viernes, 2 de septiembre de 2016

#BaronAndToluca; lo más cercano que tendremos a un revival de #Roswell

¿Recuerdan Roswell? Se trataba de una serie juvenil que contaba la historia de tres extraterrestres. El show se dio a principios del nuevo milenio, era una mezcla bizarra entre el drama y la ciencia ficción, y  si bien no tenía mucha suerte en el rating, logró construir un fandom muy activo para una época en donde no existían las redes sociales. De hecho, este fan base era tan devoto y obsesivo que no descansó hasta alcanzar una tercera temporada. Para lograr su cometido, envío botellas de tabasco a la WB pidiendo la renovación de Rowsell y esta pequeña anécdota que emprendieron no solo logró una nueva entrega, sino que se convirtió en una de las campañas más recordadas para salvar un show. Ahora, a casi 15 años de su cancelación, dos de los personajes más queridos de Roswell plantean la posibilidad de volver a Nuevo Mexico para regalarnos un nueva aventura… eso, si pueden lograr que Netflix les de un chance.


No sé,  yo de Netflix y tú de Baron and Toluca, piénsalo...


 Roswell: una serie diferente destinada convertirse en un culto 
Con tan solo tres temporadas, Roswell logró estancar su huella en la historia televisiva aunque muchos no lo reconozcan ni le den el crédito que se merece. Pero está bien porque una de las cosas que hace especial a Roswell es el hecho que parecía dirigido a un grupo específico capaz de abrazar sus rarezas y ahondarse en subconspiraciones. Según el Huffingtonpost, Smallville tomó de Roswell su estructura básica; ofreciendo el clásico concepto de la lucha eterna entre el bien y el mal por medio de la lucha contra “el malo de la semana”. Por supuesto, esta fórmula ahora la vemos en series como Arrow, Flash, Legends of Tomorrow, etc…

Tres extraterrestres... en el mundo

Pero Roswell se inspiró en diferentes tipos de historias y series. Al mismo estilo de Buffy, Roswell no tenía adolescentes perfectos, tenía relegados, outsiders, "perdedores" que hacían lo mejor que podían para pasar desapercibidos. A diferencia de las típicas series donde teníamos a los héroes definidos, aquí el grupo estaba conformado por antihéroes - sobrevivientes  que cometían errores y tomaban malas decisiones porque su misión no era salvar al mundo, sino no ser descubiertos como alienígenas por el gobierno, que los trataría como ratas de laboratorio, o por sus propios enemigos o por sus propios demonios. A esto hay que agregarle que la pareja principal estaba influenciada por Romeo y Julieta; Max y Liz se amaban, pero no podían estar juntos porque el papá de Liz no soportaba a Max y porque Liz quería una vida normal, algo que no sería posible con Max porque era extraterrestre y aparentemente, extraterrestre es sinónimo de peligro. De modo que la serie tenía un poco de todo; era un procedimental lleno de conspiraciones y misterios a descubrir, era un drama por la complicada relación entre Liz y Max, era ciencia ficción por la mitología de los extraterrestres y era un largo (corto) viaje lleno de aventuras donde queríamos que el grupo se saliera con la suya en cualquiera fuera su misión del momento.

 Incluso en la tercera temporada, Roswell se animó a experimentar un poco y así tuvimos un episodio inspirado en "Mi Bella Genio" donde Isabel se imagina su vida como una comedia si es que le revela la verdad a su esposo.

Dentro de los memorables personajes que nos regaló Roswell, los que más llamaban la atención, porque eran la antítesis de Max y Liz, fueron María y Michael, cuyas escenas llenas de diálogos jocosos y provocativos aliviaban el drama sentimental terminando por acercar a Roswell a casi una “dramedia de ciencia ficción”. Pese a que esta parejita parecía inspirarse del cliché "del bad boy y la mejor amiga de la protagonista", terminó siendo la pareja más estable de Roswell. La dinámica entre Michael y María era la siguiente; se peleaban a cada rato, se desquiciaban, pero seguían juntos porque hacían un buen equipo y tenían una química extraordinaria.  Y si por esa época, los spin off hubieran estado de moda es muy probable que Michael y María hubieran sido los candidatos a protagonizar su programa propio. 14 años del final de Roswell, parece los actores que dieron vida a Michael y María, Majandra Delfino y Brendan Fehr, están planteando un proyecto que más que una serie, podría ser denominado como una carta de amor para sus seguidores; Baron and Toluca.


http://guerins.tumblr.com/post/149823511524

¿Qué diablos es #BaronandToluca?
Baron and Toluca es el nombre de la posible serie que tiene como promesa traer de vuelta a uno de los dúos más queridos de Roswell cuya premisa es la siguiente; “La vida comienza a imitar el arte cuando Baron y Toluca se encuentran en un lugar familiar en Nuevo Mexico, pese a su tórrido pasado, ambos deciden hacer equipo en un intento de revelar un misterio paranormal que los está tratando de matar. Hay esperanza que lo averigüen a tiempo… eso si es que ellos no se matan primero antes”.  Suena interesante, ¿verdad? Majandra Delfino ha escrito el guión y según se ha informado, lo ha llenado con elementos que los fans aman como referencias culturales, ciencia ficción, una cuota fuerte de dramedia y por supuesto, lo más importante sería protagonizado por Delfino y Fehr.





 El nombre de Baron y Toluca nacen de los apellidos de Michael y María, Guerin y DeLuca respectivamente.

Los mismos actores son los que están impulsando esta campaña y para colaborar con ellos lo único que tenemos que hacer es escribirle (rogarle) a Netflix por medio de las redes sociales, Twitter, facebook, etc, para que esta plataforma le de un chance a Baron and Toluca y el resto estaría en la cancha de Netflix. (Para más información puedes ir aquí: http://www.baronandtoluca.com/)


Baron and Toluca; una caja de pandora
Dejando sus geniales series originales de lado, de un tiempo a esta parte Netflix se ha vuelto como "el genio en la botella" de esta década al que tienes que frotar y frotar con la esperanza que cumpla tu deseo. Quizás sea por la nostalgia o por el boom de los reboots y remakes, lo cierto es que Netflix revivió a Gilmore Girl después de años de rumores de una posible película, también renovó Fuller House luego que primera temporada tuviera un relativo éxito y recientemente, Stranger Things volvió  a poner de moda la ciencia ficción inspirado en las películas ochenteras del mismo género. ¿Y cómo esto se relaciona con Baron and Toluca? Bueno, sin duda es todo esto se da en un contexto que podría beneficiar a esta propuesta, teniendo en cuenta que es imposible que exista un reboot o remake de Roswell y que actualmente la serie se encuentra en el catalogo de Netflix en Estados Unidos, lo más cercano que tenemos a un "revival" de Roswell es Baron and Toluca, un proyecto que tiene como base unas figuras familiares pero que podría innovar en el género como lo hizo Stranger Things. En ese sentido, tal vez Netflix sea la plataforma que aprecie lo especial que Roswell fue y el potencial que podría tener Baron and Toluca. Con el historial que tiene Netlix apostando por proyectos diferentes y no convencionales no le vería mal chequear el guión del piloto y es más ni si quiera tienen que ordenar una decena de capítulo, bastaría con una película a modo de prueba como lo hicieron con "Parallelrs", un filme que originalmente estaba concebido como un piloto pero terminó siendo una película en donde un grupo de personas puede viajar a diferentes tierras alternativas. Aunque eso sí, de concretarse Baron and Toluca se podría abrir una caja de Pandora para el propio Netflix, ya que actualmente, cada vez que una serie es cancelada, los fans para que lo salve o lo reviva,  pero bueno ese ya es otro tema.

|


PD: Más que recomendable ver Parallels en Netflix.

No hay comentarios:

Publicar un comentario