viernes, 25 de mayo de 2018

Black: Un culebrón sobrenatural que vale la pena

Una amiga me recomendó la serie coreana “Black”, que está en Netflix, porque sabía que la mitología me llamaría la atención: se trata de una “parca”, un ser sobrenatural que dirige a las almas al otro mundo, que se ve obligado a experimentar el mundo terrenal mientras está buscando otra “parca” que escapado del otro mundo. La “parca 444” se adueña del cuerpo del detective Han Moon-gang (Song Seung-heon) y aunque no quiere salvar a nadie con la ayuda de Kang Ha-ram (Go Ara), quien tiene la habilidad de advertir la muerte, termina -como era de esperarse- enamorándose y salvando a todos los que puede. 



 La serie toma un tiempo en agarrar ritmo pero a partir del tercer episodio, que es donde explican en la mitología fantasiosa del inframundo, ya ha generado la suficiente curiosidad como para quedarte y al final vale la pena porque es una mezcla extraña de varios géneros que a veces se toma en serio y otra no. A medida que “Black” va avanzando comienza a caer en aparentes “deus ex machina”, personaje X llega justo en el momento correcto, pero después vemos el lado de la historia del personaje X y cómo es que ha llegado a ese momento. Entonces, resulta que no solo todo tiene una explicación lógica, sino que todo está conectado. Esta forma de “sobreexplicar” podría sentirse repetitiva y ciertamente lo es, después de un par de veces de ver ese truco, ya esperas que suceda, no obstante, aun logra sorprender porque esos momentos claves de la historia (la muerte del padre de Ha-ram, la búsqueda de la cinta y la muerte del propio Moon-gang) son solo una pieza en un enorme mosaico que termina de completado con cuando conocemos la perspectiva de todos los involucrados. En ese sentido, la serie toma la decisión deliberada de recomponer el pasado mientras va entrelazando tragedias que son producto de secretos oscuros que involucran la corrupción y el abuso de poder. De ese modo, pese a ser una serie con seres sobrenaturales, se siente real porque los malos no son las “parcas” sino los humanos. 


 El mejor episodio de la serie es el tercer capítulo. 

 Uno de los problemas de “Black” es que tiene un mal tino para terminar una escena dramática con algo de comedia. Hace esto con la intención de aliviar la tensión, pero solo funciona cuando se trata de una escena romántica porque como la "parca 444" se resiste a cualquier emoción humana entonces, verlo reaccionar ante algo es gracioso. Lamentablemente, este recurso se siente como un mal "punch line" cuando se minimiza una revelación impactante. 


 Las parcas amigas de la "Parca 444" le ponen el nombre "Black" porque su historia se parece a la de "Conoces a Joe Black". 

 Lo más llamativo de la serie es la mitología de las "parcas" y de la propia muerte. Según lo narrado en el tercer capítulo, hay dos tipos de "parcas"; las que son descendientes de otras parcas y los humanos que se suicidaron que tienen como castigo ser "parcas". Sin embargo, hay un tercer tipo de "parcas", son almas atrapadas cuya muerte no han tenido resolución ni cierre. Uno de los sucesos principales en la serie es el colapso de un centro comercial que fue mal construido y entre las múltiples víctimas se encuentra una "parca" que termina siendo amigo de la "Parca 444". Sin entrar en spoilers, la verdadera identidad de la "Parca 444" también es inquietante y triste. 


En los últimos episodios, se revela que uno de los castigos más tortuosos para las "parcas" es que nadie te recuerde. Con este dato, el final se escribe solo. Personalmente, creo que la conclusión pudo ser más esperanzadora, aunque considerando todas las tragedias que vimos donde nadie obtiene su final feliz, supongo que terminar en una nota melancólica es como un consuelo. En los créditos finales, hay una claqueta que revela que eventos reales inspiraron a la serie y este detalle hace de la serie mucho más significativa y emotiva. Sin duda, “Black” es una de las producciones más originales que he visto en mucho tiempo y es altamente recomendable para quien le guste los thrillers sobrenaturales con harto sentimentalismo.



La canción de Moon y Ha-ram produce el mismo efecto de "Recuerdame" de Coco tras escucharla tantas veces en la serie.

PD: Para los que han visto Black, si al final el castigo de Kim Joon es que nunca existió y Ha-ram tiene una nueva vida feliz porque ya no ve sombras. ¿Eso significa que nadie salvó a Yoon Soo-wan? Si es así, ese final es feliz para Ha-ram pero triste para Yoon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario