domingo, 27 de enero de 2013

Adiós, Addison


Esta semana, Private Practice llegó a su fin. Recordemos que la serie protagonizada por Kate Walsh fue el spin off de Greys Anatomy, enfocado en la vida de Addison después de abandonar Seattle. Television Without Pitty se refiere a esta serie como el “hermano tonto” de Greys Anatomy y en cierto modo es cierto, es el hermano de Grey's pero de tonto tiene muy poco. Private Practice nunca logró superar en popularidad al consolidado engreimiento de Shonda Rhimes, pero la productora/creadora tenía un particular gusto por el drama melodramático y obviamente por Kate Walsh, así que simplemente le creó una serie a su medida.


In Which we say goodbye fue un final lleno de bodas.

De antagonista a protagonista

Addison Montgomery Forbes no nos dio una primera buena impresión. Era la esposa de McDreamy, el obstáculo principal entre Derek y Meredith, sin mencionar que era la “mala” de la historia por haber engañado a su esposo con su mejor amigo. En el papel, deberíamos odiar a Addison Montgomery pero hay algo especial respecto a Kate Walsh, un toque mágico que hace imposible desarrollar un sentimiento negativo hacia ella. Vamos, la pelirroja sólo trataba de arreglar su matrimonio y Derek ni si quiera hacía el esfuerzo.


Parece perfecta pero es una simple mortal con muchos pero muchos defectos e inseguridades…

Nunca entendí el por qué Addison no se rendía con Derek y hasta el final lo consideró “el señor perfecto”.  ¿De verdad, Addison? ¿De verdad? Estas hablando del tipo que también te engañó, que te utilizó y humilló, que llamó a Meredith una zorra y que básicamente es un imbécil. En fin, después vino Mark, después Alex y cuando era obvio que ya no podía ser simplemente una más del elenco, Shonda Rhimes decidió darle su propia serie.


Perfectos ni en teoría. El episodio “If/Then” confirmó que Derek y Addison no eran la perfecta pareja que aparentaban ser.

Private Practice, no es el mejor titulo pero bueno…

El drama se traslado a Los Ángeles con relaciones mucho más enredadas que en Grey’s Anatomy (como si fuera posible). Shonda aproximo el mundo de Addison de tal modo que no pudieran darse las comparaciones. Sí, era el spin off de Grey’s, también había tramas médicos pero el melodrama se robaba la historia. Sin mencionar que todos los personajes era disfuncionales pero agradables, bueno, la gran mayoría.

   
Todos freakys en un modo particular.

Entonces teníamos a Pete, el doctor hippie con la actitud más amarga del planeta, a Sam, el moreno pre juicioso casado con la mejor amiga de Addison, Cooper, el amigable y ninfomano pediatra, Charlotte, el personaje femenino más cool de la televisión, Naomi, la mejor amiga de Addison infelizmente casada con Sam y  a Violet, la psicóloga que nadie quisiera tener. Ah, me olvidaba de Dale, el chico hot que falleció en la tercera temporada.


Tvfanatic tiene una escala que mide que tan molestosa se pone Violet en cada capitulo.

Addison se acuesta con todos... es el resumen de la serie.

Personajes vienen personas van… así conocimos a Sheldon, el psicólogo ignorado y maltratado de la serie, o para que entiendan mejor, el Quinn (Glee) de Private Practice. Luego vino Amelia con un dramón que bien pudo otorgarle un spin off. De nuevo, el centro seguía siendo Addison, algunos de los casos ni si quiera importaron porque el mundo giraba en torno a Addison y su tormentosa vida amorosa. Muchos pasaron por ella y siempre encontraba un modo de arruinarlo. El momento más bajo de PP fue su relación con Sam. Primero, ya era demasiado incomodo que se tratara del ex de su mejor amiga y segundo, digan lo que quiera, Sam puede ser guapo pero es recontra aburrido.


Peor pareja de la televisión.

Dentro de las mejores cosas que tuvo Private Practice fue mostrarnos un amor anormal y duradero, Cooper y Charlotte nacieron para estar juntos, las pasaron negras (desde una violación hasta la aparición de hijo ilegitimo). Lo diré de nuevo, Charlotte tiene que ser uno de los personajes femeninos más cool de la televisión. Lejos del cliché de la mujer sumisa y cariñosa, aquí tenemos a una pervertida sexual, fría como viento y peligrosa como el mar. Si viviéramos en un mundo justo, KaDee Strickland tendría un Emmy y un Globo de Oro cuando le tocó la historia de la violación pero nada.


Mejor pareja disfuncional de la televisión.

Un final feliz para todos… menos para Sheldon

Sorpresivamente, el año pasado se anunció que la sexta temporada de Private Practice sería la última y sólo contaría con 13 episodios. Ya en la quinta entrega, la incorporación de Benjamin Pratt como Jake avizoraban un panorama otro dilema amoroso para Addison, quien por fin obtuvo lo que más quería en el mundo adoptando un bebé llamado Henry. El equipo Jake le ganó al equipo Sam y Addison conseguía la felicidad absoluta. Ahora solo faltaban los demás.


Dianna Agron siente tu dolor Sheldon…

Charlotte y Cooper descubrieron que estaban embarazados de trillizos, Amelia conoció a un hot doctor interpretado por el que hacía de Jack en Jack and Bobby, Sam conoció a una enfermera pero terminó con una embarazada Naomi (¿no que no quería bebés y amaba a Addison?), bueno los finales no necesitan tener sentido, por eso Violet superó la muerte de Pete y escribió un libro llamado “Private Practice”. Aquí el chiste interno, Cooper le dijo que era un titulo horroroso…


Miren es Jack... con el pelo más largo.

Y aquí mi queja el único que no termina feliz es Sheldon. En un tercer plano pese a tener un episodio enfocado en él, de hecho, todos tuvieron su episodio (gran experimiento Shonda), Sheldon termina cuidando a su nueva novia, una moribunda. ¿De verdad? ¿No era suficiente hacer que se enamore de imposibles, que nunca obtenga a la chica, ahora que la tiene se va a morir? No podías con tu genio, ¿verdad, Shonda?


Sin comentarios, todos felices menos Sheldon… 



Paradógicamente, esta semana también vimos a Arizona y Callie en una playa ¿otra escena reciclada? Parecía la misma playa

Avizorando el final de Grey’s Anatomy

Considerando la obsesión que Shonda Rhimes  tiene por las tragedias, el hecho que Private Practice haya tenido un final feliz es un milagro. Sin embargo, esto me lleva a reflexionar, Grey’s Anatomy ya está por su novena temporada y el año pasado, Kate Walsh nos impresionó a todos cuando decidió que ya no quería seguir haciendo Private Practice, lo mismo podría suceder con algunos de los actores (como casi ya sucedió) de Grey’s. El 2012 estuvo llenos de rumores respecto a la renovación del contrato del elenco, el cual tuvo varias bajas como Lexie, Mark y Teddy.


Mark y Lexie, aun cuesta recordarlos pero al menos están juntos en el más allá.

Además, 9 años es demasiado tiempo. Shonda debe estar pensando cuánto más podrá alargar su mayor orgullo, Grey’s, aunque tenga otros proyectos que comienzan a alzar vuelo, me refiero a Scandal, Grey’s seguirá siendo su bien más preciado. El final de Private Practice no afecta a Gey’s para nada y hasta deja la puerta abierta para jalar a algunos de los personajes a Seattle.  ¿Quién no quiere volver a ver a Amelia o a Charlotte y Cooper? Claro que eso entra en el campo de la divagación. De todas formas, el spin off ignorado, el hermanito vergonsoso de Grey’s Anatomy, el que caía en el rubro de placeres culposos, será extrañado gracias a sus imperfectos personajes y delirantes melodramas que pululaban entre los casos de Chicago Hope y las novelas mexicanas con un final satisfactorio para muchos.


PD: Gracias Shonda Rhimes por no matar a Addison.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario