miércoles, 29 de agosto de 2012

¿La política aburrida? Series que comprueban lo contrario...




11.- The Kennedys

La polémica miniserie de la archifamosa familia Kennedy no fue tan extraordinaria ni llamativa si no fuera porque la propia familia hizo todo un escándalo tratando de emitir su transmisión. Lo vuelvo a repetir, The Kennedys no fue gran cosa, aunque se supone que iban a mostrar el “lado oscuro” de la familia, la verdad es que la terrible actuación de Katie Holmes y Greg Kinnear opacaba el resto del trama.

10.- Kings

En el 2009, la NBC trató de darnos una versión moderna del Rey David, no funcionó y fue cancelado después de 13 episodios. Era protagonizado por Christopher Egan y contaba también con un joven Sebastian Stan. 

9.- Jack & Bobby

La desaparecida WB puso al aire “Jack & Bobby” en el 2004, ¿una serie política juvenil? Hay que recordar que la WB, actualmente es la CW, un canal que no se distingue por sus brillantes series, sin embargo, Jack & Bobby era una de las pocas que podrían entrar en esa categoría. Con un nombre tan emblemático y asociado a la política, Jack & Bobby tenía una premisa intrigante, uno de estos dos hermanos llegaría a ser uno de los mejores presidentes de Estados Unidos, influencias principalmente, por la madre de ellos.

8.- Spin City

Esta exitosa sitcom duró 6 años y seguía la vida del equipo de gobierno de ayuntamiento de Nueva York. Pese a sus cambios de protagonistas, primero Michael J Fox, quien se retiró por sufrir de la enfermedad de Parkinson pasándole la batuta a Charlie Sheen, Spin City presentó un humor inteligente y ácido que les gustaba tanto al público como a los críticos.

7- Veep

Protagonizado por Julia Louis Dreyfus como Selina Meyer, una senadora que acepta el cargo de vicepresidenta de los Estados Unidos. La serie se estrenó en HBO este abril con buenas críticas, especialmente por la actuación de la ex Elaine de Seinfield, quien no se aleja de la comicidad. Incluso esta nueva serie ya ha sido nominada como mejor comedia y  Dreysfus podría volver a tener la oportunidad de ganar como mejor actriz en una comedia.

6.- Commander in Chief

En el mundo ficticio, Elaine Barrish tiene un gran chance de ser la próxima presidente de EEUU, sin embargo, esta serie nos presentó a Mackenzie Allen como la primera mujer presidente del país americano. Geena Davis le dio vida a Allen, quien de vicepresidente pasó al poder debido al inesperado fallecimiento del presidente. Una guerra de poderes y dramas familiares rodearon Commander in Chief,  una serie que se adelantó a su época, razón por la cual el público no supo apreciarlo lo que llevó a su cancelación después de 18 episodios.

5.- Parks and Recreation

Esta es una comedia extraña con la onda del “falso documental”, protagonizado por Amy Poehler, quien le da vida a Leslie Knope, la encargada del Departamento de Parques y Recreaciones de Pawnee, Indiana. El humor dinámico de Poehler y las situaciones hilarantes debido a su cargo “importante” es la muestra clara que la política puede ser un chiste cruel.

4.- Homeland

La serie revelación del 2011 es más un thriller de suspenso pero también cuenta con una poderosa cuota política. Sobre todo mostrando el “cómo” se quiere utilizar el regreso de Brody para reclutar más soldados e incrementar la popularidad del gobierno. Aunque lo más seguro es que la próxima temporada con Brody como Senador, la política estará más presente. Damian Lewis y Claire Danes  son las figuras principales de la mejor serie del año pasado.

3.- Boss

El retorno a la pantalla chica de Kelsey Grammer se dio a lo grande, pues, lo hizo en un drama político con el rol de Tom Kane, el alcalde de Chicago que sufre de una enfermedad degenerativa y pese a eso, se resiste a alejarse del poder. La actuación magistral de Grammer hizo que nos olvidáramos de completo al fantasma de Frasier.

2.- The West Wing

Esta series es una de las series más representativas de Estados Unidos y fue creada en el 99 por Aaron Sorkin, contando además, con un elenco de lujo encabezado por Martin Sheen y Stockard Channing como el presidente y su primera dama. Después de 7 años, múltiples premios y excelentes guiones que (casi) nunca decayeron, el despacho Oval de la Casa Blanca dijo adiós.

1.- Political Animals

Sigourney Weaver es la figura principal de esta serie política y como tal, se roba todo el show con su interpretación de la correcta y ultra patriota Elaine Barrish, ex primera dama y actual secretaria de Estado con una familia problemática. Esta miniserie tuvo 6 episodios en los que se abordó la política desde la perspectiva de Elaine. Dejando a lado la controversia y el parentesco con la vida real de Hilary Clinton, la serie por sí mismo comprobó que no es necesario la polémica si se tiene un buen guión.

Mención honorable: The Wire

La tercera temporada de The Wire se centró en el mundo político donde la lucha por el poder es una batalla constante. De las 5 temporadas que tuvo esta exitosa serie que se transmitía por HBO, la tercera ha sido descrita como una de las mejores de la televisión. Incluso el premio nobel de literatura, Mario Vargas Llosa, se refirió a ella en una de sus columnas (Los dioses indiferentes),  elogiando el guión y la producción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario