martes, 19 de noviembre de 2013

¿Por qué Arrow es mejor que Agents of Shield?


Este es el año de los superhéroes en la televisión, no sólo porque los canales vuelven a coquetear con los proyectos de este tipo, sino porque la moda de los superhéroes parece haber trasladado la pantalla grande y los comic hacia la televisión de manera permanente, aunque no significa que todas las series de este género sean buenas. Mientras Arrow se consolida como una de las mejores series de la CW,  la apuesta más grande la ABC, la megaproducción Agents of Shield se cae de maduro. La moda no es sinónimo de calidad, eso lo sabemos,  entonces, ¿qué le falta a Agents of Shield y qué le sobra a Arrow?

Netflix prepara series para  "Daredevil", "Jessica Jones", "Iron Fist" y "Luke Cage" que se emitirán en el 2015.
¿Por qué Shield es la mayor decepción del año?
Agents of Shield no es una serie común y corriente. Además de ser un proyecto de Joss Whedon, un maestro en la historia televisiva, también es un spin off de una de las mayores producciones del cine, Los Vengadores, que para ser honestos no es una gran película pero conquista a los admiradores del género por sus protagonistas y efectos especiales. En fin, la ABC gastó 10 millones de dólares en el piloto, y al igual que en la película, el primer capítulo no fue la gran cosa pero llamó la atención por sus efectos especiales, sus figuras principales y  la relación con Los Vengadores.

Los Vengadores ya anunció su secuela que será estrenada en el 2015
Entonces, ¿cuál es el problema enfrenta Shield desde su estreno? ¿Por qué TvGuide los considera la mayor decepción del año? ¿Será las gigantes expectativas o el Karma de Whedon? Un poco de los dos, tan creativo como puede ser Whedon también peca en caer en sus propios clichés.  Shield tiene como  Buffy, Angel, Fireflly, Doll house,  (es decir casi todas las series de Whedon) un grupo extraño en el que gira la historia, el popular Scooby gang, y como si eso no fuera suficiente, los personajes son reciclados arqueotipos que ya hemos visto antes en las series previamente mencionadas. Sin embargo, este Scooby Gang no parece hacer un “click” con el televidente. Otro problema es el protagonista, aquí no sabemos exactamente quién es el protagonista ¿Acaso es Coulson, Ward… Skye? Al final es como si estuviéramos viendo Buffy, la cazavampiros sin Buffy.

Okay, ¿cuál de ustedes es Buffy?
Quizás el mayor inconveniente de Whedon es que se ha dejado de lado la complejidad y la intriga, es por eso que la mayoría de tramas tienen una solución fácil, lo que no permite un desarrollo de la historia congruente o un crecimiento de los personajes.  Es como si Whedon si estuviera cómodo con rellenar los últimos 15 minutos. Estamos estancados en la misma respuesta repetitiva de “somos un grupo y como grupo lo solucionamos todo”. Por otro lado, el misterio de la resurrección de Coulson parece ir a ningún lado, no obstante, en cada episodio tiene que recordarnos que su estancia en Haiti fue mágica.

Coulson y Lola
No es la historia que queremos, sino la historia que necesitamos

Arrow es la sorpresa grata e inesperada de la CW, y eso que estamos hablando de la misma cadena que por 10 años no dio Smallville, así que consideremos eso algo bueno. La primera temporada fue la prueba de fuego y el hecho que la CW le diera una temporada completa a pocas semanas de su estreno evidenció la fe que le tiene incluso ahora. Arrow (gracias a Dios) es lo opuesto de Smallville, con un protagonista que más que superhéroe es un antihéroe moderno con una historia mucho más oscura, enredada  y con resultados ‘realistas’ (en el contexto televisivo en donde el héroe no siempre gana).

Oliver Queen.
Esta segunda temporada se ha puesto mejor que la primera por dos razones: tanto el pasado como el presente son equivalentemente interesantes, lo que mejora toda la estructura de la serie. Mientras que en la primera entrega, a veces, la historia de la isla aburría, ahora es vital porque está a la par de la historia que se narra en el presente. Es como ver una película de acción de 45 minutos. La introducción de nuevos superhéroes y el regreso de viejos enemigos vuelve a enriquecer todo el universo en el que se desarrolla Arrow. No sólo tenemos un avance en las historias sino un crecimiento personal en los personajes. Así Lauren decidió irse a trabajar para la fiscalía, Oliver aceptó que es parte de un grupo que incluye a Diggle y Felicity, lo que lo hace más receptivo a pedir y dar ayuda, Roy se ha convertido en ayudante de Arrow sin dejar de lado su relación con Tea e incluso Moira en prisión se ha vuelto más humana. La muerte de Tommy afectó a Oliver tanto que ahora en lugar de honorar a su padre, como lo hacía en la primera temporada, ahora lo honra intentando salvar la ciudad.

No me molesta para nada que cada temporada cambie de intro.
El romance con Lauren también quedó en el pasado ahorrándonos del martirio de esa autodestructiva relación, aunque los dramas con Oliver continuarán y no sólo en el aspecto romántico donde ya se ve un acercamiento entre Felicity y Queen, sino también su objetivo de salvar a la ciudad, esta vez de la mano de un grupo que incluye al detective Lance  y al rebelde Roy.

En el capítulo 8 y 9 hará su aparición Barry Allen, quien más tarde se convertirá en Flash.
¿Qué le sobra a Arrow y qué le falta a Shield?
Entre las virtudes de Arrow, una de las cosas que más destaca es la audacia de su guión. No siempre el héroe sale triunfador y a veces sus acciones ni la de sus acompañantes tampoco son honorables o correctas. Los guionistas de Arrow no subestiman al espectador, espera que estén a su nivel y que se pregunten por los cabos sueltos. En ese sentido, el misterio de Black Canary fue respondido en los siguientes capítulos, se trataba de Sara, la hermana de Lauren que todos pensaban que estaba muerta incluso el propio Oliver, pero eso también volvió a generar más preguntas sobre todo cuando descubrimos que forma parte de la Liga de Asesinos.

No me opondría a un spin off centrado en Black Canary
No se trata de buscar cualquier pretexto para introducción de un superhéroe, en Arrow hay una historia coherente y con sentido.  Mientras que en Shield las apariciones de Nicky Furry o la agente Maria Hill no parecen aportarle nada a la historia más que la curiosidad de saber cuándo volverán a hacer un cameo. A Arrow le sobran los giros de 360 grados y a Shield le falta aventurarse más e irse por lo complicado.  Entertainment hizo una listade cosas que debería hacer Shield se arregle, más cuando la ABC no parece tener planes para sacarlos del aire y hasta hace esfuerzos sobrenaturales para evitar que siga cayendo en los demos. Tal vez debería seguir el ejemplo de Arrow, aunque no sean parte del mismo grupo de comic o del mismo universo de superhéroes, todos queremos que Shield mejore.

How I met Robin…

No hay comentarios:

Publicar un comentario