domingo, 8 de enero de 2012

Tan malo que ni siquiera es bueno

De plano: Work it es un terrible programa. Esta nueva comendia se ha convertido en el candidato principal a ser el peor estreno del año y créenme esa “distinción” se queda corta, porque no solo es malo, es terrible… es en pocas palabras: es un insulto para los televidentes. Sin embargo, su debut fue visto por más de 6 millones de personas y sólo por eso, ABC no lo cancelará, (por lo menos no todavía).



El piloto de Work it se estrenó el 3 de enero del 2012

Todo lo pasado es mejor

Work it es una comedia protagonizado por dos hombres, Ben KoldykeAmaury Nolasco (Sucre de Prison Break), quienes sólo logran conseguir trabajo disfrazándose como mujeres. Si  el concepto te suena extrañamente familiar es porque ya se ha explotado antes. Quizás el mayor y (una de las mejores comedias de situación) que mejor explotaró esta idea fue “Bosom Buddies” en donde un joven Tom Hanks junto a Peter Scolari, tuvieron que vestirse de mujeres para poder alquilar un departamento en donde poder vivir. 


Bossom Buddies fue el trampolín a la fama de los dos actores.

Era la década de los 80 y por supuesto en esa época, era comprensible (o creíble) que ciertas clasulas de no permitieran que dos hombres vivieran en un ambiente reservado sólo para las mujeres. Entonces, entendemos las circunstancias que llevaron a Kip Wilson y Henry Desmond a convertirse en “Buffy” e “Hildergarde” respectivamente. Fueron dos temporadas, y los televidentes se conviertieron en complices de Kip y Henry, guardaron el secreto y riéndose con las situaciones en que los “travestis” se metían por el simple hecho de ser hetersexuales. Sin embargo, un concepto que en los 80’s era innovador, en el 2012 es absurdo.  ¿No es obvio lo mucho que hemos avanzado? 


No es un remake ni siquiera es una parodia... ni tampoco una comedia, es un bodrio.

No, simplemente No

Work it no funciona, ni aunque pongamos al encantador Tom Hanks como protagonista. ¿Por qué? Porque aunque suene inverosímil, el publico se comió la idea de dos hombres disfrazados de mujeres para conseguir donde vivir, en el caso de Work it, tenemos que tragarnos la idea que Lee (el protagonista), casado y con una hija, está tan desesperado por conseguir trabajo que recurre a trasvestismo por sí sólo y del mismo modo, logra convencer a su mejor amigo, Ángel, de que haga lo mismo.  ¿Podemos creer eso? ¿En serio? Ya… está bien, es la magia de la televisión donde todo puede pasar, pero también hay que analizar el contexto. Estamos en el 2012, la esposa de Lee sí tiene un trabajo estable… ¿y a pesar de todo, cuando logra conseguir el ansiado empleo, decide arriesgarlo todo tratando de ayudar a su amigo? Es una receta para el desastre.



Lee y Ángel... y sus alteregos.

Las inmasculización de Lee tampoco es el problema, los chistes que se supone nos muestran el contexto (la recesión estadounidense), son más que malos y los protagonistas no podrían ser más hombres (en el buen sentido de la palabra), literalmente, Amaury Nolasco puede pasar como un latin lover y es muy obvio con maquillaje y todo, aun podemos notar su gigante mentón y su adorable manzana de Adán. Además, esta serie cae en todos los clichés posibles, (el del tener un amigo vago, otro machista, una esposa perfecta, etc, etc). Sus protagonistas lejos de generar simpatía, provocan antipatía, no divierten, avergüenzan. 


¿Recuerdan cuando Nolasco hacía de Sucre en Prison Break? …Oh, buenos tiempos.

¿Un show para hombres o para mujeres?

Esa es la gran pregunta, porque como mujer me siento indignada al ver cómo se destroza y se estereotipa completamente al género femenino. Por otro lado, si este show tiene como publico objetivo a los hombres, entonces, no tiene mucho sentido colocar a dos machos-machos como mujeres “ahombrados”.  En resumen, la premisa es simplemente estúpida, sin mencionar el hecho que hasta la mujer más distraída del mundo podría darse cuenta que estos dos son hombres. 


Por favor, se nota la sombra del afeitador.

El factor Femenino

El primer día de trabajo de Lee, conocemos a sus compañeras de trabajo y es donde podemos encontrar a Charlotte de Lost, (¿no la reconoces?, pues, es la pelirroja que murió producto de una hemorragia nasal).  En fin, Rebecca Mader, es la razón porque la que los hombres, probablemente ven este ridículo show. Es obvio el por qué, es increíblemente atractiva, tanto que su molestoso personaje cabe desapercibido gracias al recuerdo peremne de ser la peliroja de Lost.


Sí, lamentablemente, la mujer jamás podrá apartarse de ese recuerdo. Para todos los fanáticos de Lost siempre será la pelirroja que falleció después de que le sangrara la nariz.

Me aventuraré al decir que esa fue contradada para jalar a alguno de los fanáticos de “la isla”, pero también hay que ser honestos, la ex peliroja no sirve para la comedia, (o esta comedia mejor dicho).  Pero ella no es la única “hot-babe” que los productores han reclutado, Rochelle Aytes, tiene el rol de Vanessa, la jefa de la oficina que tiene como regla sólo contratar mujeres si bien es bastante atractiva, habría que cuestionar su criterio.


Vanessa también será el interés amoroso de Ángel o por lo menos, eso es lo que se intuye.

¿En todo lo malo hay algo bueno?

No hay nada rescatable en este show… es la mediocridad televisiva plasmada en un piloto. Es todo lo que no debe hacerse. ¿Entonces, por qué tuvo, lo que podría considerarse, una buena aceptación? ¿Por qué la gente lo vio? No tiene tanto que ver con el programa en sí. Su rating tiene una explicación muy lógica, el horario: martes a las 8 pm. ¿Contra quién compite? Directamente contra Last Man Standing y Glee, que justo esa semana repitía un capitulo. Recién, la apartir de la próxima, Glee regresa al aire con nuevos episodios y obviamente recuperará espectadores.


 Indirectamente, Work it se enfrenta a NCIS, el programa numero uno de norteamerica, que tiene como base 20 millones de televidentes. 

¿Cuál es el futuro de Work it? Me parece que será limitado… una cancelación es inevitable. Aunque su estreso se dio en un momento preciso (el break de los otros programas), lo cual los beneficio, la competencia real terminará por aniquilarlos, si no lo hace primero el guión. Si bien es cierto, existen programas que son tan malos que son buenos, este es tan malo que ni siquiera es bueno verlo, de hecho, es dañino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario