martes, 11 de julio de 2017

#TheDiscovery: La tragedia de la mala ejecución

La idea de la muerte es sumamente rica, oscura y depresiva, pero rica, y que la película de Charlie McDowell tenga como base el "descubrimiento" científico que hay algo después de la muerte es un diamante en bruto creativamente hablando, pero "The Discovery" se queda en la superficie de sus principales atributos y deja de lado su potencial de ser una producción de ciencia ficción con influencias espirituales para ser un gran drama familiar y romántico. 




¿En qué falló The Discovery?

 Lamentablemente, Jason Segel no funciona, por lo menos en esta película, como un protagonista fuerte. Con eso no quiero decir que Segel no sirve para el drama, para nada, sino veamos los capítulos centrados en el arco de la muerte del papá de Marshal de How I met your mother, solo que su fuerte es la comedia y creo que podría hacer la transición al drama a lo Jim Carrey con una mejor historia. Pero Segel no es el problema principal de la película, lo peor de The Discovery tiene que ver más con los huecos en su guión y para su mala suerte el tono sombrío y su ambiente pesado dificulta que el enganche con la historia y si una producción no te atrapa en los primeros 5 minutos, entonces, realmente no vale la pena. En otros casos, puede ser que veas una película con un celular en la mano, pero esta es una de esas películas que necesitas tener todos tus sentidos en la pantalla para poder armarla mentalmente después del giro. ¿Y cuál es el giro? Para entender el giro primero tenemos que hablar del "descubrimiento". 



Cuando era niño, Will (Jason Segel) murió durante 5 minutos y durante ese tiempo vio algo, esa cosa extraña que vio se lo contó a su papá el Dr. Thomas Harber (Robert Redford) que se obsesiona con la idea de probar qué hay vida después de la muerte. Trabajando día y noche en su investigación, Harber deja de lado a su familia y como consecuencia, la madre de Will se suicida el día de su aniversario. Pese a esto, Harber siguió trabajando para confirmar su teoría hasta que con ayuda de Will descubren que "lo que hay más allá" es una realidad alterna en donde regresas a un momento esencial en tu vida para tomar la decisión correcta, una suerte de segunda oportunidad. En un momento cercano a su muerte, Thomas ratifica ese descubrimiento ya que en lugar de seguir trabajando, decide ir a cenar con su esposa evitando así que ella se suicide y en el caso de Will (este es el gran plot twist) es el hecho de que pudo rescatar a Isla (Rooney Mara) cuando fue a visitar a su padre, puesto que en verdad el día que Will visita a su papá no conoce a Isla, solo se trata de una mujer que estaba en el mismo ferry que él y al día siguiente ve en las noticias que ella se ha suicidado. Este momento se queda en la mente de Will hasta que finalmente muere. Y una vez muerto, está en una nueva realidad donde logra salvar a Isla, quien quería morirse porque su hijo se ahogó, Will le enseña que quitarse la vida no es la solución. Will e Isla se enamoran hasta que una chica la mata... 


No te suicides, enamórate

El final de la película intenta se hace más confuso porque Will utiliza la máquina, con la cual confirmaron que hay una vida en el más allá, y tiene una conversación con su subconsciente, que se ve como Isla, revelándole que él está muerto y va a morir una vez más pero esta vez no se encontrará con Isla en el ferry ya que al rescatar a Isla la ayudó a seguir adelante. Will muere y pasa a otra nueva realidad donde se encuentra en una playa donde salva al hijo de Isla y así se conocen de nuevo. 



 Según Cinemascomics, "la premisa del suicidio parece más una excusa para contar una historia de amor con un telón de fondo apocalíptico" y tiene toda la razón. No pueden tener una idea tan atractiva y desperdiciarla de ese modo, dejando al aire preguntas como; ¿por qué la gran mayoría querrían matarse? ¿El simple hecho de saber que hay algo más allá de la muerte es suficiente para suicidarte? ¿Qué clase de apocalipsis se está desarrollando en ese momento? ¿El ser humano es tan autodestructivo que prefiere morir que enfrentar sus propias consecuencias? Y si quieren tener como base el amor, ¿Qué hay del amor de familia? Hay que recordar que el hermano de Will se queda con su padre pese a que no se trata del mejor padre del mundo. De todas formas, "The Discovery" es una apuesta rara que en teoría parece tenerlo todo, un buen elenco, una idea atractiva y un potencial de ser el "nuevo Eternal Sunshine of the Spotless Mind" pero que en la ejecución no logra acertar, bueno, el twist final "salva" la película si es que no te has quedado dormido antes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario