domingo, 1 de julio de 2012

Incomodamente placentero


Mtv sufre la fiebre de los “realities” shows, con casi un 65% de los mismos en su programación y menos de un 20% de música, queda muy poco espacio para las series juveniles. Este año, la cadena televisiva anunció una adaptación de Scream como una posible nueva serie, este juntos a otros proyectos, dan la esperanzan que la fiebre está pasando (aunque lentamente). Sin embargo, antes de cantar victoria, habría que recordar que Mtv también sufre una crisis en cuanto a producción, principamente porque la mayoría de sus series tienen problemas para pasar la tercera temporada.


Skins fue cancelado en su primera temporada y The hard Times of RJ Berger se despidió inesperadamente en su segunda entrega.

La luz de la esperanza

La sorpresiva cancelación de The Hard Times of RJ Berger dejó un vacío que fue llenado rápidamente por Awkward, que a simple vista podría ser vista como la versión femenina de RJ Berger, se distingue de la misma por ser una comedia de situación que además de darnos una vista de la dramática vida de una adolescente “freaky” con suerte, también goza de un humor mucho más cruel e incómodo convirtiéndose en una serie divertida sin pretenciones de enseñar una morealeja final.  De hecho, hasta podría decirse que nos da una visión mucho más apegada a la realidad en donde el bullying prima.


Awkward protagonizado por Ashley Rickards

Awkward sigue la vida de Jenna Hamilton, la chica “invisible” de la secundaria hasta que tiene un confuso incidente y después todos creen que trató de suicidarse convirtiéndose en el punto de burla de los populares. Ashley Rickards le da vida a Jenna, alejándose de la típica adolescente postivia y “perfecta”, pero completamente identificable con el espectador. Por otro lado tenemos al ex Desperate Housewive, Beau Mirchoff como Matty McKibben, el popular que se fija en Jenna pero es demasiado inseguro con sí mismo como para mostrarse en público con ella, perdiendo su oportunidad. Es ahí donde aprece Jake Rosati (Brett Davern) el mejor amigo de Matty que termina fijándose en Jenna, pero a diferencia de Matty, no le importa lo que piensen los demás.


Jake – Jenna – Matty. Un nuevo triángulo amoroso

El enemigo en la casa

Sadie Saxton es la némesis principal de Jenna. Lo irónico es que tampoco es la representación de la chica popular no obstante, gracias al poder que ejerce en la secundaria se ha librado de varias expulsiones.  Pero Jenna no la tiene fácil, no solo tiene que lidiar con los bravucones en el high school si no también dentro de su familia. Todo ese episodio confusio de su “suicidio” se originó por la llegada de una misteriosa carta que mellaba en los problemas de personalidad o “la falta de personalidad” de Jenna. Al final de la primera temporada, se descubre que fue la propia madre de Jenna.


¿Mala madre…? desatinada y entrometida pero con un buen corazón muy, muy, pero muy en el fondo.

Los roles adultos tampoco son el ejemplo perfecto como en las típicas series juveniles (Glee, 902010, etc). Para lidiar con “tendencia suicida”, Jenna tiene que ver a la guía/consultora, Valerie Marks. Alguien que podría recibir una ayuda psicológica propia. Distraída y absorbida en su propio mundo, Valerie ve a Jenna más como una amiga que como una simple estudiante que debe guíar. Hasta muchas veces, se intercambian los papeles y es Jenna quien tiene que consolar y aconsejar a Valerie.


Valerie también es uno de los personajes más chistosos de la serie

Sentencia final

Aunque puede pasar desapercibida en un canal repleto de realities, Awkward es una de esas series extrañas que se adueñan del cariño del público. Con un personaje principal que me recuerda mucho a Angela de My So-Called Life, Jenna además de ser torpe y extremadamente sensible, también es muy identificable. Del mismo modo que las otras series juveniles, los temas de la sexualidad y del bullying son tocados desde una perspectiva mucho más verídica.


Jenna no se mudó ni se traslado de secundaria cuando todos comenzaron a burlarse de ella, simplemente tuvo que lidiar con eso.

Con una dinámica parecida a la RJ Berger pero con un guión mucho más ingenioso y menos ligero, Awkward fue una de las sorpresas gratas de la parrilla del MTv y hasta The Huffington Post lo nombró uno de los mejores shows del 2011. Mi puntaje es un 7/10, pues, los primeros capítulos no resultan tan entretenidos, es después del primer encuentro de Jake y Jenna que la cosa se pone interesante.


Team Jake. Vamos, Matty la negó y la ignoraba mientras que Jake es casi casi el hombre perfecto.

No es difícil ver a quién apoyo en este nuevo triángulo amoroso aunque la balanza se incline por ahora a favor de Jake, aunque Matty está decidido a interrumpir el hidilio exponiendo su pencilado cuerpo. Actualmente, Awkward estrenó su segunda temporada y con suerte recibirá una tercera. Aprovechando el verano estadounidense, esta serie de MTV está llamando la atención pues es incomodamente placentero como la mayoría de shows no convenciones del canal (y me refiero a South Park, Daria y RJ Berger). Una excelente alternativa para una diversión no sana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario