miércoles, 23 de enero de 2013

Los otros pasajeros oscuros…



Dexter define a su necesidad de matar como un oscuro pasajero que se apodera de él, pero si observamos bien la serie, no es el único que tiene un pasajero oscuro.

Ángel Batista
Oscuro pasajero: la bondad
Ángel Batista es demasiado bueno para su propio beneficio. Tal vez tenga un problema de tragos, pero siempre trata de hacer lo correcto y ayudar a sus compañeros. Aunque eso signifique que se deje pisotear por LaGuerta, o dejarse robar el puesto por Deb. Además, hay que mencionar que siempre intenta salvar a Quinn de sus estupideces por el simple hecho de ser su amigo y compañero.

Rita Bennett
Oscuro pasajero: Ser inocente
Rita ya había sufrido lo suficiente cuando conoció a Dexter. Estaba dañada, esa fue la razón principal por la que el buen Dex decidió involucrarse con ella, pero tampoco hay que criticarla mucho, después de todo Dexter tenía la cuartada perfecta de ser alguien normal. Aunque tal vez si la rubia hubiera sido un poco más despierta seguiría viva.

Joey Quinn
Oscuro pasajero: Little Quinn
Así como lo lees, el pasajero oscuro de Quinn es el “pequeño Quinn”. Desde que apareció en la serie, todas las mujeres con las que se ha metido Quinn le causan problemas, no solo en su carrera si no también en su vida personal. Hasta la propia Deb lo dejó tirando dedo… ¿A caso todos los que se llaman Quinn deben ser tan inafortunados?

Brian Moser – Ruddy Cooper
Oscuro pasajero: La fraternidad.
Brian Moser, el asesino del camión de Hielo, también tiene su propio pasajero oscuro y no, no tiene nada que ver con su instinto homicida pero sí con su exposición. Brian Moser quería llamar la atención de Dexter ha de lugar y lo consiguió con sus asesinatos tan bien calculados, como si fueran un juego de rompecabezas que Dexter sólo podría armar. Después de revelar su propia identidad como hermano de Dexter, incluso trató de convencerlo de matar a su propia hermana. De algún modo, esa extraña idea de tener a su hermano a su lado y vivir como dos asesinos libres fue el pasajero oscuro que lo llevó a la muerte.

María LaGuerta
Oscuro pasajero: Oportunismo obsesivo
¿Se acuerdan de la primera temporada donde María LaGuerta sólo era la “jefa”? Durante el tiempo que duró la serie, María solo buscó ascender en su carrera sin importar a quién lastimara en el proceso, incluido Batista y la propia Deb. Valiéndose de los métodos más ortodoxos como el chantaje y la intimidación. Bien, esa misma determinación que le consiguió la capitanía, la colocó en su investigación sobre el verdadero carnicero de Bay Harbor. Una pista en una escena del crimen y su amor por Doakes, la llevó a querer aclarar su nombre. María descubrió la verdad de Dexter pero no pudo hacer nada al respecto y terminó el precio final.

Hannah McKay
Oscuro pasajero: Ser la Robin de un Batman
Hannah McKay, el nuevo amor de Dexter, parece tener el habito de matar a gente que supone una amenaza para ella o para con quien este en el momento (Primero fue de Wayne y después de Dexter). No hay que olvidar que Wayne la llamó la Robin de su Batman por una razón. Y aunque se burle de la definición del Oscuro Pasajero, Hanna McKay también tiene uno.

Harry Morgan
Oscuro pasajero: Sindrome del Doctor Frankestien
Después de las miles de reflexiones de Dexter respecto a su pasajero oscuro y sobre todo en esta última temporada, podemos concluir que Harry Morgan también es responsable de impulsar al pasajero oscuro de Dexter. Si bien es cierto, Harry le dio un código y una especie de misión, no le lava las manos por el hecho de haber criado a un monstruo  Como dijo Deb, Harry pudo enfocar el problema desde otro angulo, pero en vez de eso diseño a Dexter como el asesino perfecto, jugando a ser un doctor Frankestein que no pudo soportar su propia creación.

James Doakes
Oscuro pasajero: La obsesión por Dexter
Sólo un monstruo puede reconocer otro, al menos eso fue lo que Dexter decía de Doakes. Pues “Sorpresa, Motherfucker”, tu pasajero oscuro te llevó a la muerte por querer cazar otra bestia (solo que más hábil). Doakes era de lejos uno de mis personajes favoritos, pero admitamoslo, el tío tenía un problema para controlarse. Claro, logró descubrir la verdad de Dexter pero también le costó la vida.

Deb Morgan
Oscuro pasajero: La ceguera histérica
Durante 6 años, el público quería que Deb usara esos conocimientos policiales para descubrir la verdad de su hermano, Dexter. Estuvo tan cerca tantas veces pero siempre había algo, es como si ella misma no quisiera verlo eso es lo que llamamos “la ceguera histérica”. La ceguera histérica es una condición donde por alguna razón no puedes ver algo que está frente a ti. Finalmente, el año pasado lo supo y su reacción fue totalmente creíble, consistente con un personaje ya establecido. No sólo presenció a Dexter matando a Travis si no que también abrió los ojos completamente ante la realidad de Dexter. Entonces, su oscuro pasajero cambió por un dilema ético y finalmente, cruzó la línea por querer proteger a su hermano matando a LaGuerta.

Dexter Morgan y su oscuro pasajero
Ya todos lo conocemos, hasta tiene una serie. Dexter es su propio pasajero oscuro, no es necesario dividirlos. Dexter es quién es y hace lo que haces porque es lo que quiere hacer.

Mención honorable: Vince Masuka
Oscuro pasajero: Ser Vince Masuka
No hay alguien más creapy que Vince Masuka… De verdad, ni si quiera Dexter y eso que es un asesino en serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario