miércoles, 17 de abril de 2013

Lo bueno, lo malo y lo bah de los musicales…


17.- Lo malo: Daria
¿Se imaginan a la pesimista, solitaria, sarcástica y “too cool” para la secundaria, Daria en un musical? Pues, sucedió.  Pero no era el típico musical  fue todo lo contrario… el episodio “Daria the musical” se burlo completamente del genero y no en el buen modo. No les funcionó. Recordemos que Daria nos había acostumbrado a un humor negro y el musical, aunque en tono burlón, vino de la nada y se fue sin dejar huella.

16.- Lo bueno: Scrubs
En “My musicial”, un paciente tiene un aneurisma que la hace alucinar con que la vida es un musical. Cualquiera pensaría que es algo loco, pero así era Scrubs. Entre las canciones y las desafinadas voces nació un episodio musical que bien puede calificarse como uno de los mejores del género.

15.- Lo bah: Fringe
Lo sé. Fringe + Musical = ¿Desastre total? No necesariamente. La historia nace de un pito de marihuana por parte de Walter y su creatividad  para entretener a la sobina de Olivia. “Brown Betty” nos mostró un lado poco cocido del padre de Peter. Al final del episodio, uno puede concluir que Fringe podría adaptarse para Broadway.

14.- Lo bueno: Smash
Smash gira entorno a la una nueva producción de Broadway sobre la vida de Marilyn Monroe. (¿?) Aunque la premisa esa extraña, los covers y las canciones originales, compensan cualquier ultradramarismo. Lamentablemente, Smash podría dejarnos esta temporada por el bajo rating y el cambio de horario. Ni si quiera contar con la popular “Grace” o el encantador Jack Davenport los logra salvar.

13.- Lo bah: Eli Stone
Eli Stone es consecuencia de Ally McBelly, mejor dicho es la versión masculina de Ally McBeal. Un abogado que alucina números musiciales debido a una aneurisma. La serie era un drama fuera de lo ortodoxo que nos brindó musicales memorables y hasta una Katie Holmes creyéndose con sus habilidades de bailarina.

12.- Lo malo: Glee
La crítica amó el show en su primera temporada. De ahí acá, hay una gran diferencia. Empezando por la música. Glee pasó de usar temas ochenteros a hacerle el cover a los temas más comerciales. Pese a eso, no ha perdido la chispa mágica de engatusar al espectador, aunque las historias cada vez decepcionen más. Igual la gente los ve porque cantan y bailan como nadie en la televisión.

11.- Lo bueno: Nashville
Los musicales en Nasville no son “guao, que mounstrou” pero son el corazón del show. Después de todo se trata de un dramón que narra la vida de dos superestrellas del country, obviamente la música tiene que estar presente. Canciones como “The wrong song” o “love like mine” son las mejores pruebas de la escencia de Nashville, volviendo a poner de moda el sentimiento del country.

10.- Lo bah: Xena
El capitulo “The Bitter suite” o mejor el dicho “el único episodio de Xena con un soundtrack original que fue nominado al Emmy”… En fin, Xena y Gabrielle cantaron y bailaron, logrando que este episodio se convierta en uno de lo más memorables y extraños en una serie de antaño.

9.- Lo malo: Greys Anatomy
Partiendo del hecho que “Song beneath the song” nació de un capricho de Shonda Rhimes, el musical de greys anatomy es uno de los peores que he visto en la televisión. Aunque la voz de Sara Ramírez es impecable, el drama en la historia no tenía sentido ni mucho menos el tiempo de las canciones en el capitulo. Los clásicos del soundtrack de Grey’s (Chasing Cars, Breath… etc) nunca podrán ser superados por las interpretaciones de los doctores en Seattle.

8.- Lo malo: Cop Rock
¿Alguien recuerda Cop Rock? Sólo tuvo 11 episodios, pero fueron suficientes como para calificarlos como el uno de los shows más bizarros y freneticos de la televisión. Y para hacerlo más freaky tuvo un musical pero no de parte de los policías, si no de los reos, quienes cantaron y bailaron alszon del góspel. WTF? Indeed.

7.- Lo bah: Oz
Oz, esa serie dramática que se desarrollaba en una prisión, tuvo un episodio musicial llamado “Variety”. Resulta que los reos también tienen buena voz y ritmo.

6.- Lo bueno: Lo South Park
El clásico South Park siempre tiene que parodiar algo y no hay nada más parodiable que High School Musical. Así es, canciones pop y bailes sincronizados fueron parte de “Elementary Schoo Musical”… porque a la gente le gusta burlarse las idioteces que se convierten en “cultura pop”.

5.- Lo mejor: Ally McBeal
Realmente nunca podré saber si Ally McBeal era un drama o una comedia exagerda, pero lo que hay que cederle es que contó con uno de los mejores soundtracks en la historia de la televisión. Además, todo el cast cantaba y bailaba, muchas veces en momentos absurdo, pero es innegable que otro de los protagonistas de Ally McBeal era la música.

4.- Lo mejor: Fame
Antes de Glee, Fame era la serie musical de culto en los 80’s y contaba con la misma premisa, estudiantes extraños que cantaban. La popularidad de Fame nos regaló música clásica y varios tours, sin mencionar que, básicamente ni no fuera por su existencia no habría Glee.

3.- Lo mejor: How I met your mother
Concluyamos que todas las apariciones de Robin Sparkles son placeres culposos musicales, pero en “Girls versus Suits”, Barney con su “Nothing suits me lika a suit” se coló en el top 5 de los mejores momentos musicales de How I met your mother. El número uno: la interpretación del tema principal Hey Beautiful.

2.- Lo mejor: Community
Community parece tener una agenda secreta para burlarse de Glee y lo logra con grandeza y elegancia. Son varios los episodios musiclaes de Community, pero el más destacable es “Regional Holiday Music”, que bien pudo llamarse “el buylling a Glee”. El grupo es manipulado para unirse al club de glee y resulta que una canción no puede arreglar todo, pero sirve para arrancarnos un par de buenas carcajadas.

1.- Lo mejor: Buffy.
El mejor episodio musical en la historia de la televisión (para mí). “Once More with feeling” marcó un hito en musicales. Desde sus canciones originales, hasta el trama, pasando por una actuación de primera, este capitulo es una delicia para el espectador. Quizás sea el ejemplo de lo que se debe hacer en un musical y no quedar mal parado en el intento.

Mención honorable: Dr horrible's sing along blog
No se trata de una serie, Dr. Horrible es un corto musical que nace del genio que nos trajo el musical de Buffy, Josh Whedon. La mente brillante de Whendon vuelve a regalarnos un ejemplo ortodoxo de un musical con un villano como protagonista pero, sin alejarse de sus raíces, contando con todos sus clichés… el tipo odia el amor, ¿qué podemos decir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario