jueves, 23 de junio de 2011

La perfecta historia de amor sin un final

Pushing Daisies, titulado Criando malvas en español, es una comedia dramática que tuvo la mala suerte de ser cancelada en su segunda temporada. La serie estaba producida por Warner Bros y muy probablemente, sea la segunda historia de amor más trágica que he visto pero también es la perfecta historia de amor sin un final (no feliz, no triste, simplemente sin un final). El programa estaba desarrollado en un mundo muy parecido al de “Charlie y la Fabrica de Chocolate”, también contaba con un narrador que relataba la historia cual si fuera un cuento de hadas forense. De hecho, incluso la escenografía junto a los elementos increíbles (muchos surreales y coloridos) cumplían noblemente con la premisa de ser un cuento moderno contado como los antiguos.


Pushing Daisies duró 2 temporadas contando con 22 episodios en total.


El pastelero

El protagonista era el “pastelero” Ned, propietario de The Pie Hole, un joven solitario y tímido que cuenta con un extraño don que consiste en devolverle la vida a los muertos con el simple toque de su dedo, sin embargo, como decía el Hombre Añara, su don también era su maldición, pues si vuelve a tocar a la persona por segunda vez, la persona muere para siempre. Además, si revivía a alguien y los dejaba vivir por más de sesenta segundos, otra persona debía morir en su lugar como una suerte de compensación cósmica. Esta extraña virtud/maldición de Ned, lo llevó a perder dos veces a su madre y a matar accidentalmente al padre del amor de su vida. Estas pérdidas ocasionaron muchos traumas en el niño que fue mandando a un internado.


Lee Pace fue el encargado de darle vida al melancólico Ned


El pequeño Ned comenzó a hacer tartas, de tal modo que se sentía más cerca de su madre, de quien heredó la destreza en la preparación de dichos dulces. Desde niño, Ned siempre sintió una gran soledad, no tenía muchos amigos, solo tenía a Digby, su perro pero tampoco podía tocarlo ya que fue el primer ser al que devolvió a la vida después de que el can fuera atropellado por un camión. Ya de adultos, Ned consiguió un grupo conformado por el detective privado Emerson Cod y la camarera Olive Snook. El detective se alió con Ned cuando descubrió sus poderes, aunque a veces pareciera que solo le importa el negocio que tiene con el pastelero, también se puede apreciar que siente un cariño por él. Por su lado, Olive vive desesperanzadamente enamorada de Ned, pero se conforma con solo ser su amiga.

La niña llamada Chuck

En realidad su nombre es Charlotte Charles pero Ned siempre la llamó "Chuck". Ella fue, es y será el primer y único amor del pastelero. Los dos se besaron solo una vez (siendo el primer beso de ambos) después del entierro de su padre por un lado y de la madre de Ned, por el otro. La niña fue criada por sus tías cuando su padre falleció accidentalmente después de que Ned revivió a su madre.


Chuck es interpretada por la actriz inglesa Anna Friel


De joven fue cridada en la casa de sus tías y aprovechó la gran biblioteca que tenían para aumentar sus conocimientos. De un momento a otro, toma la decisión de irse de viaje, conocer el mundo verdadero y compra un paquete turístico en un crucero a Haití, pero es asesinada y su cuerpo arrojado al mar.

La perfecta historia de amor

Ned y Chuck no se habían visto desde que eran niños, para ser más precisos, desde el día de su primer beso. El tiempo pasó, Ned vivía su vida encargándose de The Pie Hole cuando una nota en la televisión le llama la atención: habían encontrado el cuerpo de una joven mujer en el mar, a la fallecida se le llamaba “la turista sola” y su familia ofrecía dinero para quien lograra resolver su asesinato. Emerson olió la oportunidad de hacer un negocio fácil, entonces, llevo a Ned al velorio. El plan era que Ned despertará a la turista sola le preguntará quién la mató para después reclamar la recompensa. Se supone que Ned solo iba a preguntarle a Chuck quién fue su verdugo pero no quería volver a perderla así que la dejó con vida pero a cambio no podría volver a tocarla porque si no Chuck moriría para siempre. Consciente de lo que significaría estar cerca de Chuck pero ser incapaz de tocarla, su relación se convierte en un motivo de preocupación para el pastelero, pero al mismo tiempo, sentía una gran felicidad abrumadora de volverla a tener en su vida. Los dos, como era obvio, se enamoran.


Ned y Chuck

Su amor era el más puro que podía haber (después de todo, no podían tocarse) pero encuentran un modo de expresar lo que sienten sin llegar a ser físicos. Claro que han tenido sus pequeños conflictos, al principio Ned no le quería contar a Chuck sobre lo que en realidad le pasó a su padre, después de que lo hizo, ella lo perdonó. Ned siempre ha sido reservado y no le gustan los riesgos mientras que Chuck ve en su “segunda vida” una oportunidad de desprenderse de sus miedos y aprovechar al máximo todos los momentos, algo que mortifica a Ned que solo quiere asegurarse de que no esté en peligro.


No hay obstáculos para la felicidad

Cuando uno ve series dramáticas o comedias, la pareja está destinada a sufrir un montón para poder estar juntas y una vez que lo están se encuentran con conflictos que ponen a prueba la fortaleza de su amor pero en Pushing Daisies, a parte del hecho de que no se pueden tocar, los demás obstáculos son resueltos de la manera más humana o sea, conversando, aunque Ned tenga algunos problemas articulando sus pensamientos. Lo importante es que estos dos se aman y no están dispuestos a dejar que los problemas los derroten. En este caso, el contexto alrededor simplemente se desarrolla sin malogran la dinámica relación entre Ned y Chuck, resaltando el humor de las situaciones cómicas en las que se encuentra que los mismos aprietos en sí.


El contexto mágico

Todo el universo en el que se desenvuelve Pushing Daisies está lleno muy bizarro, los personajes son ortodoxos y parecen sacados de una película de Tim Burton, pero son fascinantes, incluso las tías de Chuck, Lily y Vivian, tienen una historia llamativa que explican muy bien su neurosis. Antes, formaban un famoso dúo de natación sincronizada llamado “The Darling Mermaid Darlings” hasta que se vieron obligadas a dejarlos cuando Lily perdió un ojo, razón por la cual siempre lleva un parche, pero la verdad es que Lily dejó de nadar cuando salió embarazada del novio de su hermana, por lo que tuvo que desaparecer un tiempo, viviendo oculta en un convento donde dio a luz a Chuck, pues sí, ella es la madre verdadera de la niña pero jamás se lo dijo. Lily y Vivian vivieron recluidas en su casa hasta la muerte de Chuck y es que no saben que Ned había revivido a su querida sobrina. Las dos se vuelven adictas a las tartas que Chuck les envía en secreto preparadas con remedios homeopáticos para ayudarlas a vencer la depresión. Olive es la encargada de darles las tartas y de conocer el secreto mejor guardado de Lily. Interpretada por Kristin Chenoweth, Olive es un gran personaje que llega a ganarse el cariño de todos, hasta de su supuesta enemiga Chuck pues, está enamorada de Ned al igual que ella. Junto a las tías de Chuck, Olive también no sabe sobre el poder de Ned por lo que piensa que Chuck fingió su propia muerte para alejarse de sus tías, aunque nunca llega a saberlo ayuda a Ned, Emerson y a Chuck a resolver los casos de asesinatos que se les presentan.



Kirstin Chenoweth también mostró su talento vocal cantando en Pushing Daisies.

El final

Si no haz visto la serie y no quieres saber el final, mejor no leas lo siguiente.

La serie tuvo un final muy abierto que dejó a muchos decepcionados ya que no se dio resolución a ninguno de los conflictos primarios, más se sintió como un final de temporada pero no la conclusión de Pushing Daisies. Después de darse cuenta de Chuck merecía tener una relación real con su verdadera familia, Ned decide contarles la verdad a las tías de Chuck y dejar que su amada se reencuentre con ellas. Por otro lado, Vivian llega a saber que Chuck es la hija biológica de Lily con Charles Charles lo que ocasiona un gran problema con su hermana. Esto puede ser pasable pero jamás llegaremos a saber qué pasó con Ned y Chuck después de su presentación frente a las tías.



Una creativa y totalmente cool de besar a alguien a quien no puedes tocar, simplemente utiliza un pedazo de plástico.


La serie era única en combinar el misterio, la magia, el humor negro y el romanticismo, realmente es una lástima que haya sido cancelada pero da más pena saber que la perfecta historia de amor no tiene un final en lo absoluto (aunque muchos pueden decir que quedaron juntos y eso basto). Pese a todo, hay que darle crédito a Pushing Daisies que mostró que Gilmore Girl no son los únicos que pueden hablar rápido, también confirmó el verdadero amor en su forma más anómala y pura aunque no cuente con un final decente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario