lunes, 8 de enero de 2018

#BlackMirror : Ranking de los episodios de la cuarta temporada (Y los mensajes de cada capítulo)

El creador de “Black Mirror”, Charlie Brooker, dijo que esta temporada sería más ligera debido al contexto mundial en el que vivimos y aunque esto suene muy noble, en realidad no tiene sentido. Para bien o para mal, “Black Mirror” se trata de una serie que invita a la reflexión sobre el peor lado de la humanidad, sin mencionar que las series por sí solas son un modo escapar la realidad. De modo que nadie espera que “Black Mirror” tenga episodios digeribles como una especie de premio de consuelo por el caótico mundo donde vivimos. Al contrario, “Black Mirror” nos incomoda y nos asusta porque puede ser real. Todos hemos vivido “The Waldo Moment” con la llegada de Donald Trump al poder y ahora más que nunca necesitamos que sea visceralmente cruel al mostrarnos el peor de los escenarios. Quizás por las buenas intenciones de Brooker esta cuarta temporada ha sido irregular y ha apelado al giro fácil buscando un impacto a dé lugar sin importar el vacío de la historia. Sabemos que la tecnología no es la antagonista real, pero generalmente, en “Black Mirror” hay una razón detrás de la miseria ocasionada por la tecnología y si bien es cierto, en la mayoría de episodios, los hombres son los responsables de sus propias desgracias, en otras temporadas las motivaciones eran claras pero en estos nuevo episodios parece que ese elemento ha sido borrado privando a la historia de un componente esencial y solo hemos tenido un regocijo de la miseria humana.



 6.- “Crocodile” 
Sin tapujos, “Crocodile” es el episodio más mediocre de toda la serie. Se trata de una mujer, Mia (Andrea Riseborough), que ayuda a deshacerse de cuerpo producto un accidente. Quince años después, para evitar que su amigo denuncie este caso a las autoridades, ella decide matarlo. Y de algún modo termina matando a más gente para cubrir el primer asesinato hasta el punto de matar a un bebé. La razón por la que es el capítulo más mediocre de toda la temporada es porque quien termina resolviendo todo el caso es una mascota, pese a que en el mismo episodio nos explican que el sistema que utilizan está conectado a sentidos humanos. Luego de conectar a la persona a una máquina que sirve para ver las memorias a los demás, se le da a la persona una botella y se le hace escuchar “Anyone who knows what love is (Will understand)” para poder ayudar a la persona a retroceder a un momento exacto. ¿Cómo aplicar esa técnica en animales? Además, jamás llegamos a entender el procedimiento de Mia después del primer asesinato. Sin mencionar que el giro más macabro es el hecho que el bebé era ciego y no había modo que hubiera presenciado el asesinato de su padre a manos de Mia. 



Mensaje del episodio: Uno de los temas centrales de “Black Mirror” es que el mundo sería peor si es que las personas revelaran sus pensamientos internos más oscuros o si expusieran sus recuerdos más dolorosos. En el episodio, Mia se habría salido con la suya sino fuera porque la misma noche en que asesinó a su examigo presenció un accidente, un camión atropelló a un joven, y cuando la entrevistadora descubrió el asesinato, Mia decidió eliminarla a ella y a toda su familia… pero supongo que el giro final comprueba que hasta los animales tienen memorias. 


5.-“Metalhead” 
Lo más destacable es que se trata de un episodio en blanco y negro donde la musicalización está en su punto. La idea del episodio es el clásico “Humano vs. Robot”, pero la historia pudo pulirse mejor. No sabemos nada de la misión principal de nuestra protagonista de turno Bella (Maxine Peake) pero somos de su equipo, queremos que sobreviva su batalla contra el malo perro-robot, sin embargo, el giro final nos revela que lo que el grupo de Bella buscaba era una caja llena de peluches. Claro en primera instancia esta revelación minimiza el sacrificio de Bella y su gente, aunque también habla mucho de la humanidad de este grupo dispuesto a sacrificarse para poder darle algo de esperanza en forma de peluche a alguien. 



Mensaje del episodio: Cuando los robots tomen consciencia que son más poderosos que los humanos, no habrá modo en que podamos sobrevivir. Así se amable con los robots. 

4.- “Arkangel” 
Este episodio, dirigido por Jodie Foster, nos cuenta la historia de una madre controladora tan obsesionada con la seguridad de su hija hasta llegar al punto de colocarle un implante digital de modo que ella pueda ver todo lo que su hija está viendo. Por supuesto, el daño escala cuando la hija llega a la adolescencia y lo único que quiere es experimentar. La dirección de Foster es sobria y también calculada, más que generarnos emociones quiere que comprendamos ambos lados de la historia. La escena final es un paralelo a las primeras escenas donde la madre pierde a su hija cuando era niña y la vuelve a perder por no darle una completa libertad.



Mensaje del episodio: Tratar de proteger al extremo a un hijo con un control extenuante puede tener consecuencias fatales. Los niños necesitan experimentar lo bueno de la vida pero también lo malo. 

 3.- “USS Callister” 
Este episodio es el más sui generis de “Black Mirror” aunque cuente con un par de giros familiares. “USS Callister” es un mundo inspirado por una serie tipo “Star Trek” creado por Robert Daly para vivir sus fantasías geeks donde es el héroe, sin embargo, porque ya sabemos que no podemos confiar en el protagonista del capítulo y en una clásica jugada de “Black Mirror”, el Robert Daly ha creado copias digitales de personas reales y estos son conscientes de lo que son. Cuando Daly clona a Nanette Cole, interpretada por la asombrosa Cristin Millioti, ella lidera una revolución para liberar a todos de la opresión de Daly. 



Mensaje del episodio: Además del clásico “no todo es lo que parece” de “Black Mirror”, la serie nos sumerge en el mundo del geek a modo de crítica. La protagonista de la historia al final termina siendo Nanette Cole quien se rehúsa a seguirle el juego de Daly como una de las mujeres sumisas de su tribulación y esa rebeldía es la que logra darle la libertad a los clones digitales. 

 2.- “Hang The DJ” 
Debido a su ternura y su final feliz, “Hang The DJ” es el equivalente de “San Junipero” pero para heterosexuales. La historia se desarrolla en un futuro donde las relaciones están orquestadas por un sistema. En este contexto, Amy (Georgina Campbell) y Frank (Joe Cole) se conocen, tienen química y una atracción evidente, sin embargo, “el sistema” dice solo van a funcionar por un tiempo determinado. La segunda vez que se reencuentran, Amy y Frank quedan en no ver la fecha de vencimiento de su relación, pero al mismo modo que Orfeo tiene que verificar si es que Euridice está detrás de él mientras salen del inframundo, Frank ve el tiempo que les queda juntos, y así como el simple hecho de voltear hizo que Orfeo pierda a Euridice, tan pronto como Frank ve la fecha de vencimiento, el sistema comienza alterarse hasta el punto que solo le quedan horas con Amy. Entonces, deciden huir juntos. El giro final es que todo era parte de una simulación y en el mundo real, Frank y Amy recién se van a conocer gracias a una aplicación.


Mensaje del episodio: En primera instancia, “Hang the DJ” podría parecer una crítica a aplicaciones como Tinder, pero en realidad el capítulo nos muestra lo complejo que es el ser humano al momento de relacionarse, pero sobre todo enfatiza en el mensaje que el amor no puede ser medido por una máquina. El sistema le enseñaba a Amy y a Frank potenciales opciones de pareja, sin embargo, como el mismo Ted Mosby experimento en la primera temporada de “How I met your mother”, la maquina puede determinar que tienes un match de 10/10, pero puedes ya conocer a alguien que piensas que es un 11/10. 

1.- "Black Museum"
La visita de Nish (Letitia Wright) a un museo que colecciona reliquias de varios casos impactantes sirve como una excusa para regalarnos una antología de pequeñas historias que están conectadas por las consecuencias del malévolo uso de la tecnología. El curador del museo Rolo Hayes (Douglas Hodge) le cuenta a Nish tres historias: 
-Un doctor dejó que le implanten un sensor para poder sentir el dolor de sus pacientes y se vuelve adicto al dolor.
-La conciencia de una mujer en coma es introducida en la mente de su esposo causando problemas hasta que finalmente, la conciencia de esa mujer es trasladada a un peluche.
-Un reo acusado de asesinato acuerda transmitir su consciencia a un formato digital termina el resto de sus días como un prisionero en el museo. 
En una suerte de justicia poética, Nish termina siendo la hija del reo y termina vengándose de Haynes, quien está involucrado en las tres historias, transfiriendo su consciencia a la copia digital de su padre y luego torturándolo. “Black Museum” es un episodio fuerte y poderoso aunque se siente un poco como “White Christmas”, no obstante, se cierra una irregular temporada en un pico alto, además, contiene una cantidad asombrosa de "easter eggs” del universo de “Black Mirror”. 



Mensaje del episodio: “Black Museum” aborda varias temáticas; la adicción a la tecnología, la injusticia en el sistema judicial, la cultura del entretenimiento en casos policiales, etc, etc, etc… pero lo más resaltante sigue siendo el punto en común en la serie; la tecnología por sí sola no es mala y de ser utilizada de la manera correcta podría ser positiva. En este sentido, Rolo Haynes es la perfecta representación de la perversión human; es el quien aconseja al doctor implantarse el sensor, es el quien traslada la consciencia de la mujer en coma ha un peluche y es el quien convence al reo de copiarse digitalmente y todo lo hace para beneficiarse a sí mismo.

También puedes leer:

No hay comentarios:

Publicar un comentario