viernes, 26 de febrero de 2016

#FullerHouse: Why, #Netflix, Why?

La fiebre de los reboot y revivals, por alguna razón llevó a pensar a Netflix que una nueva versión de Full House, más conocido en Latinoamérica como Tres por Tres, era una buena idea. Sin embargo, valdría la pena preguntarse, ¿esta generación merece su propia versión de Tres por Tres? Aquí una crítica y una defensa a Fuller House.

Tres por Tres: La nueva generación en Netflix.

Defensa a Fuller House

-Es Netflix.
-John Stamos sigue siendo joven.
-El cabello de Stamos sigue intacto.
-Apela a la nostalgia noventera… y  a veces, funciona.

El primer episodio está lleno de paralelismos y recordatorios de lo viejo que estamos todos.

Crítica a Fuller House

Para comenzar, ahora DJ es una madre viuda que con ayuda de Stephannie y Kimmy cuidarán a sus  tres hijos.  El primer episodio es un reencuentro con una de las familias de los 90’s más adorables de la televisión, lleno de frases pegadizas, abrazos y todo lo típico que Tres por Tres nos regaló hace 20 años. 

 Y así como les decimos “hola” a los viejos Tanners, les tenemos que decir “adiós” para centrarnos en DJ, Stephanie y Kimmy y sus aventuras criando 4 niños. 


De ese punto en adelante, Fuller House intenta rescatar el tono amigable de Full House, pero al mismo tiempo quiere tener un humor meta lleno de referencias noventeras,  sin embargo, lo mejor que nos ofrece es cuando no lo intenta demasiado, regalándonos escenas graciosas para nada forzadas, lo que es un 25% en cada episodio. No obstante, Fuller House no sabe cuál es su púbico exactamente, ¿a quién se dirige? ¿A los nostálgicos noventeros a un nuevo público conformado por milenios? Porque los primeros entenderán las referencias, pero no serán muy fans de las historias de los niños y los segundos apreciarán a los niños pero no entenderán las referencias ni tampoco esos momentos hipersexualizados que intentan ser tácitos.


 Ya crecimos así que seamos honestos, ¿alguien investigó la muerte "accidental" del esposo de DJ?

Puede ser que sea exagerada, pero no creo que este sea un fracaso de Netflix, la gente aún lo verán por la morbosa curiosidad de ver qué pasó con sus personajes favoritos y hay momentos rescatables, como el hecho que se burlen de la ausencia de las gemelas Olsen, quien hacía de Michelle, y el cameo de Macy Gray, pero también hay momentos super creepy como las insinuaciones de Steve a DJ.


Vamos, dude, la viuda todavía no está lista!... al menos para ti.

Para que vean que no soy la única aguafiestas, aquí algunas de las mejores críticas a Fuller House.

AV Club:“Mayormente, 'Fuller House' evoca una parodia porno sin obscenidades, con sexualizadas versiones adultas de personajes que, en la psique colectiva, están congelados en ámbar como niños. Manipula y explota la buena voluntad nostálgica como una película triple X.”

Washington Post: “Hay un punto donde la nostalgia se convierte más en necrofilia y 'Fuller House' cruza de inmediato esa línea. Exhumada en la pretensión del deseo de los millennials (amaste el show cuando eras niño, lo amarás incluso más como un mal desarrollado adulto que que hace binge-watching), los 13 episodios de esta resurrección vía Netflix de la vieja comedia de ABC “Tres por tres” es menos una actualización que una pantomima del pasado sin ironía”.

Slate: “’Fuller House’ entrevera los circuitos de la crítica normal. Es mala, pero de tal modo que es acorde a la original que insistir en su maldad se siente como mezquindad, similar a insultar a un perro de tres piernas por no tener cuatro”.

The Hollywood Reporter: “El primer episodio de ‘Fuller House’ es una referencia casi sin parar a la serie original, una exposición para llenar los vacíos (en la historia) y un homenaje climático al episodio piloto de ‘Tres por Tres’ que incluye tanto escenas de la anterior serie como su reactuación. No tiene el deseo de vivir como su propia cosa y esa es una constante que continúa en los primeros episodios”


Y ahora, el lado oscuro de Tres por Tres, sabías que...

-Solo Dios sabe todos los químicos que John Stamos usa en la cabeza y en su piel para permanecer joven para siempre.
-Bob Saget odiaba ser Danny Tanner...
-El infantil tío "Joey" inspirió la canción You Oughta Know de Alanis Morissette...
-La pequeña "Stephanie" tuvo un problema con las drogas.  
-Las gemelas Olsen no aceptaron aparecer en Fuller House y los productores se lo ofrecieron a su hermana Elizabeth Olsen, quien también dijo que no.

-Forever debe ser la canción más tierna y creapy del universo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario