viernes, 7 de septiembre de 2012

Feliz, solo eso…


No es ningún secreto que Castle es una de mis series favoritas y la razón por la que no puedo escribir sobre el final de la cuarta temporada (transmitida en mayo) es porque se me hace muy difícil criticarla. Alejándose del “drama comedia”, este final superó con creces el “Te amo, Kate” de la tercera entrega con una escena romántica y sobre todo sexy en donde sus dos protagonistas finalmente se juntaron. Como si eso no fuera suficiente, dejó un cliffhanger de los lindos con dos villanos en la mira: el francotirador y el autor intelectual detrás del asesinato de Johana Beckett.  


La noche de Castle y Beckett. Más acción, menos palabras. 

4 caminos diferentes

Típico de los guionistas, este año han apostado por la separación de todos los personajes. El bromance de Esposito y Ryan parece haberse roto por la acción de este último, quien delató a Beckett con la jefe de la policías, Victoria “Iron” Gates,  sin embargo, gracias a esta “inoportuna” intervención, Ryan pudo salvarle la vida a Beckett. La molestia de Esposito se contrapone a la que mostró cuando se enteró que Montgomery era el “tercer hombre”. Una decepción tan grande que casi lo lleva a golpear al propio Ryan. Aquí soy equipo Ryan totalmente, hizo del policía correcto (con motivos cuestionados por Esposito) pero le salvo la vida a su amiga aunque le haya costado su compañero y tal vez, una amistad. Pero ya pues, todo el mundo sabe que estos dos volverán a las andadas mucho antes de lo que imaginamos.


El bromance de Ryan y Esposito está en peligro.

Por otro lado, después de perseguir al francotirador pese a la oposición de Gates y antes de ser despedida, Beckett renunció. Cambiando el juego y dando un giro increíble e imprevisible a la historia. No obstante, para ser sinceros, esta “crisis” ya ha tocado a varios protagonistas antes, sin ir muy lejos Mac en CSI NY renunció para volver poco después, incluso Sarah Walker decidió tomarse unas “vacaciones permanentes” luego de la muerte de Bryce, pero terminó regresando porque el trabajo es el trabajo. E igual será con Beckett, la mujer nació para ser detective… lo interesante será ver cómo retornará. ¿Será bajo sus propias reglas o a prueba bajo supervisión de Gates? Me imagino que su relación con Castle tampoco será algo que le guste al jefe de la comisaría tampoco. El reto de los guionistas esta temporada es reunir volver a juntar a estos 4 caminos que hasta el momento parecen tener una dirección opuesta.

El momento que hemos estado esperando desde la primera temporada

Por supuesto, ese reto queda chico si es que tenemos en mente la “maldición Moonlight” que es el principal temor de los productores y guionistas.  Después de 4 temporadas y mucho drama alrededor, Castle y Beckett tuvieron una noche salvaje de “hot sex” y para beneplácito de los espectadores, no habrá “salto en el tiempo”, por lo que podremos ver qué pasó la mañana siguiente. No se trata de sólo una noche, este es el principio de una relación que está categorizada como “complicada”.

Poster de la quinta temporada... Oh, el amor.

Como dice mi amigo Daniel, la relación con Castle se ha convertido en la prioridad de Beckett, pero no podemos olvidar que aun tiene obstáculos, empezando por ellos mismos. ¿Cuánto le costó a Beckett admitir sus sentimientos? ¿Y el comportamiento infantil de Castle cuando se enteró que Beckett sabía lo que sentía? ¿Todo eso seguirá en el pasado? La penúltima escena, luego de enfrentarse a la muerte, Beckett se dirige al departamento de Castle para pedirle perdón, dejando al lado el caso de su madre para permitirse disfrutar del amor fue simplemente perfecta con una banda sonora que le caía como anillo al dedo “In my veins” de Andrew Bells aunque también hay que decir que el Sr. Castle se hizo de rogar por un momento que nos amargo por unos segundos antes de por fin ceder al amor. Sin embargo, esta felicidad podría verse opacada por el otro cliffhanger que pone en peligro la vida de ambos.


El enemigo y el angel guardián

En el mundo de las series no se puede ser “feliz”, por lo menos no en todo un capítulo. Los productores que ya lanzaron la primera promo de la quinta temporada juegan con la idea de que tal vez juntarlos sea el peor error de sus vidas, pero no somos tan tontos, obviamente se refieren al caso (por favor). Sea como sea, el francotirador (representante/sicario de la mente detrás del asesinato de Johana Beckett) quiere aniquilar al Sr. Smith y con eso, adiós a la protección de Beckett.  


Y como ya hemos visto, en “Always”, este tipo derrotó a Beckett con suma facilidad encima del edificio.

Pero tampoco hay que olvidarnos que Rick tiene un "ángel guardián". Su dichoso y ausente padre, hace unos capítulos Sofia Turner nos revelaba que el tipo era un agente de la CIA, así que todavía no hay que olvidarnos de esa historia que podría continuar.  Por el momento, sólo nos queda esperar el estreno de la quinta temporada el 24 de setiembre. Si bien es cierto no todo es felicidad en las series, “After the Storm” promete una espectacular nueva temporada.  Desde ya yo soy feliz porque Beckett y Castle ya están. ¿Ven? No era tan difícil juntarlos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario