domingo, 29 de abril de 2012

Todo el mundo quiere burlarse de Dawson


Finalmente, este mes se estrenó la nueva ser de James Van Der Beek, Dont trust the b (Bitch) in apartment 23, comedia en la cual, el actor tiene un papel que le cae como anillo al dedo, pues interpreta a una versión narcisita y extrafalaria de él mismo. Inmortalizado por su papel de Dawson en Dawson’s Creek es bueno saber que James no sólo ha madurado si no que también ha logrado parodiar con éxito al personaje que le dio tanta fama.


Esta no es la primera vez que James utiliza como punto a Dawson, si no recordemos el sketch que realizó para Funny Or Die donde utiliza los distintos “Vandermemes”.

De Dawson a James

Cuando recién comencé a meterme al mundo de las series, Dawson’s creek era una de mis favoritas. Me parecía lo máximo pero sobre todo, me enamoré del protagonista, el idealista/futuro Steven Spilberg, Dawson Lerry. Me tomó un tiempo darme cuenta que Dawson Lerry era un imbécil. No puedo culpar a Pacey por quitarle protagonismo ni mucho a Joey por aburrise tan rápido. El muchacho sólo hablaba y soñaba. Para colmo, esa escena en donde deja ir a Joey para que esté con Pacey, y luego se pone a llorar,  merecía que lo ridiculizaran. Y así fue.


Lo que más se recuerda de esta temporada es el llanto de Dawson.

Al terminar Dawson’s Creek, todos los actores se fueron por rumbos diferentes pero hasta el momento, ninguno se puede librar del estigma de la serie. Claro que han superado la etapa televisiva, excepto por Joshua Jackson a quien podemos ver en Fringe. Ni siquiera voy a hablar de Katie Holmes, cuya vida personal opaca cualquier trabajo en el que se involucre. Pese a todo, James nunca quiso librarse de la sombra de Dawson así que simplemente exprimió la imagen hasta convertirla en una simple parodia.


Claro que el actor tuvo otros roles memorables como el de Sean Bateman en The rules of atraction pero el filme no llamó la atención de nadie.

La vida después de Dawson

Después de Dawson, James tuvo contadas apariciones de en series como Ugly Betty y Mercy, en esta última interpretaba al doctor play boy, pero para la mala suerte del chico, Grey’s Anatomy había salido 4 años antes dejando a Mercy como su mala copia por lo que fue cancelada en su primera temporada. Entonces, para la sexta temporada de One Tree Hill necesitaron a un excéntrico productor interesado en la adaptación del libro de Lucas. A pesar de que Dixon era lo opuesto a Dawson, más parecía una versión de lo que la fama y el dinero hubieran hecho con el joven aspirante a director de cine. Para colmo, su participación en How I met your mother donde interpretaba al ex novio regordete y atorrante de Robin aniquilaban su imagen de niño bueno. Era obvio, sí James quería triunfar… tenía que hacerle buying a Dawson.


Dark Dawson. Fat Dawson.

"No confíes en el chico que hizo de Dawson"

Casi han pasado 10 años para que James regrese protagonizando una serie y sobre todo, estableciéndose, desde el comienzo, como la estrella del show para que nadie se robe su escena (Gracias, Pace). Lo cierto es que Dont Trust The B in apartment 23 es una comedia con un sentido del humor negro, muy negro y ácido tirándose más al humor de un sociópata. Chloe es la “perra” en el departamento  23 que solía engañar a chicas para que se muden con ella y después asustarlas para que nunca vuelvan. Eso fue así hasta que conoció a June, una dulce mujer que aprende a jugar el juego de Chloe incluso mejor que ella, volteando el tablero y construyendo una bizarra amistad. ¿Y James? Sucede que Chloe es amiga de la ex estrella de Dawson’s Creek, James Van Der Beek, quien se interpreta a sí mismo.


Elenco principal de la serie.

Originalmente, el show debía llamarse Dont Trust the Bicht in apartment 23 y salir por medio de Fox y a mediados del 2009, pero se postergó pasando el proyecto a manos de la ABC que es donde se grabó el piloto. Entonces, el titulo tuvo que abreviarse a Aparment 23 pero antes del debut volvieron al titulo previo tachando la palabra Bitch y reemplazandola por la B. La premisa de la serie es simple: dos mujeres  diferentes (una sociópata, artista e inteligente y una mujer positiva en banca rota que busca un futuro mejor) que viven juntas en un departamento de Nueva York.

Puntaje

¿Qué puedo decir? James Van der Beek es James Van Der Beek. Dawson, mi Dawson. Todo lo que haga lo voy a apoyar, aunque eso no quiere decir que sea bueno. Comparado a sus otros trabajos y resaltando el hecho que James se burla de sí mismo, Dont Trust the B es una comedia cínica que vale la pena ver. Aunque ya tengan contractores como el Consejo de Padres para la televisión estadounidense que ha calificado esta serie como promiscua y que además, promueve el abuso de sustancia. Según esta asociación, la nueva comedia de ABC utiliza un lenguaje ofensivo y profano desde el titulo pero seamos honestos, esta serie está dirigida a un público mayor.  La actuación de Krysten Ritter como Chloe es otra razón más para no perderse esta serie. Las cosas que salen de su boca y su malicia hacen me hacen recordar a una joven Karen de “Will & Grace”.


Krysten Ritter hace de Chloe que tiene como hobby torturar a su compañera de cuarto.

Mi calificación para la nueva serie del ex Dawson es 7/10, creo que merece una oportunidad y vuelvo a repetir… sigue siendo James Van Der Beek burlándose de Dawson. No obstante, el canal del abecedario aun no informa si lo renovará para una segunda temporada, aunque en su primer capitulo, la serie consiguió tener a casi 7 millones de espectadores. Sólo el tiempo dirá si todo el mundo quiere seguir burlándose de Dawson o si la serie solo es un pretexto para mostrar el talento comico y natural de James.


Aquí está de nuevo James en Funny or Die.

*Youtube y el mismo Funny Or Die me prohiben pegar el video de las sátiras realizadas por James Van der Beek, pero estos son los link: "Asshole for hire" y "Vandermemes"

No hay comentarios:

Publicar un comentario