martes, 4 de julio de 2017

#Predestination: Hermoso y perfecto bucle temporal

Tengo una fascinación extraña por los viajes en el tiempo, así que tan pronto leí el pequeño resumen de Predestination, escrito y dirigido por Peter Spierig, Michael Spierig, en Netflix, pensé que era la típica película del agente del tiempo que viaja al pasado y atrapa al malo para arreglar el futuro del mundo, pero lo que me encontré fue una de las paradojas temporal más confusas y enigmáticas del cine.



 Con Ethan Hawke como protagonista, la historia sigue a un agente del Buró Temporal que tiene que perseguir a un terrorista. En la primera parte de la película, nuestro héroe se la pasa hablando con John a quien tiene que convencer para que viaje al pasado. John le revela su trágica historia, le cuenta cómo antes de ser John era Jane (Sarah Snook). Ella quería ser una agente especial, de hecho, era la más calificada para serlo, pero debido a su condición médica no podía. Ella sufría de una extraña condición donde básicamente tenía los dos sexos dentro de ella. Después de que la rechazan en la agencia, intenta continuar con su vida hasta que conoce a un misterioso hombre que la embaraza y la abandona. Las complicaciones al momento de dar a luz hacen que los doctores decidan extirparle los órganos femeninos a Jane y así es como se convierte en John, pero como si eso no fuera suficientemente malo, su hija termina siendo secuestrada. Y así comienza la desdicha de Jane/John, una desdicha que continúa hasta que conoce al agente que en ese momento se está haciendo pasar como un cantinero. 



El cantinero le propone a John viajar al pasado y vengarse de ese misterioso hombre que le arruinó la vida. John acepta y allí se da el giro más importante de la historia; un giro tan fenomenal que me destruyó emocionalmente hablando; John es ese hombre misterioso que deja embarazada de Jane. Desde esa revelación y aunque los demás giros siguen ese mismo giro no deja de ser igual de impactantes, Jane se convierte en John, John se convierte en el Cantinero y el Cantinero se convierte en el terrorista y el bebé de Jane en realidad es Jane. Todo es un hermoso y perfecto bucle temporal dentro de un universo inalterable. 



Predestination llevando el amor propio a un nuevo nivel...

 La forma en el que la historia está plasmada es minuciosa; todos los cabos están atados. Si volvemos a ver la película sabiendo a donde va, podemos ver todas las pistas y los detalles advirtiéndonos su gran giro a la mitad de la película. Por lo general, el manejo de los viajes en el tiempo trata de descomplicarse para propósitos de entretenimiento, como lo hemos visto en El Ministerio del Tiempo y Legends of Tomorrow, pero tras ver Predestination nos quedamos con una sensación extraña de quererle buscar una explicación lógica, pese a que es probable que no exista una respuesta adecuada. Esta película, aunque no es muy conocida, es muy ingeniosa y coherente dentro de su propia lógica, esta historia comienza en Jane y termina en Jane y todo lo que ocurre es una jodida paradoja de la predestinación.

http://goink.tumblr.com/post/157722832567/movies-i-always-forget-are-good-13

No hay comentarios:

Publicar un comentario