One Show”de E!. Esta campaña nació para que los internautas voten para tratar de salvar un programa, como su mismo titulo lo dice. Durante los últimos años, el ganador indiscutible ha sido Chuck. Ahora, que ganen en la encuesta no garantiza una temporada más pero el hecho que Chuck siguiera al aire esos  años no es casualidad. El programa tuvo unas de las campañas más fuertes con “Save Chuck” encabezada por su propio protagonista Zachary Levi. Tampoco hay que olvidar que hace tan solo unos meses, los fanáticos de Community presionaron a la cadena NBC vía internet para que los devolvieran al aire e incluso organizaron un FlashMob en el frontis del canal.


#SixSeasonAndAMovie campaña que nació de una broma de la serie.

Si bien es cierto, el futuro de Community es incierto, desde su retorno ha tenido gran acogida, lo que es una buena señal. Del mismo modo, gracias al Twitter, las mismas estrellas de las series están pidiendo apoyo para dar a escuchar su voz. El protagonista de Ringer, Sarah Michelle Gellar, creó el hashtag #SaveRinger, ya que la CW tampoco se ha pronunciado sobre una segunda temporada de la nueva serie de la recordada Buffy. Del mismo modo, Shane West agradeció el apoyo de los cibernautas quienes conviertieron en tendencia a #NikitaSeasonTree (Tercera temporada de Nikita). Hace unos años, cuando las redes sociales no eran tan conocidas, los seguidores de Roswell enviaron a las oficinas de Fox botellas de Tabasco. En la serie, el tabasco era lo único que podían comer los alienígenas cuando recién llegaron al pueblo. Este quizás fue una de las campañas más originales para salvar un programa y lo cierto es que Roswell obtuvo una tercera temporada pero nadie puede afirmar si fue por la campaña porque es que al final, solo son eso, campañas que dan a conocer una preferencia.


Actualmente, Body of proof lleva la delantera en Save One Show de E! con un 30% seguido por Riger que tiene un 22%.

El otro lado de la moneda

Chuck duró 5 años y estuvo en el limbo esos 5 años también. ¿Lo mismo podría pasar con Community? ¿Qué hay de las campañas que no funcionaron? Al irse Buffy, el destino de Angel estaba cellado. Un año después de que Buffy saliera del aire, Ángel fue cancelado. Muchos culparan a Fox por la falta de confianza o quizás sólo sea la mala suerte de Joss Whedon, recordando que la mayoría de sus proyectos duran como promedio 2 temporadas (Firefly, Dollhouse). Pese a todo, Whedon encontró un modo de seguir con la historia de Buffy y Ángel, aunque sea en un nuevo formato.


Los comics: la nueva televisión en una sola dimensión.

Recientemente, Smallville sacó su temporada 11 en comic también y Pushing Daisies, una serie encantadora y original que no logro una tercera temporada sigue vivo gracias a las novelas ilustradas. ¿Acaso este será el nuevo futuro de la televisión? Podría ser, aunque gracias al internet existen los episodios web. Antes de su regreso, Community lanzó cortos animados de la serie, lo que les aporto publicidad de boca a boca o de las redes sociales, consideradas herramientas fundamentales que dan la hora en el mundo.

¿De verdad merecen una nueva oportunidad?

Eso depende de cada serie y cada televidente. Las que ahora están en la burbuja de la incertidumbre no se encuentran en ese lugar por las puras. Algo está fallando, si no es el trama es el rating, si no es el rating es la mala historia. Aunque generalmente, lo único que importa es el rating, porque aceptemoslo, las cadenas televisivas son empresas después de todo. Increíblemente la CBS sigue renovando a Rules of Engangement, una comedia mediocre que parece ser el placer culposo del canal o mejor dicho su capricho menos comprendido. Otra serie que fue renovada habiendo ya tenido un final (uno de los mejores finales) fue Los Hombres de Paco. Ni siquiera voy a comenzar a criticar la novena temporada, sólo quería dar un ejemplo que no fuera gringo que hablara de las renovaciones inoportunas. Pero así como hay renovaciones inoportunas, hay cancelaciones no solo inoportunas si no también hirientes ya que los canales nunca se pronunciaron respecto a su futuro, dejarlas con un final abierto o un gran cliffhanger porque se esperaba una nueva temporada. Un ejemplo de eso se dio en Flashforward y en la comedia Two Guys and a Girl.


El gran cliffhanger de Two Guys and a Girl fue el sorpresivo embarazo de Ashley, quien de todas maneras se iba ir de la ciudad dejando a Pete y a todos sin una resolución. Este final fue elegido por votos en la página web del show.

Así que mi petición no es salvar un programa, (porque le iría a Community), lo que pido es sesar el silencio, que los canales se pronuncien y no dejarnos en ascuas, porque lo peor entre la renovación o la cancelación es el suspenso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario