viernes, 4 de agosto de 2017

#TheHandmaidsTale: La serie más indignante y relevante en la actualidad

Mientras que The Man in the High Castle nos ofrece una visión de la peor línea de tiempo que hubiera podido suceder si es que los Nazis ganaban la Segunda Guerra Mundial, The Handmaid's Tale nos regala una pesadilla que aunque es ficción, podría suceder en cualquier lugar del mundo (si es que ya no lo está haciendo). Esta serie de Hulu adapta la novela de Margaret Atwood cuya premisa se centra en un futuro no muy lejano donde un grupo extremista religioso llega al poder y priva a las mujeres de cualquier tipo de derecho hasta el punto que el único rol que ejercen en la sociedad es el de procrear. 


Una serie sensorial 

 Ver The Handmaid's Tale  es una experiencia angustiosa, indignante e incómoda por el mundo donde se desarrolla, pero es satisfactoria en el plano actoral y audiovisual. La cinematografía de la serie es siniestramente hermosa. Al igual que en Legion y The Man in the High Castle, los colores adquieren una relevancia mayor dentro de la historia, el rojo de los uniformes de las criadas representan fertilidad, las señoras de una posición más alta utilizan un vestido de color azul verdoso que trata de evocar la figura de la Virgen María y también se utiliza mucho el blanco, por medio de la iluminación, para transmitir la pureza que esta sociedad pretende imponer. El tono parco de la fotografía hace que determinados colores resalten a la vista, esto en combinación con el uso de close up en escenas claves, llevan a la serie a un nuevo nivel sensorial, es decir, ya no solo estamos presenciando algún evento o secuencia, ahora lo sentimos. Para reforzar esta idea, la producción ha escogido canciones populares que evocan emociones y que colocadas en ciertas escenas elevan las expectativas y la ansiedad de lo que va a suceder después. 


http://punkelliot.tumblr.com/post/162128533679/its-a-new-dawn-its-a-new-day-its-a-new-life-for


 La narrativa se desarrolla con un ritmo pausado enfocándose más en el pasado y en el presente a modo de contraste. Los flashbacks son utilizados de tres maneras; tenemos un episodio completo que nos cuenta la historia del Luke Bankole (O.T, Fagbenle), el esposo de June, y su travesía a Canadá luego de separarse de June y Hannah cuando intentaban escaparse del país, también tenemos constantes flashbacks que sirven para revelarnos la historia de los personajes principales junto al contexto en el que Los Hijos de Jacob tomaron el poder, pero los flashbacks más distintivos son los que se sienten como recuerdos reales los cuales son interrumpidos abruptamente para continuar una escena. Pese a solo contar con 10 episodios, la historia avanza a cuenta gotas pero para el final de la primera temporada ya conocemos el gran parte del pasado de los personajes más importantes.

El 1x07 "The Other Side" junto al 1x03 "Late" son los mejores episodios de la serie.

 Con una historia tan siniestra, los actores se aprovechan de su material para lucirse en su drama. Yvonne Strahovski y Joseph Fiennes más están espeluznantes como el matrimonio Waterford. La popular "Sara" de Chuck es la antagonista principal que por momentos intenta sentirse "humana" pero que por dentro está llena de envidia y resentimiento por todos y por todo. En su caso, el dicho "el infierno está lleno de buenas intensiones" cae como anillo al dedo ya que fue la propia Serena Joy la que dio la idea para la solucionar la crisis de infertilidad, pero esa idea fue distorsionada por su propio marido y terminó siendo utilizada como excusa para reducir cada vez más los derechos de las mujeres, incluyéndola a ella misma. Por su lado, a Ann Dowd parece gozar con personajes perturbadores pues tras darle vida a la torturadora de espiritual de Kevin Garey, Patty, ahora hace de la Tía Lydia, la cruel guardiana y guía espiritual de las criadas. Sin duda, Elisabeth Moss como Offred/June es el cargamontón emocional que nos lleva de la mano para transmitirnos su impotencia y sufrimiento ante su nueva realidad como una criada mientras trata de albergar una mínima esperanza. Por supuesto, la "Emily/OfGlen" de Alexis Bledel merece una mención aparte porque es un todo un reto para un actor ser capaz de transmitir tanto usando solo sus ojos. Del mismo modo, pese al panorama pesimista, Samira Wiley nos logra transmitir un optimismo realista con Moira, quien en dos oportunidades logró escaparse de este infierno. De hecho, ella es la "mínima esperanza" que más celebramos en la primera temporada, especialmente al final cuando logró llegar a Canadá para ponerse a salvo y reencontrarse con Luke.





Terminamos la temporada con una June embarazada siendo traslada a un lugar desconocido. Ella está embarazada, pero el hijo no es del comandante sino del chofer Nick que a su vez es un informante del "Ojo". Antes de que esto sucediera, una reflexión de Offred nos advierte lo que podría está por venir "Es su propia culpa, nunca debieron darnos uniformes si es que no queríamos que seamos un ejercito" 'it's there own fault they should never of given us uniforms if they never wanted us to be an army. ¿Acaso presenciamos el momento en el que se inició una rebelión o una suerte de resistencia para luchar contra el sistema? Solo el tiempo lo dirá y parece que esta serie tiene cuerda para rato; la crítica se ha rendidos a sus pies y la serie está nominada al Emmy en varias categorías. Además, a penas se estrenó y Hulu la renovó para una segunda temporada.



 ¿Cuál es la agenda de The Handmaind’s Tale? 

 Pese a que la serie está siendo catalogada como una de las más relevantes en esta convulsionada "Era Trump", el proyecto no nació porque Donald Trump fue elegido presidente de los Estados Unidos, sin embargo, de The Handmaid's Tale se siente increíblemente realista porque aprovechándose de una crisis mundial, como la tasa de natalidad en la serie, un grupo de extrema derecha logró alcanzar el poder y concretar su agenda antiaborto imponiendo su religión, sus propias reglas y sus brutales castigos para quienes luchen contra esta sociedad autoritaria. En este peor escenario, las mujeres se ven afectadas en sus derechos y en sus propias libertades, pues, Los hijos de Jacob las someten a un lavado de cerebro para que aprendan sus nuevas funciones como criadas y castigan a las "traidores del género" mutilandolas y matándolas en el peor de los casos.

http://mukasfilms.tumblr.com/post/160094264917

Pero lo más inquietante es que este grupo instauró la Ley Marcial con el pretexto de luchar contra el terrorismo... otro argumento demasiado familiar en esta época. En ese sentido, los monólogos mentales de June más que reflexiones parecen advertencia. 



http://kansassire.tumblr.com/post/160089445907/the-handmaids-tale-2017-tv-series


 “That’s how we let it happen. When they slaughtered Congress, we didn’t wake up. When they blamed terrorists and suspended the Constitution, we didn’t wake up then either. They said it would be temporary. Nothing changes instantaneously. In a gradually heating bathtub, you’d be boiled to death before you knew it.” 


 Lo cierto es que del mismo modo que The man in the high Castle hace que apreciemos la democracia, pese a sus imperfecciones, The Handmaind's Tale más que una propaganda feminista (que no lo es) se siente como una pesadilla que podría hacerse realidad en cualquier momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario