domingo, 12 de noviembre de 2017

Balance de la tercera temporada de #ElMinisteriodelTiempo

"El Ministerio del Tiempo" es una de las mejores series de ciencia ficción, sin embargo, en su tercera temporada, la irregularidad ha sido lo más constante en sus episodios y en su transmisión (TVE partió la temporada en dos y les cambió de horario). De sus 13 capítulos, la mitad son buenos, un par son muy buenos y el resto pueden entrar en la categoría del olvido que ni si quiera el cameo de personajes históricos pudieron salvar la historia. 



El Ministerio del Tiempo aprueba su tercera temporada

Dejando de lado los problemas tras bambalinas de la producción, siento que si le tengo que poner una nota a la tercera temporada de "El Ministerio del Tiempo" aprueba en un promedio general. Quizás estoy siendo muy exigente pero esperaba más sobre todo considerando que terminaron su segunda temporada en una nota alta y, considerando que la misma serie ha cambiado el juego en el mundo de la televisión española por haber puesto de moda la cultura. Puede que sea yo, pero a mis ojos el año pasado, "El Ministerio del Tiempo" estuvo a la par de varias series americanas e incluso siempre he dicho que “Legends of Tomorrow” es "El Ministerio del Tiempo con superhéroes", o sea, esta serie española es mi estandarte para medir otras series sobre viajes en el tiempo. 



Que tal cool es esta serie que le mandó su indirecta directa a Timeless por ser una copia no oficial

Uno de los aspectos que siempre me ha parecido curioso de las series españolas es su duración de una hora y 10 minutos aproximadamente. Cuando los capítulos son buenos, el tiempo no se siente o incluso se queda chico. El problema es que en esta temporada, algunos de los episodios se me hicieron muy pesados, como fueron el caso del "Tiempo de hechizos", el episodio con Gustavo Adolfo Bécquer, y "Tiempo de conquista"


El episodio más flojo fue “Tiempo de conquista” 

En mi crítica anterior escribí que creo que los productores se olvidaron un poco de sus propios protagonistas para priorizar las misiones que tenían como mayor punto de interés los personajes y eventos históricos que aparecerían. Se buscaba impresionar por el simple hecho de impresionar, pero el equipo del ministerio es el corazón de la serie y es por eso que los mejores episodios son el resultado de una combinación de la evolución de los principales personajes con los viajes a épocas interesantes. De ese modo, los mejores episodios de la temporada son "Con el tiempo en los talones" que es un homenaje a Alfred Hitchcock y que a su vez estuvo centrado en el regreso de Pacino (Hugo Silva), "Tiempo de espías" que es la introducción de una joven Lola Mendieta (Macarena García), "Tiempo de esclavos" que es la despedida de Amelia (Aura Garrido), "Tiempo de censura" enfocado en Irene Larra (Cayetana Guillen Cuervo) reencontrándose con su pasado , "Contratiempos" que es la batalla final entre "Los hijos de Padilla" y "El ángel exterminador" en donde el papel de Alonso (Nacho Fresneda) fue esencial y "Entre dos tiempos", un final de temporada que deja un sabor de despedida cuyo objetivo principal era salvar el propio ministerio de la privatización y trivialización. 


El mejor episodio de la temporada es “Entre dos tiempos” 

Puntos flojos 

-El ministerio sin tensión. Desde la abrupta salida de Amelia del ministerio, su ausencia se sintió demasiado. Pese a no ser una serie romántica, por alguna razón, los guionistas prefirieron minimizar por completo la casi relación/conqueteo diplomático entre Amelia y Pacino. Ni si quiera tuvimos una conversación decente sobre ese encuentro que cambió el futuro de Amelia. Cuando Pacino regresó al ministerio ya estaba con otra agente y Amelia pasó los primeros episodios en luto por la muerte de Julián. Siento que había una gran oportunidad para darnos una gran historia que no necesariamente terminara en una relación, pero no se concretó nada. 



-Alonso y su involución. ¿Cuántas veces vamos a ver a Alonso con problemas con las costumbres de una nueva era? Bueno, ya son tres temporadas. Cualquiera pensaría que ya se habría acostumbrado a la idea de no cambiar la historia, pero no. La terquedad de Alonso en ciertos momentos tenía como fin ser el alivio cómico pero a veces se le pasaba la mano y caía demasiado pesado esa postura de ser todo un caballero machista conservador.  



-Los enemigos de la confusión. "El Ministerio del Tiempo" necesitaba tener un enemigo de altura, pero tener dos facciones como los malos de la temporada a veces se prestaba a la confusión. 

-Tantas veces Lola. Desde el principio, Lola se presentó como la némesis más interesante e intrigante de “El Ministerio del Tiempo”, por eso introducirnos a su versión más joven era una interesante propuesta. Pero aAunque sigamos la teoría que estamos en una nueva línea de tiempo, la simple presencia de una joven Lola debería cambiar la historia a no ser que en realidad, Lola terminará siendo como enemiga del ministerio pase lo que pase. Asimismo, una de las teorías más conocidas de Lola es que podría ser la nieta de Amelia, lo que explicaría su extraña conexión con ella, pero la serie nos reveló muy poco de la propia Lola. Para hacer más confusas las cosas, el reencuentro entre las dos Lolas tampoco no nos ofreció respuestas claras respecto a ella. Mientras la joven Lola quiere luchar contra un futuro donde ella es una traidora, la Lola del presento no deja de estar rodeada de un halo de misterio y eso en conjunto deja abierta la posibilidad de que ella ya ha estado en la posición de la joven Lola. De todas formas, las precuelas de Star Wars ya nos enseñó ninguna historia le hará justicia a un enemigo épico así que es mejor que no nos hagamos muchas preguntas y solo disfrutemos de la nueva dinámica de la patrulla. 



¿Qué nos depara el futuro? 

En “Entre dos tiempo”, la patrulla tenía la misión de evitar que la serie “El Ministerio del tiempo” saliera al aire. Luego de boicotear los guiones de esta serie, la patrulla regresa a su tiempo solo para encontrarse que la institución del ministerio del tiempo ya no existe y que en su lugar hay una empresa que ha privatizado los viajes al pasado para hacer turismo. Para solucionar todo este problema, en lugar de viajar al pasado se viaja al futuro y el malo entonces se da cuenta de que solo terminará destruyendo España de continuar en ese camino. Entonces, la patrulla regresa a su presente intacto. Fue una hora y algo más de metatelevisión en su mejor expresión donde incluso hay una crítica a la sociedad donde todo puede convertirse en un espectáculo superficial. 


 El final de la tercera temporada fue un homenaje a la serie y a la televisión española. 

Si “El Ministerio del tiempo” no es renovado, “Entre dos tiempos” quedaría como un final imperfecto, pues, aunque no cierra varias historias, el capitulo ha sido íntimo lleno de referencias y guiños que el fanático siempre va a apreciar. Además, se puede intuir que la patrulla continuará con sus misiones. Y si no es el final, pues, se ha abierto la puerta a un futuro de posibilidades infinitas. 


 También puedes leer: 

-¿Y qué pasó con #ElMinisterioDelTiempo? 
-#ElMinisteriodelTiempo: Rumbo a infinitas posibilidades 
-#ElMinisteriodelTiempo: Lo bueno, lo malo y más freakie de España

No hay comentarios:

Publicar un comentario