miércoles, 2 de diciembre de 2015

8 datos sobre #TheManIntheHighCastle


8.- The Man in the High Castle es una adaptación de la novela del mismo nombre
La serie es una adaptación de la novela, The Man in the High Castle, de Philip K. Dick, que desarrolla la idea de lo que hubiera ocurrido si es que los nazis y sus aliados hubieran ganado la Segunda Guerra Mundial. Pero no se trata de un libro cualquiera, es el libro que cambio el género literario de la ficción de especulación hasta el punto de ganar el Hugo Award for Best Novel, uno de los premios más prestigiosos en lo que literatura se refiere.



7.- The Man in the High Castle encontró su hogar en Amazon
Adaptar una novela tan controversial como The Man In the High Castle no iba a ser fácil, ni tampoco encontrar el medio que iba a transmitirlo.  Este proyecto pasó por diferentes canales incluyendo plataformas como Netflix y Hulu. Finalmente, Amazon aceptó el reto y el primer episodio fue el episodio más visto de toda su cartelera de series. The Man in the High Castle es uno de los mejores shows de Amazon y también uno de los más vistos.



6.- Ridley Scott, el productor ejecutivo de The Man in the High Castle
La serie es hermosa visualmente hablando y sumamente impactante por el uso de esvásticas y propaganda nazi en el contexto de la serie, todo eso se lo debemos al productor ejecutivo Ridley Scott, quien sucede que es uno de los mayores directores y productores de Hollywood.



5.- Un mundo conflictivo
El mundo habría sido completamente diferente si los nazis y japoneses hubieran ganado la guerra mundial y la serie intenta ser lo más realista posible (considerando los estándares planteados por el libro). En ese sentido, Estados Unidos sería dividido en tres zonas; una de los nazis Great Nazi Reich, otra de los japoneses, Japanese Pacific States y una zona neutra que está entre los dos.



4.- Los protagonistas
La serie se enfoca en 5 personajes principales:
-Juliana Crain (Alexa Davalos), una joven que tras la muerte de su hermana intenta encontrar respuestas y termina involucrándose en varias conspiraciones.
-Frank Frink (Rupert Evans), el novio de Juliana, nieto de un judío, que termina pagando las consecuencias de las decisiones de Juliana.
-Joe Blake (Luke Kleintank), un carismático joven con un secreto oscuro que se cruza en la vida de Juliana.
-John Smith (Rufus Sewell), un comandante nazi.
-Nobusuke Tagomi (Cary-Hiroyuki Tagawa), el ministro de comercio del Estado Pacifico de Japón que advierte una futura guerra tras la muerte de Hitler.



3.- Secuencias que son obras maestras
No hay duda que The Man in the High Castle es una de las mejores series del 2015 y ya hemos dicho que su fotografía es impresionante, pero la composición en ciertas secuencias, sobre todo en los últimos minutos en casi todos los episodios, son verdaderas obras de arte, pues generalmente son intensos momentos llenos de paralelismo trágico, excelente actuación, una soundtrack inquietante y una tensión palpable.



2.- Polémica publicidad
Como parte de su campaña de promoción de la serie, se decidió colocar simbología nazi en el metro de Nueva York, lo que, obviamente, ocasionó la indignación de los usuarios, muchos de ellos judíos. No fue la jugada más inteligente, pero hay que recordar que la gente que hace este tipo de publicidad, no es la misma que produce la serie.



1.- No es apología nazi
El hecho que The Man in the High Castle presente una realidad donde los nazis y los japoneses tengan predominio de Estados Unidos es una idea inquietante, terrorifica y hasta traumatizante, pero también interesante. La serie es brutalmente cruel y oscura, nos muestra un panorama desolador y violento producto de las dos dictaduras que se vive en toda América. No profundiza en las ideologías ni las glorifica, solo se encarga de hacernos entender que el mundo está mejor como está en la actualidad, razón por la cual debemos venerar la democracia y la libertad que gozamos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario