jueves, 19 de junio de 2014

Faking it: ¿increíblemente ofensiva o valientemente revolucionadora?



¿Se acuerdan de esa serie en los 80’s donde estos dos tíos tenían que disfrazarse de mujeres para vivir en un edificio porque no aceptaban hombres? Oh, boy… cómo los tiempos han cambiando. Ahora, la premisa de Faking it es parecida, solo que en vez de disfrazarse, las dos protagonistas pretenden ser “lesbianas”, lo que las vuelve populares en la secundaria. En realidad, todo esto nace de un error cortesía de Shane (Michael Willett), que erróneamente piensa que Karma (Katie Stevens) y Amy (Rita Volk) son pareja, pero bueno de algún modo MTV tenía que ingeniárselas para darle forma a su historia.

 Preferimos que Mtv haga series que realities, es mejor para la salud mental.

Faking it es más profundo de lo que imaginamos

Si bien es cierto, la premisa de la serie, los convierte en punto de las críticas, porque es simplemente ofensivo que dos personas pretendan ser algo que no lo son, solamente con el objetivo de populares.  El piloto termina con un giro que pone a la superficialidad a un lado y aborda un tema serio con el cual los adolescentes han luchado por décadas: el descubrimiento de la sexualidad.  No en serio, aunque esta comedia de situaciones no se va convertir en un dramón, tiene sus momentos de suma seriedad, bueno, no tanto… sigue siendo MTV.


Finn style: Shane sacó del closet a Amy y Karma sin tomar en cuenta a nadie.

Después de que Shane, el chico popular y gay (Y ADVERTENCIA: no intentar esto en casa) “saca del clóset” a Amy y Karma, lo que las convierte en un instantáneo fenómeno porque aparentemente estudian en la secundaria más tolerantes del planeta, y sus familias están completamente bien y aunque no lo estén terminan igual aceptando su nuevo “estatus”, es donde comienza toda la diversión. Amy se da cuenta de que siente algo más que una simple amistad por Karma, entonces, las cosas se vuelven hilarantes pero no importa porque esto se desarrolla con naturalidad.  Y ya saben cómo es…  Amy quiere a Karma, Karma está enamorada del tipo popular, Liam (Gregg Sulkin), y los guionistas intentan que Liam sea un personaje complicado pero solo termina siendo el eye candy de la serie.


Liam: solo porque tu personaje tenga problemas familiares y un amigo gay no significa que sea interesante.

Faking it no tan profundo después de pensarlo mejor

El personaje más interesante de la serie es Amy, y como ya hemos dicho, el hecho de que está enamorada de su mejor amiga y tienen que pretender ser pareja de ella ocultando lo que siente es lo que ocasiona las situaciones incomodas y pone la gracia en las bromas, pero aparte de eso, el show no tiene algo más que destacar. Hay empatía con Amy, porque todos hemos estado en sus zapatos y me refiero al hecho de que nos hemos enamorado alguna vez, pero porque no era oportuno o por miedo, hemos ocultado ese sentimiento. 


Además, la actriz Rita Volk tiene un gran carisma pese a que interpreta a uno de los personajes más pesimistas y hipsters de la televisión. 

A diferencia de Amy, Kama comienza siendo un personaje simpático pero cuyas acciones terminan pintándola como una desconsiderada y con una obsesión insana por Liam, por lo al quinto episodio todos estamos hartos de ella. De allí tenemos a la hermanastra de Amy, Lauren, que como Shane mismo lo dice es tan bidimensional que ya parece personaje de Glee. Y hasta el mismo Shane es mismo relegado como solo el mejor amigo de Liam y complice de Amy.



Y obviamente, Liam… que solo es guapo... su mayor conflicto es si su cabello esta despeinado.

Faking it: Nos trollean a todos, a todos…


La primera temporada de Faking it jugó con el triangulo amoroso previsible, claro que Karma no sabía que el triangulo se centraba en ella, y el hecho de que MTV vende a la pareja protagónica llevó a crear falsas expectativas en los televidentes, especialmente a los shippers de Karmy (Karma y Amy). Justo antes de que anunciara la renovación para la segunda temporada, el final de temporada ya había sido filtrado en las redes. Y bueno, si la premisa ya les fastidiaba a algunos, la escena final les cayó como un baldazo de agua fría a otros. Tomaron 4 capítulos para que Amy acepte sus sentimientos y 8 para que se los confiese a Karma... y obvio, no hubo final feliz porque Karma ya estaba secretamente con Liam, aunque después de que Liam se enterara de que Amy y Karma en realidad no eran pareja, decide romper con Karma… y al final, un borracho Liam y una borracha Amy se lían.


No cool guys, no cool at all

Faking it: No es ofensiva ni valiente menos revolucionadora

A todo esto, el showrunner Faking it,Carter Covington, brindó una entrevista donde explicó por qué decidió que Amy se acostara con Liam y sus palabras tiene mucho sentido: 


Es importante que todos se calmen y reconozcan que Amy estaba herida (más herida de lo que había estado), había tomado y estaba molesta. Ella cometió un error, un error que la seguirá la próxima temporada. Mi intensión nunca fue que Amy y liam desarrollaran un romance. (..) Amy todavía no se ha identificado como lesbiana. La gente la identificado como cual. (..) Y quiero que todos lo sepan: ella nunca será heterosexual. No es heterosexual. Ha quedado claro en esta temporada que no es heterosexual por sus sentimientos por Karma. Creo que ahora estamos yendo más allá de Karma. 

La entrevista es muy buena en el aspecto psicológico, Carter conoce a sus personajes, los ha creado, les ha dado vida pero lamentablemente, cuando tienes un show que dura 21 minutos, no puedes plasmar todo lo que quieres.  Y como lo dice el mismo showrunner, todavía falta saber las consecuencias de la confesión de Amy en la amistad de Karmy, del inesperado hook up entre Amy y Liam, y de la reacción de Karma cuando se entere, esto significa que el triangulo amoroso continua. En “lo mejor de la temporada 2013-2014”, coloque a Faking it como la mejor excusa para perder el tiempo porque solo es eso. No necesita un análisis profundo del subtexto, de lo que podemos descifrar como un significado oculto, aunque hemos descubierto que no es totalmente una trivialidad completa, tampoco es un viaje a introspectiva de la vida llena de reflexiones y moralejas. Así que no esperemos mucho, también hay que recordar que todos los personajes son adolescentes, tienen derecho a meter la pata, a comportarse de manera ridículamente irresponsable y egoísta, y si bien dan un mensaje de aceptación, no son el mejor ejemplo de una secundaria americana.  No lidian con problemas como bullying o la discriminación, y sobre todo, su viaje de autodescubrimiento no ha terminado. Otra cosa que hay que destacar es que si bien es cierto Amy es lesbiana, Karma aun no (por lo menos todavía) y también existe un chance de que no lo sea y eso también está bien, tal vez Amy no necesite quedarse con ella para ser feliz. En conclusión, Faking it es una serie bizarra de 21 minutos donde podrás reírte con facilidad, pero no esperemos mucho, mejores series ya me han decepcionado, así que no le tengo mucha fe, la próxima temporada será más de lo mismo… y supongo que la moraleja en toda la historia es que hombres, mujeres, homosexuales, somos todos iguales… 


Y sí, todos podemos caer en el friendzone
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario