viernes, 18 de julio de 2014

La involución de la televisión peruana‏

Mientras otras producciones extrajeras evolucionan, (véase como ejemplo las series colombianas y chilenas), la producción peruana involuciona y lo peor es que creen que están revolucionando. El ejemplo más reciente que hace que pierdas tu fe en la televisión peruana es "Goleadores", porque como si no fuera suficientemente malo que vivíamos en un país lleno de realities y cortinas de humo llega una miniserie de Frecuencia Latina que trata sobre las Olimpiadas de Berlín 36 en las que Perú participó  y tiene como base una simple anécdota del escritor uruguayo Eduardo Galeno sobre como la selección peruana humilló a Hitler.


Aunque no lo creas no se trata de una comedia, pero ya vas a ver cuántos memes saldrán al respecto.

Por qué Goleadores  no es el tip del iceberg y por qué nadie le tiene fe en la televisión peruana

Como ya lo había advertido el útero de Marita, todo ese embrollo de "Hitler vs. la selección peruana" no es exactamente Hitler vs. la selección peruana. OJO: Los peruanos no somos responsables por la segunda guerra mundial, pero hey! Podemos exagerar la historia a modo de excusa para llevar a la televisión una batalla épica entre un equipo chico y un dictador...y bueno, como recientemente terminó la Copa del Mundo y como el Perú nunca va al mundial, ¿por qué no recordar aquella época en la que la selección del Perú en realidad nos hacía orgullosos? Oh, lo que la nostalgia y el aprovechamiento hace ¿verdad? pero vamos, no somos tan malos como el Útero que le revienta el globito a todos cuando comienza a desnudar el mito del partido.


¿Hitler no jugó el partido, entonces?

Pero si no te queda claro, Buenos Días Perú realizó una reportaje al respeto y son bien claritos: Hitler no tuvo nada que ver en el partido y Perú no fue el único país que se retiró.



Ya sé, no se puede juzgar un producto con un solo capitulo al aire...  No podemos calificar como "malas actuaciones" solo por lo que vemos en el trailer (¿?) o solo por la promoción, pero es que ya conocemos a los que producen esta serie y a los que actúan en ella…  ya sabemos a dónde va el melodrama y los tintes de humor que encontraremos, ¿y saben por qué? Porque lo mismo sucede en cada serie, ya sabemos que fue difícil para ellos llegar a donde llegaron porque también fue difícil para los Jotitas y para las Matadorcitas. El problema no reside en la historia, sino en la forma en que esta se narre, pudiendo introducir diferentes elementos del mundo televisivo, las series peruanas deciden apostar por lo seguro, por lo que ya conoce, por lo que 'les funcionó', ignorando el hecho de que solo porque sea popular no quiere decir que sea buena.


 Con el respeto que se merece Víctor Prada, apuesto que simplemente está contento con actuar, no hay mucha demanda de actores en el país y lo mismo va con los jóvenes actores del elenco.

Pero regresa

Existe una conformidad en la producción peruana actual aunque no lo quieran aceptar. Hay una flojera en tratar de crear algo nuevo o pensar fuera de la caja boba o quizás un miedo en de tratar de innovar y romper esquemas. Las últimas producciones peruanas se basan en eventos que sucedieron en el país, lo que no es del todo malo sino fuera por el producto que sale (todas las producciones de Michelle Alexander son un mal ejemplo), quiero decir, decir, todas son prevesibles desde el comienzo, y tampoco sirven para una exportación al extranjero. La serie más exitosa del momento, Al fondo hay sitio, que es producto de una formula ya usada por el mismo productor en Mil oficios y Así es la vida, fue vendida a México y no resultó.


Ni si quiera vayamos allí...

Mi intensión no es simplemente decir la televisión peruana está llena de basura, ¡no lo vean!, (especialmente porque no todos tiene cable o acceso al internet) mi intensión es recordar aquella época en que no se veía la televisión peruana porque era lo único que ver, se veía porque era buena. ¿Es tan dificil realizar una remake de Gamboa o de aquellas telenovelas de Iguana Producciones, que sin dejar de ser clichés eran de la puta madre? Okay, ya no se puede revivir Pataclaun, pese a los intentos fallidos, eso no significa que nos tengamos que dar por vencidos. 

 Un clásico televisivo olvidado...

Aldo Miyashiro nos regaló unas series fuera de lo común, nos mostró el lado oscuro de las barras bravas con Misterio, nos envolvió en el misterio de un asesinato complejo con Lobos de mar, creó a los únicos antihéroes peruanos (La gran sangre). Lamentablemente, sus siguientes producciones han pasado desapercibidas principalmente porque se emitieron en Panamericana Televisión, un canal cuyo programa más visto es el enlatado "Mil formas de morir". Aunque eso de estar en un gran canal tampoco ayudaría si es que recordamos el terrible horario en el que fue colocado "Esta sociedad" producida por Bruno Pinasco. Hemos tenido series que han sido muy buenas pero que el público no ha sabido apreciarlas, pero saben qué, está bien porque se atrevieron a ser diferentes.  Mi problema con las mujeres no tuvo mucho rating, pero hasta el momento es la única serie peruana nominada al Emmy. Se rumoreo una segunda temporada por ese simple logro, pero nada. Y bueno si quieren basar sus series en cosas que pasaron, el Perú tiene historias mucho más explotables, ricas, complejas que el homicidio del momento...   Desde hace tiempo, la televisión peruana está en crisis... en el 2011 escribí este articulo sobre el tema, han pasado 3 años, y aun se sigue aplicando: Necesitamos a alguien que nos salve de la predecible mediocridad televisiva.


 
Aquí está la promoción pero vamos, todos estamos esperando que el Hitler de internet se entere de esta serie y de su doble peruano

4 comentarios:

  1. Yo creo, querida Ángela, que la principal razón de esta involución es la invasión de realities que hemos sufrido en estos últimos años y la subsecuente baja en producciones de ficción en la TV peruana. La gente ya se acostumbró a los bodrios predecibles de Michelle Alexander y Betito, y cuando les das algo más profundo es improbable que lo vean. Yo crecí viendo muchas series extranjeras pero también disfruté el auje de las telenovelas y series de los 90 con Iguana, las críticas sociales de Michel Gómez y las comedias simples aunque originales y creativas como Pataclaun y los choches.

    Lo curioso es que si te das cuenta hace un par de años la TV peruana emitía producciones de calidad: qué buena raza (un tratado sobre las diferencias sociales, políticas y religiosas en el Perú), Demasiada belleza (crítica al superficial mundo del modelaje), Eva del Edén (probablemente la mejor novela histórica jamás producida en el Perú), las producciones de acción de Miyashiro, Esta sociedad de los Pinasco, mi problema con las mujeres, el gran reto de Imizu (una innovadora historia de misticismo peruano bien contada), la fuerza Fénix (policial de suspenso), Clave uno: médicos en alerta (nuestro primer drama médico con tramas bien balanceadas, reflexiones filosóficas y una crítica a nuestro deficiente sistema de salud) y las versiones peruanas de los exitosos Gomes, Lalola y la Taison. Y aunque muchos digan que son mediocres estas producciones tuvieron su público: Clave uno hacía 22 puntos de rating que no es cualquier cosa, no por nada tuvo 3 temporadas, la exportaron a Estados Unidos, México, Nicaragua, República dominicana etc donde hasta ahora la emiten y mis amigos me comentan que qué envidia, que ya quisieran ellos producir historias tan bien estructuradas y con esa calidad; Tribulación y Esta sociedad tuvieron éxito en Europa y Latinoamérica, muchas de ellas tenían tramas bien construidas que te hacían pensar sobre temas reales como la violencia, enfermedades, discriminación de todo tipo, el juego entre política y poder etc y contaban con actores de trayectoria. La única serie que hace eso actualmente es Conversando con la luna del gran Eduardo Adrianzén pero como está en el 7 nadie lo ve :/

    Goleadores es una historia de ficción y como tal debe tomarse. Es fantasiosa e irreal, pero por lo menos Michel Gómez se está esforzando en producir algo en medio de tanto reality mediocre (aunque sus últimas novelas fueron un fracaso). Susana Bamonde ha producido dos excelentes dramas policiales exportados al extranjero, Comando Alfa y Ramírez, pero Frecuencia Latina no se digna a pasarlos por la fiebre de los realities. Bamonde y Gómez son los únicos que siempre han marcado la diferencia en producir algo superior, pero con el poco interés de los canales ¿para qué esforzarse? Lo triste es que muchas de estas series tengan éxito en el extranjero mientras acá la gente se queda con sus natachas, sus wachimanes, sus carretillas y su al fondo hay sitio, que no duró ni 20 días en Telemundo.

    Ojalá la calidad y las buenas historias regresen a la TV peruana pronto, para no seguir involucionando. Vamos, hasta el maestro Alberto Ísola se ha dado cuenta de que nos falta ficción en la TV peruana, no hay que quedarnos en la mediocridad!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, George gracias por comentar y leer mi blog. Concuerdo con cada una de tus observaciones y agradezco tus aportes. No sabía lo de Bamonde y si no les dan un chance aquí es genial que exporte. Recuerdo que hace un par de años, Frecuencia Latina abrió una franja de 9 a 10 para pasar series, comenzando por Misterio y toda la Saga de la Gran Sangre, también pasó Mi problema con las mujeres... el canal sabía que no todas las series que colocaría iban a funcionar pero creo que les chocó con Placeres y Tentaciones, era una gran producción de lujo y se notaba, pero no tuvo nada de acogida. Entonces, decidió cortarla. También vi Clave Uno y me imagine un ER a la versión peruana sin tanto presupuesto, me sorprendió el resultado, fue relativamente bueno aunque habían actores cuyo trabajo dejaba mucho que desear, pero bueno, hay que entender que es una profesión difícil en el país. Lamentablemente creo que en el Perú, las series pasaron de moda... y la involución no solo se ve en las producciones sino también en el televidente que ahora prefiere la frivolidad en su máxima expresión en vez de una buena historia junto a actuaciones de primera. Ojalá esto sea temporal, aunque por lo que veo, no parece serlo, sigo guardando la esperanza de un "boom" de producciones como lo tuvimos en los 90's y en la primera década del 2000. Saludos también.

      Eliminar
  2. Parece que los de Frecuencia Latina me leyeron. El lunes estrenan Comando Alfa, drama policial de Imizu que ya se había visto en el exterior, con actores como Julián Legaspi, Karina Jordán, Lucho Cáceres, Kathia Alegría, Stephanie Orúe, Renato Rossini, Paloma Yerovi, Daniel Neuman entre otros. Comando Alfa es una serie de corte policiaco que sigue las peripecias de un escuadrón de criminalística encargado de resolver casos especialmente difíciles o no resueltos en el pasado que, por algún nuevo hallazgo, se reabren. Un policía retirado regresará a la actividad debido al alto nivel de inseguridad que cobrará la vida de varias personas, al mejor estilo de CSI o Cold Case. Por fin Frecuencia Latina se pone las pilas!

    En cuanto a Ramírez, un drama policial de la misma productora estelarizado por Gianella Neyra, me he enterado que América TV ha comprado los derechos así que probablemente lo emitan luego de que termine Mi amor el Wachimán. Por fin, las buenas historias parece que vuelven, hay que disfrutar lo poco que nos dén y agradecer que Bamonde intenta hacer algo diferente. Ya he visto el trailer y ambas se ven buenas, lo que es yo no me las pierdo, hace siglos que no veo un drama policial peruano!

    No me queda mas que agregar que concuerdo totalmente contigo Ángela, me alegra encontrar una bloggera que piensa como yo y exige mejores historias y comparte mis preferencias en calidad de producción. En cuanto a Placeres y tentaciones la ví, fue excelente y con actores excepcionales, pero según tengo entendido no es que la hayan cortado o cancelado, sino que sólo se produjeron 21 capítulos y con eso cerró la historia, creo que por eso duró tan poco, aunque no estoy seguro. También concuerdo en que la exigencia del televidente ha cambiado y ahora muchos se conforman con lo que les entretiene en vez de exigir una buena historia que les haga pensar, por eso los realities tienen tanto éxito, porque enseñan 0 valores y sólo promueven escándalos vacíos. A estas alturas es improbable que vivamos un boom de producciones buenas y creativas como hace un par de años, aunque como digo hay que disfrutar las pocas series buenas que se dignan a emitir. Si es buena se aplaude y si es mala se critica, pero siempre de forma constructiva

    Un afectuoso saludo, de un guionista y actor peruano que recién comienza

    ResponderEliminar
  3. En el peru todo es malo, claro que no yo tambien hago algunos comentarios sobre seriales peruanos en un blog pero siempre aclaro que el gran problema de la television peruana pasa por la produccion en este punto los programas realities han progresado bastante en comparacion a como venian siendo en sus inicios uno ve las finales de por ejemplo Esto es Guerra y se queda pasmado con toda la produccion lamentablemente la palabra realitie trae mala leche y ya de por si esta prejusgada aqui en todas partes si uno ve programas de cable americano encontrara porqueria y media entonces no solo es cuestion de los peruanos tengo que decir que estos programas se prestan mucho para llenar pantalla y para dar de que hablar es este punto el verdadero detonante de los canales y de su importancia en la pantalla local que cuandoa nuestra pobreza de produccion se prestan los espacios de farandula pero no hay que engañarnos sin publico no hay programas asi que si algo es el publico peruano es ansioso de comprar morbo y tambien pasa por la clase de mentalidad del televidente peruano.

    Saludos.

    http://elblogdekasehaya.blogspot.com/search/label/television peruana

    ResponderEliminar