martes, 27 de noviembre de 2012

Gossip Girl se va por la puerta chica

A dos episodios del gran final, Gossip Girl confirma que debió morir hace mucho tiempo. De las 6 temporadas, solo las dos primeras valen la pena ver pero apartir de la tercera, el argumento y el drama decayeron junto al rating. Esta última entrega suponía la reivindicación de una de las series más escandalosas y glamorosas de la CW, sin embargo, apenas logra llenar la expectativa de los fans hardcore.


La CW les concedió una sexta temporada con 10 episodio para cerrar darle un final apropiado y cerrar la historia de los niños mimados del East Side.

El mundo del Upper East Side

Todo comenzó el 2007, cuando Josh Schwartz y Stephanie Savage decidieron adaptar las novelas del mismo nombre escritas por Cecily von Ziegesar. De la voz de una blogger conocida como Gossip Girl conocimos el lado oscuro de la  alta sociedad newyorkina. Desde sus escándalos hasta sus demonios internos, la serie llamó la atención de inmediato gracias al carisma/bipolaridad de sus personajes. Aquí no habían buenos ni malos, sólo privilegiados y los outsider (alguien que vive aparte de la sociedad y que observa el grupo desde afuera, o sea, Dan).


La recordada Veronica Mars, Kristen Bell, le da la voz a la narradora más conocida como Gossip Girl.

En su primera temporada, Gossip Girl lo tuvo todo. Un excelente drama con cuotas de humor, sexappeal y mucho escándalo. Además, deslumbró con su impresionante sentido de la moda y no solo estoy hablando del vestuario femenino. Chuck Bass se convirtió en un icono fashion masculino gracias a sus ortodoxos trajes y obstentosos esmóquines.  La serie también puso la pauta en cuanto a música, imponiendo el rock indie. Sin mencionar que al elenco más joven (Blake Lively, Leighton Meester, Penn Badgley, Ed Westick y Chase Crawford) se le abrió las puertas al mundo del cine.


El extravagante look de Chuck Bass.

El juego del amor

Los engaños y las juegos de poder fueron parte escencial de Gossip Girl pero nada como las diatribas romanticas de las parejas para cautivar al espectador. Desde el inicio, el duo conformado por Blair y Chuck se robó el corazón del público. El dañado Chuck estaba enamorado de la engreída de Blair y lo mejor es que funcionaban tan bien que fueron dejando en un segundo plano a la dramática de Serena y al chico solitario, Dan. Por su lado, los guionistas perdieron el interés en darle una historia interesante a Nate en la segunda temporada, relegandolo a relacionarse con cualquiera casi como uno  personaje de relleno e inexistente.


Nate, el relegado de la serie.

Seamos honestos, Gossip Girl ha intentado muchas formulas y parejas tan bizarras que alteraban el orden universal de la ciencia ficción (Nate y Jenny, ¿en serio? O Dan y Vannessa). Literalmente, todos se acostaban con todos. Es entonces, donde la cosa se puso repetitiva. De verdad, el resumen de todas las temporadas es el siguiente: Blair y Chuck se juntan, declarando su autodestructivo y enfermizo amor para después abandonarse porque “es lo correcto” aduciendo que es para el beneficio de la felicidad del otro.


Blair, la incondicional de Chuck.

El año pasado, los guionistas decidieron darle un giro espectacular volteando el mundo de Gossip Girl juntando a dos personajes que se llevaron mal casi todas las temporadas. Así Blair eligió a Dan en lugar de Chuck. Un hecho que causó molesta entre los fans de Blair-Chuck y placer en el grupo que adoraba a “Dair”. Llegando al final de temporada, Blair dejó al chico solitario para volver con su verdadero amor. Sí, el mismo que hizo que se acostara con su tío para conservar su hotel.


Dan y Blair, lo mejor de la quinta temporada.

Abraza al lado oscuro

En la alta sociedad, el egoísmo es una virtud y el escándalo es un pecado. Visto de ese modo, en la última temporada, los dramas principales giran en torno al cumplimiento de objetivos personales. Chuck quiere ganarle a su “resucitado” padre, Blair quiere comprobarle a su madre que puede diseñar y triunfar sola, Nate busca encargarse del diario sin ayuda, Dan, (en plan de autodestrucción), planea vengarse del mundo exponiendo notas sobre la verdadera vida en el Upper East Side y  Serena quiere encontrar su lugar en el mundo (¿?)


Dark Dan, un villano intelectual parecido a Cerebro. No le sale ni una.

Lo particular de esto es que después es que, Dan, el único personaje estable y crítico de la alta sociedad, ahora actua igual o peor que ellos. El chico solitario ahora es el escritor vengativo, ¿pero por qué? Lo dijo muy claro al comenzar la sexta temporada, ya no tiene amigos y un mundo donde Chuck Bass obtiene a la chica, no es un mundo que valga la pena. Ahora, ¿Dan realmente ha cruzado la línea? Después de exponer a su padre con Ivy, traicionar a Nate y aliarse con Georgina, parece que sí.   Aunque queda la leve esperanza de que los guionistas retornen al Dan que una vez llegamos a adorar.


Gossip Boys. Los chicos malos.

Esta no es la primera vez que un personaje se une al lado oscuro. Uno de los tantos apodos de Chuck es el caballero oscuro y no es precisamente por su parecido a Batman. El tipo ha utilizado todo tipos de métodos descabellados para salirse con las suyas incluso con la misma Blair, quien para ser justas tampoco es ninguna santa. Todos tienen cola de paja pero por supuesto, hay que concedérselo a Chuck, las argucias más astutas y los planes más maquiavélicos han salido de su cabeza.


Chuck, el caballero oscuro.

El previsible final

Ya en su recta final, los productores y guionistas han sido muy descuidados por lo que hay fotos y spoilers navegando por toda la web. No obstante, como Gossip Girl ya nos ha enseñado más de una vez, no todo es lo que parece. Mientras tanto, lo que se sabe es lo siguiente, Chuck y Blair terminarán juntos.


Foto spolier cortesía de Buzzsugar.

 Tampoco es que era un misterio, Son la pareja preferida del público y de los escritores. Respecto al destino de Serena, quien recientemente retornó a los brazos del escritor vengativo, no se sabe precisamente si al final esta reconciliación será defintiva o si es parte del plan maestro de Dan para vengarse del mundo. Sea un final feliz o un final inadvertido  (lo más problable es que sea uno feliz), la CW les ha otorgado un especial de dos horas, pese a que esta semana ni pudieron superar el millón de televidentes. De todas formas, Gossip Girl se va por la puerta chica gracias a una última temporada mediocre que no supo aprovechar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario