miércoles, 21 de marzo de 2018

#JessicaJones T2: AKA un estudio psicológico de la heroína más dañada de Marvel

Una de las características que distingue a "Jessica Jones" es su estilo noir. Se trata ante todo de thriller psicológico de la antiheroína más dañada de Marvel. La segunda temporada sigue el camino de explorar la psiquis de Jessica Jones (Krysten Ritter), revelándonos detalles de su pasado que moldearon esa personalidad lejana y fuerte, pero también nos da una vista del plano psicológico de los personajes más importantes sacrificando el suspenso y la tensión que la primera temporada tuvo al tener a Kilgrave (David Tennant) como el enemigo principal. 



Desafiando el trofeo del “big bad” 

 Debido a la fortaleza física de Jessica Jones, Kilgrave no resulta un villano que signifique una amenaza en el plano físico, pero el modo en el que utilizó su poder de controlar a las personas en Jessica es la razón por la que se siente tan aterrador. Al final de la primera temporada, Jessica Jones mata -al estilo “Man of Steel”- a Kilgrave y en la segunda estamos viendo que la muerte de Kilgrave no significó un final para Jessica Jones. Para nada. Matar a una persona vuelve a dañar psicológicamente a nuestra protagonista quien ahora tiene que agregarle a la lista de sus problemas el preguntarse constantemente si es una mala persona o si podría convertirse en un monstruo porque tomó la vida de una persona aunque se trate de un ser horrible.  Teniendo en cuenta que el arco de Jones debía gira alrededor de esta diatriba interna, la serie decidió no tener a un “big bad”. 

"AKA Pork Chop" o el regreso de Kilgrave es el mejor episodio de la temporada porque parece Kilgreve.

A la mitad de temporada se nos revela que la que se supone iba a ser la villana de turno no se trata de una villana en lo absoluto, en realidad se trata de Alisa Jones (Janet McTeer), la madre de Jessica que sobrevivió el accidente de auto de la familia Jones y resulta que también experimentaron con ella hasta convertirla en un ser con habilidades especiales y desde entonces ha vivido oculta porque padece de ataques de ira que hace que asesine personas. Este vuelco en el trofeo de los “big bad” tiene sentido y se ataca de nuevo el lado más vulnerable de nuestra protagonista, porque la verdad es que el kryptonita de Jessica Jones son sus traumas y sus sentimientos. El problema de tener una heroína tan fuerte como Superman es que es difícil encontrar un enemigo de talla, pero a diferencia de Superman, el compás moral de Jessica Jones se desarrolla en una zona gris, y ella misma no se considera buena ni tampoco se define como una heroína. Entonces, del mismo modo en el que Kilgrave es la personificación de los traumas de Jessica Jones, Alisa es la representación del temor más profundo de Jessica Jones; convertirse en un monstruo, en una asesina en serie que no puede controlarse. 

Mommy Issues

Para solidificar su estatus de heroína (aunque le moleste esta definición), Jessica Jones no solo ha decidido no matar en ninguna circunstancia sino que también busca un modo de salvar a su madre sin poner en riesgo a los policías. Asimismo, mientras va reparando la relación con su madre se va curando en el plano emocional; se va conciliando con el pasado; aunque siga cargando con todo el bagaje de las mierdas que le ha pasado en la vida y se va a abriendo a nuevas personas como Oscar (J.R. Ramirez).


Rompiendo vínculos 

"Jessica Jones" es un estudio psicológico de sus protagonistas.  En ese sentido, en la segunda temporada podemos ver que aunque las historias de Malcolm Ducasse (Eka Darville), Trish Walker (Rachael Taylor) y Jeri Hogarth (Carrie-Anne Moss) giren alrededor de Jessica, cada uno tiene motivos alternos que construyen arcos propios independientes de Jessica. En el caso de Malcolm, se trata de un adicto que ha intercambiado una droga por otra (sexo y la adrenalina de la investigación), en el caso de Jeri, se trata de enfrentar su mortalidad y confirmar su naturaleza dominadora, y en el caso de Trish se trata del "complejo del salvador blanco" y como es que el infierno está lleno de buenas intenciones. 



El hecho que toda la primera temporada de "Jessica Jones" y de “The Defenders” dejó claro que Trish es la persona más importante en la vida de Jessica y viceversa y eso debió advertirnos que esta amistad sufriría. Es interesante que se haya destapado las complejas capas de este vínculo porque todos sabemos que el amor no es completamente puro está compuesto por diferentes tipos de sentimientos como la admiración y la decepción y cuando me refiero al "amor" estoy hablando de un amor de familia porque "Jessica Jones" ha decidido ponerle freno a cualquier mal interpretación de escenas de tono totalmente heterosexual -como cuando Griffin (Hal Ozsan) le propone matrimonio a Trish con Jessica como una testigo involuntaria- y le ha puesto la etiqueta de “hermanas” a Jessica y Trish. Es verdad, Jessica y Trish son el corazón de la serie y por lo tanto, enfrentarlas va ocasionar un conflicto interesante y es más que fascinante ver cómo esa amistad se va quebrando exactamente por lo mucho que las dos quieren protegerse sin tomar en cuenta las necesidades de las otras. Además, en la segunda temporada marcó el tema de las relaciones familiares tóxicas; lo vimos con Trish y su mamá, Jessica y su mamá pero también con Trish y Jessica que en algún momento esa "hermandad" mutó en una envidia insana que nació de inalcanzables expectativas e de una exagerada idealización. 


Hay una explicación completamente heterosexual para esta escena... aquí está.

 Destrozar vínculos es un clásico cliché en todo tipo de series porque cambia la dinámica, sin embargo, el modo en que las historias de Malcolm y Trish fueron retratadas se sintieron fuera de lugar –como involucrar a Malcolm y Trish, la enfermedad de Jeri, la obsesión Pryce Chen (Terry Chen) - aunque hay coherencia en la línea de acción de cada uno de ellos sobre todo de Trish - la mejor amiga / hermana de Jessica también es adicta y obviamente eso iba a radicalizar su afán de proteger a Jessica para quedar como una heroína, Jessica siempre se va aislar de los demás, la madre de Trish siempre intentará sacar provecho de la situación, etc-. De todas formas, creo que íbamos a llegar al mismo punto, algo iba a romper los lazos de Jessica Jones solo que no esperaba que fuera el hecho que Trish matara a Alisa. La tercera temporada de "Jessica Jones" reconciliará por completo a Jessica y a Trish o las dividirá consolidando a Trish como la antagonista de Jessica. Y si Felicity pudo perdonar a Oliver que mató a su novio… Jessica puede perdonar a Trish por matar a su mamá. 



 El problema de los 13 episodios de Marvel y Netflix 

 Al igual que "Luke Carge", "Iron Fist" y "The Punisher", "Jessica Jones" sufre del problema de los 13 episodios por temporada. Cada una de estas series mencionadas podría haber concluido su historia en 10 capitulo o en 8, pero por alguna razón, quizás sea el formato de Netflix, la temporada tiene que durar 13 episodios y por eso, se estira innecesariamente el trama o se tiene un capítulo a modo flashback o de relleno. Se puede entender tener episodios rellenos cuando tienes una temporada de 18 episodios o más, pero con 13 lo mejor es llegar al punto, los 13 episodios es la razón por la que "Jessica Jones" y "The Punisher" se sintieron particularmente lentas. Creo que Netflix debería reconsiderar reducir sus temporadas, por lo menos en las series de Marvel, porque les conviene tener una serie de 8 o 10 capítulos por temporada y así, puede hacer uso de los personajes en forma de crossovers. "The Defenders" fue un caso particular que tuvo una introducción de dos episodios que bien pudo presionar el flashforward para llegar a la acción. 



Poder Femenino
Vale la pena resaltar que los episodios de la segunda temporada de "Jessica Jones" han sido dirigidas por puras. Pese a los altibajos y los problemas estructurales de la temporada, todos los episodios respetan el estilo impuesto en la primera temporada aunque se reduce un poco el uso del color púrpura. Aquí algunos de los trabajos más destacados de las directoras de los episodios de “Jessica Jones”: 
- Anna Foerster (AKA Start at the Beginning) ha dirigido episodios de “Outlander”, “Madam Secretary” y “Criminal Minds”. 
-Minkie Spiro (AKA Freak Accident) ha dirigido dos episodios de “Better Call Saul”, uno de “One Mississippi” y 5 episodios de “Downton Abbey”
-Mairzee Almas (AKA Sole Survivor) ha dirigido dos episodios de “Arrow”, tres de episodios de la tercera temporada de “Legends of Tomorrow”, ya saben la temporada más cool. 
-Deborah Chow (AKA God Help the Hobo) ha dirigido dos episodios de “Fear the Walking Dead” y también ha dirigido un episodio de “Iron Fist” y “Mr. Robot”. Millicent Shelton (AKA The Octopus) ha dirigido 5 episodios de "Black-ish" y un episodio de “Runaways” y de “Supergirl”. 
-Jet Wilkinson (AKA Facetime) ha dirigido 5 episodios de “How to get away with murder” y un episodio de “The Punisher” y de “Iron Fist”
-Jennifer Getzinger (AKA I want you cray cray) ha dirigido un episodio de “Counterpart” y dos episodios de “Outlander” y de “How to get away with murder”. 
-Zetna Fuentes (AKA Ain't we got fun) ha dirigido un episodio de “This is us”, dos de “Shameless” y de "Scandal", tres episodios de “Grey's Anatomy” y 5 de “Jane the Virgin”.
-Rosemary Rodriguez (AKA Shark in the bathub, moster in the bed) dirigió un episodios de “The Tick”, dos de “The Walking Dead” y 18 de “The Good Wife”
-Neasa Herdiman (AKA Pork Chop) ha dirigido dos episodios de “Happy Valley” y uno de “Inhumans”… vamos, que no es su culpa si el guión es malo. 
 -Jennifer Lynch (AKA Three lives and counting) ha dirigido dos episodios de “American Horror Story” y 5 episodios de “Quantico”.
- Liz Friedlander (AKA Pray for my Pasty) dirigió un episodio de “The Gifted” y 4 episodios de “One Tree Hill”
- Uta Briesewitz (AKA Playland – AKA I've got the blues) ha dirigido dos episodios de “This is Us” , uno de “The Defenders” y de “Iron Fist” y 4 de “Orange is the New Black”.


También puedes leer: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario