martes, 10 de diciembre de 2013

Había una vez una Regina

Como es la magia de la televisión, ¿no? ¿Quién diría que la Reina Mala de Once upon a time tendría tantos adeptos? Personalmente, me gusta pensar en Regina Mills como la versión femenina de Dexter Morgan. Pues así como nos enamorarnos de un asesino en serie, ahora nos encanta la Reina Mala, aunque como lo dijo Regina una vez, ella siempre fue la “Reina” fueron los demás quienes añadieron “Mala”.


Lana Parrilla le da vida a Regina Mills/The Evil Queen
Regina, la antiheroína de Once Upon a Time.
Del mismo modo en que la carisma de Michael C. Hall y la evolución de su personaje nos hizo “comprender” a Dexter hasta el punto de apoyarlo y justificar sus incorrectas acciones, el talento y ángel nato de Lana Parrilla nos muestra que Regina es un personaje complejo que no puede ser encasillada simplemente como la “Reina Mala”. De hecho, el mundo no es negro ni blanco, hay matices, y eso es exactamente lo que podemos ver en Regina gracias a las dimensiones y las capas emocionales que Parrilla logra expresar con su actuación. Por supuesto, hay una lista larga de sus acciones que pueden ser considerados como crueles e inhumanos pero también hay una serie de acontecimientos que llevaron a Regina a terminar como la Reina Mala. Desde la muerte de Daniel hasta el propio asesinato de Cora a manos de Snow.

Regina perdió a Daniel, amor de su vida; dos veces. 
Ese es uno de los problemas con los guionistas de Once Upon a Time, la doble moral de sus acciones. Todos perdonan fácilmente a Snow porque mató a Cora, y olvidan las malas acciones que también cometió Rumple, mucho más crueles que las que hizo Regina, pero cuando se trata de Regina, su redención no significa necesariamente aceptación. Y esto sólo parece darse con Regina; incluso ahora, todos ven  o todos ven a Hook como un héroe después de volver de Neverland, ¿pero qué realmente hizo Hook por Henry? (por Henry, no por Charming o Neal) ¿cuál fue el papel de Hook en el rescate de Henry, además de poner su barco? Nada. El tipo estaba más interesado en Emma que en otra cosa.


Hook en cada episodio...


#BadLuckRegina and #foreveralone
En “Save Henry” vimos la mejor actuación del año cortesía de Lana Parrilla. Aunque en el pasado hemos criticado a Once a Upon a Time y sus historias, hay que admitir que esta tercera temporada compensa el bodrio de la segunda y supera en abundancia a la primera. No obstante, la tercera entrega sigue teniendo importantes vacíos e incongruencias. De nuevo, parece que lo único constante es seguir torturando emocionalmente a Regina. Los guionistas usan de manera constante a Regina como una bolsa de arena a la que siguen lanzando golpes. El “amor verdadero” siempre gana, excepto cuando se trata de Regina quien no pudo evitar que Daniel muriera a manos de su madre, sus planes nunca parecen funcionar y después que el bien gana, Regina se queda sola a un lado viendo disfrutar a los demás de su triunfo. Porque  hay que ser sinceros, Regina fue clave para el rescate de Henry, todas las ideas para el salvarlo vinieron de ella y a veces, ni si quiera era necesario su presencia pero sí sus enseñanzas.


y así sucesivamente... (Meme justo y necesario)

Regina priorizó siempre el cuidado de su hijo, aunque no siempre de la mejor manera. Ya sabemos que con los antecedentes que tiene, Regina no sabe cómo amar muy bien que digamos. Tal vez sea la propia Regina quien no se perdona así misma por las cosas que ha hecho, porque que no se arrepienta de sus acciones, no significa que se sienta bien respecto a ellas.  En “Save Henry” y en “The New Neverland” volvimos a ver el lado más vulnerable de Regina. Una vez más, Parrilla transparentó los sentimientos de Regina y el público pudo saber que todo lo que ella quiere es aceptada y querida por su hijo.  


Y quien no sintió pena al ver que todos tenían quien los abrece a su regreso a StoryBrooke menos Regina, no tiene corazón.

Evil versus el mundo

Regina es gran parte del show y si no fuera por ella, Once Upon a Time no seguiría al aire aunque muchos no le den el crédito que se merezca. Lana Parrilla se roba casi todas las escenas en las que está ya sea de Reina Mala o de Regina. El hecho que su personaje no tenga un interés amoroso (bueno, está Robin Hood pero hasta el momento sólo sabemos que están destinados a estar juntos) la hace punto de diferentes ships y razón es simple… Lana Parrilla puede tener química hasta con un árbol. Si bien es cierto, es muy difícil que Parrilla sea nominada al Emmy o que gane alguno por esta serie, su actuación es una de las virtudes de Once Upon a Time. Ni si quiera importa si el trama o los plots sean previsibles y malos o reciclados (nueva maldición), Parrilla siempre dará una interpretación que vale la pena ver.


Tinkerbell: La primera Outlaw Queen fan.

PD: No es que Hook me caiga mal, sólo que extraño al Hook de la segunda temporada y no al patético Hook sin dignidad que se muere por Emma.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario