martes, 16 de agosto de 2016

#TheMindyProject: ¿Fox tenía razón?

Cuando Fox decidió cancelar The Mindy Project, inmediatamente Mindy Kaling se encargó de buscarle un nuevo hogar. Es entendible, es literalmente, su serie, ella es la protagonista, la guionista, la productora… ELLA es la serie, así que cuando Hulu decidió revivir una de las mejores comedias de la televisión, me alegre y me entusiasme, pero después de ver toda la temporada completa y sabiendo que Hulu ha renovado The Mindy Project para una nueva temporada, debo preguntarme si es que Fox tenía razón al cancelarlo.


¿Un nuevo hogar era lo mejor?

Un paso adelante y dos pasos para atrás

Una de las cosas que Mindy hace bien es la comedia absurda, burlándose y honorando la comedia romántica. Mindy es la versión televisiva india y moderna de “Brigdet Jones”, está lejos de ser perfecta y ella lo sabe, pero, sobre todo, está cómoda en su propia piel, orgullosa de ser una mujer extrovertida, independiente y una doctora brillante. La serie se centra en su vida y sus enredos amorosos, aunque jamás ha permitido que sus relaciones con los hombres la definan. La gracia de la serie reside cómo ve Mindy el mundo, ella se ve a sí misma como la protagonista de su propia comedia romántica y los personajes secundarios, aunque son extraños, nunca le roban el protagonismo. Desde el principio, la pareja principal siempre fue Danny y Mindy y durante las dos primeras temporadas vivimos el “estarán o no”, para luego ver cómo florecían en su disfuncional relación. 


Dos personalidades distintas que estando junto evidenciaban el mejor de sus lados

La temporada tres terminó con Mindy y Danny comprometidos y con un bebé en camino y este fue uno de los grandes problemas ya que la historia del embarazo de Mindy fue muy rápida para procesar, pero bueno, era Mindy y Danny, los hemos visto pasar por peores cosas juntos, excepto en la cuarta temporada, cuando Danny decidió comprometerse con Mindy retrocedió a su modo más machista y controlador y quería que Mindy se dedicara por completo a ser madre y dejara su trabajo, Mindy, que adora su trabajo, no cayó en los chantajes sentimentales de Danny y rompió la relación y se convirtió en una madre soltera. Es decir, nos quitaron esa historia en la que se invirtió durante tres temporadas y como si eso fuera poco, para que empatizáramos más con Mindy, Danny se convirtió en un idiota que nunca ponía en consideración lo que quería Mindy. Para ser justos, Danny siempre ha sido un idiota, pero un idiota tierno, aunque ahora es un idiota total.


La felicidad es fugaz

Entonces, gran parte de la primera parte de esta temporada de The Mindy Project fue una dramedia que llevaba a una separación de Mindy y Danny, pero para su mala suerte, la serie funciona como una comedia no como una dramedia, por eso la cuarta temporada parecía una mala secuela de una comedia romántica, pero sin el protagonista principal por los compromisos actorales de Chris Messina. La ausencia de Danny sirvió para que Mindy siguiera con sus aventuras, al menos eso fue lo que intentó, pero no es lo mismo tener aventuras cuando una es soltera y sin preocupaciones que cuando una es madre soltera. Pero realmente no había mucha gracia en el hecho que Mindy trate de balancear tener una vida social y la responsabilidad de tener un hijo. Además, aunque Mindy tuvo su cuota de romance con nuevos hombres con ninguno parecía tener una conexión emocional o sentimental.

El fin de una era

El nuevo Danny

Aceptémoslo, el fastidioso de Jody pasó a ser el “nuevo Danny” en la cuarta temporada e incluso tuvimos la misma historia que con Danny. Jody era uno de los “enemigos” de Mindy, casi no se soportaban, pero poco a poco Jody terminó siendo una figura clave en la vida de Mindy, fue uno de los pocos que creía en su clínica y en su profesión y pasó de un enemigo a un amigo y a un eventual interés amoroso para Mindy. Pero además de la misma historia, Jody tiene algunas de las mismas características que Danny, es un caballero machista, con un moral muy estricto, que cree que puede estar con varias mujeres pero que la mujer sí tiene que tener un comportamiento ejemplar.

Mindy y el nuevo Danny.  El mujeriego y criticón de Jody decidió cambiar, por sí solo, aunque también en parte por Mindy.

La historia de Mindy y Jody tuvo momentos especiales y resaltables, pese a que el enamoramiento fue rápido, ambos actores comparten una excelente química, aunque esta no supera la electricidad que transmitía Danny y Mindy. Y ese es el problema, la historia de Danny y Mindy tomó un buen tiempo en desarrollarse, mientras que en una sola temporada tuvimos el rompimiento y después, la historia de Mindy y Jody. Al final de la temporada, Mindy se acuesta con Danny, ignorando que Danny está comprometido con una enfermera, y como para empeorar las cosas, Jody, en un movimiento impulsivamente (stalke) romántico, sorprende a Mindy regalándole un departamento para que ella tenga más espacio. Todo muy genial, hasta que nos damos cuenta que tenemos un nuevo triángulo amoroso, lo que sería un fantasía hecha realidad para Mindy de la primera y segunda temporada, pero ahora, Mindy ya no necesita estar sumergida en un triángulo amoroso en donde sus dos opciones no la aceptan en su totalidad porque desde que Danny es un idiota (y considerando que acaba de engañar a su novia) realmente no merece estar con Mindy y Jody, si bien es un caballero es otro Danny que pretende “cuidar a Mindy” cuando Mindy se sabe cuidar sola, lo ha hecho toda su vida.

¿Team Danny? ¿Team Jody? Nada que ver, Team Mindy

La quinta entrega

Hulu ha renovado por una quinta temporada de The Mindy Project y ya se ha informado que Chris Messina no es más un actor regular, pero está bien, la serie puede sobrevivir sin un Danny, pero no puede sobrevivir sin gracia y si no fuera por las locuras de Morgan, los cameos de Adam Pally, la gracia de  The Mindy Project hubiera entrado en una crisis.  Cabe la pena recalcar que quizás la irregularidad de esta entrega tenga que ver el proceso de adaptación a su nueva casa, aunque, técnicamente Hulu les ha dado un poco más de libertad que el de Fox. La pregunta que nace ahora es qué sigue para Mindy; un triángulo amoroso estas alturas suena demasiado cliché, aunque quizás, como la otra vez, Mindy se elija a sí misma, tal vez, podemos seguir contando con los desatinos de Morgan para cargar el show o quizás seguiremos viendo cómo es que la serie todavía está tratando de descifrar si quiere ser una comedia o una dramamedia o de repente, es posible que la razón por la que Fox decidió no renovar The Mindy Project, dejando de lado el mal rating, es que ya tuvo un final clásico de las comedia románticas donde no necesitamos saber qué pasa después de la pedida de mano. Pese a todo, mi capítulo favorito de esta cuarta temporada es "Cuando Mindy conoce a Danny" y cómo es que ese viaje retrospectivo hizo que Mindy se diera cuenta que la relación con Danny estaba a punto a un paso de ser tóxica y por su bien, decide dejarlo. Se trató del midseason finale y desde mi perspectiva, debió ser el season finale también.

Un tengo fe en Mindy


No hay comentarios:

Publicar un comentario