lunes, 10 de agosto de 2015

Otro apéndice televisivo que se va

Spoiler Tv confirmó algo que se veía venir, pero eso no lo hace menos decepcionante; Renee Montoya y Crispus Allen (Victoria Cartagena y Andrew Stewart Jones) no van a volver como regulares en la segunda temporada de Gotham. Aunque hay una pequeña, diminuta, casi insignificante esperanza que tal vez aparezcan en la serie, pero tras los nuevos cambios en la estructura de la serie, que ha pasado de un estilo policial a centrarse en los orígenes de los villanos de Batman, lo más probable es que no volvamos a verlos.

Sorry, Montoya y Allen, esto es Gotham no Gotham Central.


La pregunta es… ¿Por qué Montoya falló en Gotham?
Con la incrementación de villanos, Gotham va a necesitar más héroes,  y suena irónico que en este sentido, la producción haya dejado ir a Renee Montoya, quien eventualmente se convierte en The Question. Sin embargo, el problema nunca fue el potencial de Montoya como personaje, tomando en cuenta que su presencia causó entusiasmo ya que se trataba de uno de las pocas heroínas LGTB en los comics, pero la historia que tuvo durante la primera entrega, en donde básicamente era una acosadora de su ex Bárbara Kane hasta que cuando logró estar con ella decidió abrirse hasta desaparecer completamente, la convirtió en uno de los personajes más odiados.

Casi casi... la cuestión.

Gotham ha probado que puede escribir personajes femeninos memorables y el mejor ejemplo es Leslie Thompkins, quien inmediatamente se robó el protagonismo apenas ingresó al programa y Fish, has la mitad de la temporada, fue una villana estratégica.  ¿Entonces, qué fue lo que falló con Montoya? Lo cierto es que los productores no supieron qué hacer con Montoya ni con Allen ni mucho menos con Bárbara Kean. Aunque en teoría, Allen y Montoya podrían haber sido del “equipo Jim”, en la práctica parecían que no pertencían en Gotham porque no eran parte de la comisaría sino de Asuntos Internos y por eso, poco a poco, fueron desapareciendo. En el caso de Bárbara, pese a no ser muy querida por el público, deshacerse de ella no sería tan fácil ya que se trata de la futura mamá de la hija de Jim. Así que básicamente pueden hacer lo que quieran con ella, porque su único propósito es ser la madre de Bárbara Gordon, No importa el modo o su relación con Jim, recordando en los comics, Jim es padre soltero.

Según se ha reportado, Bárbara pasará al bando de los malos, yendo por la ruta Harley Quinn en la locura.

Pandemia de ápendices televisivos

Renee Montoya no es el primer personaje víctima de la pereza del escritor que nunca se molestó en trabajar en construir un buen trama y eso eventualmente la llevó a ser tratada como “el apéndice de la serie”, es decir, está allí, pero realmente no sabes cuál es su función y una vez que no esta, no notas mucho la diferencia. No obstante, al menos Montoya tiene un mínimo chance de retorno, esa suerte no la tuvo Leslie Shay en Chicago Fire, que como explicamos hace un tiempo no murió por ser gay sino por no tener una historia interesante, también sucedió con Alcides en True Blood y Neal en Once Upon a Time. Y es que pese al gran potencial de cada uno de ellos, por diferentes motivos, generalmente centrados en la popularidad (resulta que estos personajes son los menos populares), los guionistas los mantuvieron lejos del protagonismo catapultándolos como personajes irrelevantes cuyas muertes causaron más impacto que cualquier historia previa que tuvieron. 




La muerte parece ser el factor común en este tipo de personajes

Lo jodido de todo esto, es que la solución toda esta situación es simple y solo requiere el esfuerzo de escribir algo apropiado y acorde para estos personajes.  En True Blood, hubiera preferido que Sookie se quede con Alcides en vez de terminar con un completo extraño, en Once Upon a Time, Neal fue la razón de la creación de la maldición y en lugar de matarlo, bien pudo convertirse en el nuevo Dark One y Leslie Shaw… se puso hacer mejores cosas con Leslie Shay. Obviamente, estos no son los únicos personajes que son "apéndices televisivos", hace un par de años hice una lista titulada "los ápendices televisivos" y ahora podemos agregarles a Bella y Ruby de Once Upon a time, siendo la más representativa Tina de Glee. Ahora, quizás sea bueno que Montoya no aparezca más en Gotham, sobre todo si van a despreciar y arruinar este mítico personaje. Además, siempre hay la esperanza que en el boom de la series de comics, a alguien se le ocurra adaptar Batwoman y allí, The Question/Montoya podría tener más notabilidad. 

Ojalá algún día: Vamos, DC Comics no le falles a la ciudad

No hay comentarios:

Publicar un comentario