jueves, 12 de enero de 2012

Azul oscuro casi negro


No, no me refiero la exitosa película española del 2006.  Nada que ver… después explicaré un poco más el por qué elegí ese titulo, y de frente comenzaré a  escribr sobre la última temporada de One Tree Hill que se estrenó ayer. Lejos de sus promos, los cuales daban una tendencia oscura a un show que, pese al melodrama, se ha caracterisado por su alegría y esperanza, el primer capitulo marcó el preludio perfecto para un final agridulce.


Casi una institución, One Tree Hill llega a su fin después de 9 años.

“El infierno está vacío, y todos los demonios están aquí”

Como ya nos advertía el opening de Nathan, la “maldad” han regresado a One Tree Hill, pero considerando que  Dan Scott y Chriss Keller son los antagonistas de la historia, ¿realmente qué tan malo puede ser? No son crueles, ni super villanos en acción. Vamos, Pinky y Cerebro son más peligrosos juntos, pero esta es la magia de One Tree Hill, no necesitamos mentes brillantes ni monstrous para combatir al felicidad de nuestros protagonistas. Después de todo, la narración de Nathan es una cita de William Shakespeare en The Tempest, y en realidad es una metáfora. 


“People say Hell is endless. They say it’s our worst nightmare, the face of our darkness. But whatever it is, however it is, I say Hell is empty, and all the devils are here.”

“La gente dice que el infierno no tiene fin. Dicen que es nuestra peor pesadilla, el rostro de nuestr oscuridad, pero lo que es, como sea que es, yo digo que el inferno está vacío y todos los demonios están aquí”.

El inicio de “Know This, We’ve noticed” mostraba un escenario donde la tragedia se apoderó del pubelo sin explicación y sin razón de ser (Brooke destruyendo el café, Julián siendo brutalmente golpeado, Chase detrás de una patrulla, Clay y Quinn peleando y Haley identificando a alguien en la morgue). Parece que los escritores son fanáticos de Lost, por eso, la fatalidad y la desgracia se hacían presentes, así es como nos damos cuenta entonces,  que la novena temporada había empezado con un flashforward. Inmediamente retrocedemos un poco a “3 meses antes”  y la dirección en la que la serie se dirige se aleja mucho de ser ese drama juvenil y musical que conocemos para convertirse en una novela shakespeareana.


Haley en la morgue y ni siquiera ha pasado 2 minutos de “Know This, We’ve noticed”.

Por supuesto, más adelante veremos cómo cada uno llega a su futuro (uno sacado de un universo paralelo donde la infelicidad reina) y también conoceremos el por qué. Es ahí donde las palabras de Nathan cobrarán un sentido mayor, pues, ese infierno del que tanto hablaba se volverá realidad y esos “demonios” en realidad no se trata de ciertas personas, son los temores, inseguridades y los defectos del grupo, demonios internos se apoderán de ellos y de la historia pero hasta entonces, el camino es largo.

¿Un lugar donde todos son felices (a pesar de todo)?

Retomemos, One Tree Hill llega a su novena temporada con la mayoría feliz y estable. Las hermosas parejas del show no tienen casi ningún problema evidente. Finalmente, Brooke está en el lugar que quiere estar, con Julian y sus hijos. Es refrescante ver a Brooke con su papá, reviviendo su boda a pesar de que la ausencia de su progenitor le ocasionó multiples traumas de abandono y baja autoestima, que parecen resueltos con la aparición de Ted Davis. Del mismo modo, Victoria se derrite con sus nietos y ni siquiera la presencia de Ted, conseguía mellar el mágico momento de la gran familia Davis. Por otro lado, casi no pudimos ver a Nathan ya que está muy ocupado con su nuevo trabajo de agente deportivo, pero su relación con Haley, que es la roca de la serie, sigue diabólicamente estable. 


El mayor problema que Quinn y Clay enfrentan es el hecho que Clay es sonámbulo.

Entonces, ¿Qué evento tan catastrófico los saca de su burbuja de felicidad? ¿En qué momento “the dark side” gana? ¿O tal vez el flashforward son simplemente una ilusión? ¿Una secuela de imágenes que sirven para confundir al televidente para después sacudirlo e inesperadamente, los que parecen estar derrotados encuentran una luz en la oscurida que termina por retornándolos al “buen camino”? Esa es la gran pregunta. Finalmente, One Tree Hill ha madurado lo suficiente para dejar su lado melodramático (la exageración del dramatismo) para convertirse en un retorcido drama con un potencial de descenlace negativo.


Enemigo Público. Tyler Hilton regresa para hacer del egocéntrico Chris Keller, pero de verdad, ¿Qué tan malo puede ser cuando habla de “él” mismo en tercera persona?

El final de una era

La larga historia de la serie nos ha enseñado que todo tiene una solución y por lo general, dicha solución es la correcta y va de la mano con la esperanza y la felicidad. Inclusos, en los momentos más sobrecogedores, Nathan y su gente han utilizado el toque humorístico para bajar la tensión. Muy pocas veces, se ha sabullido  totalmente en lo trágico. Si bien, la muerte de Keith fue lamentable, el embarazo de Karen, de alguna manera, hizo que su recuerdo permaneciara y es que así es One tree Hill, siempre encuentra algo bueno en los eventos malos y si puede hacerlo con un excelente soundtrack o con una línea de humor, lo va a hacer. 


Si Glee es considerado una comedia pero se presenta como un drama, One Tree Hill es un drama disfrazado de comedia.

El infierno: un final agridulce

Comenzo siendo un drama juvenil y ahora, casi 10 años después, se despiden con la gran parte del elenco original. ¿Recuerdan cuando Nathan y Lucas se odiaban? Su relación evolucionó hasta el punto de convertirse en amigos. Cuando la premisa de la serie eran dos hermanos tipo Caín y Abel, el desarrollo, volvió a los antagonistas en compinches. De hecho, en One Tree Hill todos son amigos y ver partir a los amigos es triste. La partida de Lucas y Peyton suponía el fin de esta serie pero, la serie se reinventó y siguió al aire. Ahora, sabemos que Chad Michael Murray (Lucas) es el único que volverá a como actor invitado en un episodio, más Hillarie Burton ha dicho que no está en sus planes retornar al show que le dio la fama, por lo que el final será agridulce, ya que una buena conclusión y cierre de la historia sería colocar a Lucas y Peyton, junto a Brooke, Julian, Nathan y Haley, felices todos.


El retorno de Lucas es un buen consuelo, aunque preferiría que vuelva junto a Peyton.

Tal vez es por ser la premier, pero la sombra de oscuridad que los primeros momentos nos dieron, se confunde con el desarrollo del show en sí. Bueno, esto se hace para llamar la atención, aunque realmente no es necesario. ¿En verdad ninguno va a terminar bien? ¿El cuerpo que reconoce Haley en la morgue es Nathan? ¿Así concluyen un show que se caracterizo por su positivismo? ¿En tragedia? Con 9 años en el aire, One Tree Hill pretende rendirse ante la oscuridad para impactar, pero hasta el momento se encuentra exactamente como el filme de Daniel Sánchez, Azul oscuro casi negro y me imagino que del mismo modo que en la película, en donde el protagonista parece irse por cierto sentido y  termina en el mismo de lugar donde estuvo siempre, igual será con Nathan y los demás.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario