sábado, 18 de febrero de 2017

#Legion: El placer de los ojos

Legion es el mejor estreno del año (ya sé que apenas estamos en febrero), de todas formas, a menos que haya otra serie tan bizarra como espectacular, Legion es lo mejor que le podía pasar a la televisión en mucho tiempo. La serie cuenta la historia de David, quien en los cómics es el hijo del Profesor Xavier de X-Men de quien ha heredado varios de sus poderes, no obstante, en la serie no comparte el mismo universo que el de las películas, podríamos decir que es cuasi independiente, ya que se desarrolla en un tiempo difícil de explicar donde hay una especie de guerra fría entre los mutantes y agencias secretas del gobierno. En el caso de David, sus habilidades lo han llevado a creer que está mentalmente enfermo. 



 El aspecto más destacable de Legion es su composición audiovisual; llena de colores, canciones y simetría cerebral, es por medio de estas extrañas secuencias que conocemos la historia de David de una manera no lineal. Los saltos entre escena y escena llena sirven para reflejarnos la inestabilidad mental de David y el caos en el que vive constantemente debido a las voces y las cosas que ve, pero también nos muestra que David no es un narrador en el que podemos confiar ya que su perspectiva no es subjetiva y está congestionada por sentimientos, entonces, no sabemos que es real y que no lo es. Después de ver el primer episodio completo recién tenemos una idea clara de las dos historias principales de Legion; David va a luchar dos batallas, una interna en donde tendrá que aprender a controlar sus poderes y la otra externa en donde se enfrentará a la “División”, un grupo que quiere controlar y matar a los mutantes. 



 Paralelamente tenemos la clásica historia de amor; dos pacientes, David y Syd, se conocen en un instituto de salud mental, se “enamoran” pero el chico sufre de esquizofrenia y la chica no quiere que la toquen porque al hacerlo intercambia de cuerpo. El chico la besa de todas formas y los dos intercambian cuerpos. La chica desaparece del instituto, el chico la busca y termina secuestrado por la “Division”. Finalmente, la chica salva al chico y le revela que es parte de parte de un grupo de mutantes que están luchando por sobrevivir a una guerra que se avecina. 



Ahora enfoquémonos un poco en lo psicodélico de la serie; audiovisualmente Legion es un placer para los ojos. Las escenas están minuciosamente compuestas por colores. El principal color al cual debemos estar atentos es el rojo ya que este color está siendo asociado con sentimientos negativos que han sucedido en la vida de David. Del mismo modo, “el diablo de los ojos amarillos” aparece a menudo en los recuerdos de David, aunque no se sabe si se trata de una expresión de sus miedos o si existe en realidad. Por su parte, en los momentos más estables de David las escenas son más limpias y con colores más vívidos. Por su parte, en las escenas que David comparte con Syd, la iluminación se centra más en ella y la música de fondo junto a los escenarios donde está la pareja resalta colores como el azul y el amarrillo lo que crea una especie de ilusión óptica. Esto tiene sentido más adelante porque David realmente no conoce a Syd y aun así se ha enamorado de ella, o mejor dicho se enamorado de la ilusión de lo que cree es Syd. 

http://damienchazelle.tumblr.com/post/157257450800/im-insane-you-idiot-this-is-my-delusion


Los colores son importantes no solo por la estética sino también porque existe una psicología del color; los colores evocan sentimientos. Por ejemplo, el rojo es el color de las pasiones; del odio y del amor, de la alegría y del peligro. En Legion, el rojo es usado para advertir de peligro y para resaltar el miedo. Asimismo, antes de que David nos explique que intercambio cuerpos con Syd; toda la composición ya nos advertía lo que había sucedido. En ese sentido, puede parecer que la composición y la edición carecen de una lógica y de un orden, pero emocionalmente hablando tienen mucho sentido y eso es lo que hace extraordinaria a Legion. El primer episodio se desmarca de otras series del mismo género, es original y único en su naturaleza, es un extraño experimento que obviamente confunde pero que al final del episodio se ordena o por lo menos deja ver con cierta claridad el camino dónde está el personaje principal. Legion solo tendrá 8 episodios en su primera temporada por lo que es más que recomendable ya que se no perderá el tiempo en absurdos episodios de rellenos, irá al grano, además, de ser audiovisualmente asombrosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario