sábado, 11 de junio de 2016

De Annie Wilkes a William Miller

El 5 de junio, el productor de Arrow, Marc Guggenheim,  tuiteó un artículo titulado “El fandom estároto” escrito por Devin Faraci para Brithmoviesdeath, en el mismo el autor reflexiona sobre el comportamiento del “fandom” ante diversos proyectos e incluso hace una analogía entre el “frandom” y Annie Wilkes, la protagonista de Misery, que tras secuestrar y torturar al escritor Paul Sheldon consigue cambiar la historia de la protagonista de su novela favorita Misery Chastain.  Si bien, es descabellado pensar en que alguien podría asumir el rol de Annie en la vida real, las redes sociales también sirve para acosar y hasta torturar psicológicamente a productores y actores. Si no fuera porque el mismo Guggenheim publicó esta nota, ni si quiera me hubiera enterado de su existencia, pero parece lógico, Faraci habla de parte del acoso en las redes y estamos hablando de un hombre que recibe todo tipo de mensajes y amenazas por Arrow, Olicity y por “matar a Laurel”.


En su atrevida nota, Faraci se enfoca más en la reacción ante el giro “hail hydra” del Capitán América, la crítica ante la nueva película de Ghostbuster por estar conformado por un elenco femenino y el hash tag que pide que Elsa de Frozen tenga una novia en la secuela.

¿Por qué tanto “odio”?

No voy a mentir. En múltiples oportunidades ha participado del HT #Stoponceuponahook, ha dado mi opinión sobre lo que los productores y guionistas deben hacer con ciertas historias o con ciertos personajes, he insultado a los canales por cancelar mi serie favorita y me he quejado abiertamente cuando algo no me gusta. ¿Qué no he hecho? Dirigirme directamente con los productores de los programas o a los actores, no estoy diciendo que quien lo haga está mal, las redes permiten el intercambio de ideas entre dos o más personas, solo que para mí es una pérdida de tiempo porque no puedes cambiarle la opinión a alguien con 140 caracteres y además, ya que las redes sociales son libres, cualquiera puede entrar en tu conversación y retorcer tus palabras.  Y hemos visto múltiples casos de diversas peleas en twitter y esto no solo sucede en el mundo del entretenimiento, por lo general, hay demasiada toxicidad y agresividad.


La creadora y productora de The Vampires Diares, Julia Plec, varias veces se ha pronunciando en contra del bullying en el fandom.

Recuerdo que una de mis primera criticas en Twitter fue a Glee y obtuve una respuesta de un desconocido preguntándome “por qué tanto odio” como si odiara a Glee. La crítica no es odio. Hay crítica constructiva y destructiva – me gustaría pensar que la mayoría de veces, mi crítica es constructiva –pero la crítica per se  es una expresión de una emoción. Significa que esa serie, película, canción o comic logró sacarme algún tipo de emoción y quiero de vuelta esa emoción. Yo no veo series para lastimarme emocionalmente, si no me gusta algo, simplemente lo dejo de ver. Me quejo por 5 minutos en Twitter o Facebook y después continúo con mi vida. Pero existe quienes hacen lo contrario, se empecinan en una campaña de destrucción hacia determinado punto. Entonces, el fanatismo al extremo es el verdadero problema.


Disfruta los fandoms, no los malogres

¿Twitter is the new Annie Wilkes?

Dentro de las muchas polémicas en el mundo de la serie; matar a un personaje es la más importante ya que debería representar un gran giro en la narración. En la actualidad, hay demasiada sensibilidad y apasionamiento alrededor de ciertos personajes que es difícil no sentirse atacado cuando se decide sacrificar a dicho personaje. Esto no es con todas las series y no con todos los canales. Un caso especial es Netflix porque se sale con la suya en tantos niveles. Todos los capítulos están de golpe, así que no hay espacio para reaccionar a tiempo. O sea, te lamentas pero sigues adelante, no hay campaña de “resuciten a XXX”. Lo mismo sucede en “Juego de Tronos” en donde literalmente, cualquiera pueda morir –excepto Snow- en cualquier momento. Pero sí hubo todo un movimiento cuando Laurel murió en Arrow, Lexa en The 100 y más recientemente Root en Person of Interest.


Acción – Reacción. Chris Fisher de Person of Interest, explotó ante los reclamos de un fan por la muerte de Root y recordó que “la verdadera tragedia” es que todos los miembros del equipo de Person of Interest hayan perdido su trabajo por la cancelación de la serie.

En su artículo, Faraci desliza la posibilidad que si Annie Wilkes tuviera Twitter crearía el HT “BringBackMiseryChastainorDie” y conseguiría que sea trending topic. ¿Lograría que la atención se enfoque a esa idea? Sí. ¿Cambiaría el destino de Misery Chastain? Probablemente no.  Pero en la actualidad, sí podría cambiar. La gente se quejó tanto del final de How I met your mother que los productores tuvieron que poner un final alternativo para asegurarse las compras del DVD. Es increíble pero es verdad, los finales de Dexter, How I met your mother y True Blood ocuparon más titulares por la polémica de cómo terminaron. El simple hecho que Deb haya muerto, que Dexter viva aislado, que la madre haya fallecido y aparentemente, Ted regresó con Robin o que Sookie se quede con un completo desconocido provocó que las redes sociales estallaron en indignación y en largas notas explicando por qué estos finales apestas junto a insultos a los actores, productores y guionistas. Y es que How I met your mother más que una conexión con el televidente, logró lo que muchas series han soñado, evocó todo tipo de sentimientos y también nos rompió el corazón por la forma en que acabó. Y realmente no hay una fecha de expiración para superar una traición, el corazón no entiende lógicas pese a que había pistas que la serie terminaría de ese modo. Ojo que si bien las emociones explican el comportamiento de las personas, no justifican los agravios.



Pese a que hubo a quienes sí les gustaron el final –como a mí por ejemplo – Carter Bays anunció un final alternativo después de tres días de lluvias de quejas.

Se solía decir en tono de broma que el internet está en para dos cosas; el porno y las quejas, pero ahora las redes tienen un poder especial. Basta abrir el navegador para ver que siempre habrá más comentarios negativos que positivos en cualquier tema, aunque no todas las criticas reciben la misma atención gracias al control de daños como fue el caso de HIMYM con su final alternativos.  Las redes sociales sirven para el desfogue, para dar a conocer tus puntos de vista y habrá quienes concuerden como quienes no y dentro de esa categoría habrá idiotas que simplemente están presentes para trolear por eso los llaman troll y recuerda: No alimentes a los trolls.


La comparación de ciertos fandoms con Anie Wilkes es tan ofensiva como apropiada. Y solo podemos imaginar cómo hubiera reaccionado Twitter porque Kevin y Winnie no se quedaron juntos o si habría HT pidiéndole a Shakeaspeare que reviva a Romeo y Julieta.

No todos los fans son iguales

Siempre he dicho que no estoy de acuerdo con la campaña vengativa de quienes busquen que The 100 sea cancelado porque “mataron a Lexa”. Creo que en algún momento, este cliché del “síndrome de la lesbiana muerta” iba a causar un punto de quiebre, pero no creo que debemos castigar a todo un equipo por esa decisión. El caso “Lexa” causó mucha discusión y ese debe ser el lado positivo. El simple hecho que ATX haya hecho un panel con guionistas de diversas series para hablar sobre el tema es un gran mérito y el primer paso del cambio y sí, la campaña "LGBT" es la responsable de que se comience a hablar sobre este asunto.


Jane The Virgin y Orphan Black terminaron resucitando a sus “lesbianas muertas” y eso sí que causó una gran sorpresa.


Tampoco metamos a los fans en un mismo saco. Es un curioso mundo el que vivimos ahora mismo. Si no fuera por los fans, no habría habido una película de Veronica Mars. Si no fuera por la buena recepción  –y otros factores, por supuesto – no tendríamos una lluvia de secuelas, reboots y revivals. Hey! Yo no pedí Fuller House, pero allí está. Simplemente, es la época. ¿Cancelaron a tu serie favorita? Ya puedes comenzar una campaña pidiéndole a Netlix, Hulu y otras plataformas que lo resuciten. No todas las campañas tienen logran cumplir su objetivo, pero está bien… aun hay tiempo para insistir. El punto de esta nota es hay dos lados de una moneda, hay Annie Wilkes en varios fandoms pero también podemos encontrar varios Williams Miller (Almost Famous) que pueden admirar el arte de una banda, canción, serie, película pero también ver los defectos en las personas que las realizan. Hay críticas constructivas y destructivas, siempre resaltando que las críticas no son odio, odio es caer en la bajeza del insulto y la intimidación hacia una persona real solo porque no nos gustan sus decisiones sobre personajes ficticios. 

Cualquier crítica es válida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario