miércoles, 4 de enero de 2012

¿Un homenaje merecido o un simple oportunismo?


Desde este lunes, Panamericana Televisión repite por segunda vez “Operación Rescate”, una serie peruana basada en un hecho de la vida real, el secuestro de la embajada de Japón y el posterior rescate por medio de la Operación Chavín de Huantar. Esta miniserie consta de 24 episodios y como ya lo mencione, esta sería la segunda vez que se transmite en menos de un año.


La primera vez que Operación Rescate salió al aire fue en abril del 2011

Los buenos vs. Los malos

Retrocedamos un poco a la década de los 90’s, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), uno de los dos grupos terroristas que atemorizo el Perú durante años, logró colarse a la reunión que organizó el embajador de Japón por su cumpleaños, tomando como rehenes a un gran grupo de congresistas, militares y políticos reunidos por la ocasión.  Inmediatamente, los terroristas exigieron la libertad de sus compañeros encarcelados por terrorismo, sin embargo, el gobierno no accedió pero tampoco respondió con hostilidad. La toma de la embajada duró 126 días y la residencia se convirtió en el focus de atención del mundo, pero no se podía ceder a las presiones nacionales aunque sí se trato de negociar. Mientras esto se daba, el gobierno elaboraba un operativo que consistía en cavar tuneles subterráneos para atacar por sorpresa y de ese modo, asegurar la superviviencia de los rehenes.



El operativo “Chavín de Huantar” es reconocido mundialmente como una las operaciones más exitosas en rescate a rehenes. Del mismo modo, gracias a la cobertura la operación militar se pudo ver en vivo y en directo.

Esta es la base y premisa de “Operación rescate”. Claro que los detalles varían por propósitos televisivos, pero básicamente la estructura del programa se enfoca primoldialmente en mostrar cómo se puso en practica dicha operación que duró meses. Además, como en toda serie, tenemos héroes a quienes apoyamos de manera incondicional (los militares y rehenes) y enemigos, a quienes solo queremos verlos perder (los terroristas). Aquí no se trata de humanizar a los terroristas ni tampoco justificarlos, simplemente se muestra el hecho del secuestro y sus consecuencias. En el caso de los militares se profundiza un poco más pero siempre manteniendo la misión como protagonista.



Como dice la misma promoción: esta miniserie es sobre los héroes peruanos que lucharon contra el terrorismo y arriesgaron su vida por el país.

Sin resaltar pero sin decepcionar

En conjunto “Operación Rescate” no es una serie mala aunque tampoco sea buena, pero en los estándares peruanos (que aceptemoslo son muy bajos) podría considerarse una buena alternativa.  La serie cuenta con un elenco de lujo junto a (como suele suceder) a actores que sobreactúan demasiado y pierden la naturalidad. Sin embargo, hay otros que aprovecharon para zafarse de los papeles en los cuales se habían encacillados como Michael Finseth, el recordado Memo de Mil oficios o Jerry de Así es la vida, quien le da vida al desaparecido comandante Juan Valer. Otro interprete que destaca es Pold Gastello en el difícil papel de Nestor Cerpa Cartollini, el líder del MRTA que encabezó el secuestro.  Entre otras personalidades que podemos encontrar se encuentran: Fabrizio Aguilar, Enrique Cesti, Jesus Delaveaux, Monica Dominguez, Carlos Thorton, Carolina, Cano, etc, etc…




Finseth renovó todo su look para personificar al comandante Valer.

Esta serie fue producida por JC Films y dirigida por Aldo Salvini. En esta oportunidad, el tiempo no sobra ni falta y de ese modo, podemos ver tres historias paralelas: el secuestro per se, cómo se construye el operativo y cómo lo vio la prensa, (este última percepción en realidad pudo ser obviada) pero bueno, desde el punto de vista del camarógrafo y la periodista, nos damos cuenta que sólo buscan vender la “gran noticia” de la toma de la embajada, sin mucho escrúpulo mostrando una ideología poco verídica (El “tenemos que informar porque es nuestro trabajo” en realidad no es creible, lo único que quieren es tener la primicia). En fin, igual son personajes secundarios, aquí los protagonistas son los militares aunque gracias a la actuación magistrar de Gastello, muchas veces queremos saber qué pasaba por la cabeza de la mente detrás del secuestro.


Todo tipo de sangre. Actores de renombres y jóvenes promesas formaron parte del elenco.

¿El momento indicado?

Lamentablemente, Panamericana tiene la mala suerte de tener una antena fría. La gran mayoría de las series por las que apuesta terminan siendo canceladas al poco tiempo (La Santa Sazón, La Fuerza, etc). Incluso el mismo Operación Rescate no tuvo un gran rating, pero como era una miniserie no había razón para sacarla del aire temporano. Para ser sinceros, lo más probable es que esta serie se hubiera quedado enlatada por mucho tiempo si no fuera por el contexto en el que estamos viviendo y es que, la Corte Interamericana de derechos humanos ha decidido denunciar a los miembros del comando Chavín de Huantar, aduciendo que algunos de los comandos ejecutó a los secuestradores cuando estos se habían rendido.


El grupo emerretista en "Operación Rescate".

Personalmente tengo una opinión muy firme respecto a la decisión de la CIDH , pero como este es un blog dedicado al entretenimiento y no a la política, me lo reservaré. La cosa es que este suceso ha servido como pretexto preciso para la retransmisión de la serie y de ese modo, se puede ver desde una perspectiva diferente: ensalsar el heroísmo peruano y de paso aprovechar la conmoción del momento. La generación actual no conoce realmente lo que se vivió en las décadas pasadas y ni siquiera siente la curiosidad de saberlo. Por su lado, Operación Rescate no intenta formar opinión aunque sí empatizar.  Obviamente, tampoco tendrá el rating esperado por lo que la pregunta seguirá ahí: ¿La serie es un homenaje merecido o un simple oportunismo? Es una mezcla de los dos. La intensión de la serie es lo primero, la retrasmisión es lo segundo, ya que se aprovecha de la coyntura en que se da, pero también hay que decir que si no fuera así, tal vez no habría salido al aire jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario